Inicio / En forma / Ejercicios / ¡Adiós barriga! 6 ejercicios súper sencillos para conseguir unos abdominales de acero

© iStock
En forma

¡Adiós barriga! 6 ejercicios súper sencillos para conseguir unos abdominales de acero

Margarita Velasco
por Margarita Velasco Publicado en 2 de enero de 2017
778 compartidos

Si quieres entrenar tu abdomen para perder grasa localizada en esa zona porque te acompleja o porque quieres sentirte más saludable, no te preocupes, todo tiene remedio, y con sólo 10 minutos al día lograrás tener un cuerpo tonificado y un vientre plano. Reserva un poquito de tiempo para realizar esta rutina y muy pronto lo notarás. ¡Tú puedes!

El vientre y los glúteos son una parte muy importante de nuestra anatomía, y nos encanta estar a gusto con ellos, sin importar la temporada en la que estemos. Y si además de ahorrar tiempo, quieres motivarte o inspirarte en los cuerpo de algunas de las famosas con los cuerpos más tonificados, o cuyas turgentes posaderas son conocidas por todo el mundo, aquí te dejamos algunas de nuestra selección.

Malena Costa © Getty

Y es que los ejercicios que te vamos a mostrar, sirven para mucho más que para tonificar abdominales... ¡Toma nota!

1. Abdominales compactos

Túmbate boca arriba, con la espalda bien pegada al suelo. A continuación, flexiona tus piernas aproximándolas al máximo a tu tronco, de tal forma que tus pies toquen tus glúteos. Procura mantener los pies de forma perpendicular al suelo. Es importante que ejerzas ese control sobre tus pies, ya que esto ayuda a que mantengas esa zona en tensión.

Cruza los brazos sobre tu pecho, y mantén la cabeza levantada. Ahora que ya tienes la postura, tensa los músculos del abdomen y prepárate para empezar el ejercicio. Es tan sencillo como levantar tu pecho sin perder la postura. Algo así como unos abdominales más intensos. Empieza con tandas de 8, y realiza un par. En cuanto le cojas el tranquillo, se convertirá en uno de tus ejercicios estrella. Combínalo con estos otros y ejercicios y verás resultados enseguida.

2. A los pedales

Colócate como si fueras a hacer abdominales: túmbate boca arriba, con la espalda lo más pegada al suelo posible, los codos lo más abiertos que puedas. A continuación, coloca las piernas flexionadas, formando un ángulo recto, la famosa posición de escuadra. Mantén la planta de los pies recta para ejercer una mayor tensión y recuerda mantener la mirada en un punto fijo del techo. Ahora toca lo más divertido: ¡a pedalear!

Si buscas algunos otros ejercicios como este que combinen abdominales con glúteos y pierna, toma nota de estas ideas...

© iStock

3. Abdominales cruzados

Túmbate boca arriba, coloca tus palmas en tu nuca, y abre bien los codos. Aquí también tienes que procurar mantener los pies planos.

Ahora, dobla la pierna derecha, llevando la rodilla hasta tu vientre. Despega la espalda del suelo, e intenta que el codo izquierdo toque con la rodilla derecha. Después de lograrlo, cambia de pierna y de codo, pero recuerda que siempre deben ser extremidades opuestas.

Repite el ejercicio alternando cada vez un lado, y haz series de 8, durante un par de veces. Una vez lo hayas dominado, podrás hacer más repeticiones.

4. Pierna levantada

Túmbate boca abajo con las piernas estiradas, y coloca las manos sobre tu cabeza, abriendo bien los codos. Ahora, tensa los muslos, y levanta una pierna mientras tomas aire. Después intenta bajar la pierna, pero sin que llegue a tocar el suelo. Mientras bajas la pierna, debes expulsar el aire. En esta ocasión, debes dejar los pies relajados. Es muy importante que durante este ejercicio y sus repeticiones, no levantes la cadera. Éste es un trabajo del núcleo de nuestro cuerpo. Repite esta postura con cada pierna, 10 veces, y ve aumentando conforme la vayas dominando.

Antes de seguir con más ejercicios, es necesario recordar que una alimentación equilibrada es fundamental para un abdomen firme y deshinchado. Si quieres algunos consejos en este sentido, prueba con algunos de estos alimentos ricos en fibra que te ayudarán a tener un vientre perfecto.

5. El puente

Volvemos a estar boca arriba, pero esta vez, debes mantener los brazos pegados al cuerpo. Dobla las rodillas, pero sin despegar los pies del suelo. A continuación, levanta la pelvis hasta conseguir levantar tu cuerpo y que sólo queden pegados al suelo los omóplatos y los brazos. Más o menos, esta figura asemeja a un puente, de ahí su nombre. Sube y baja en tandas de 8.

6. El gato

Colócate a cuatro patas, de tal forma que tu cuerpo forme sólo ángulos rectos. Procura que tus brazos queden paralelos entre sí y que tus piernas también lo hagan. Seguro que ya conoces este ejercicio, pero te será de gran ayuda para reforzar tu vientre, y de paso recolocar tu espalda.

Una vez tengas la postura, con tu espalda recta, mantén tus rodillas y tus manos bien firmes y ancladas al suelo, y ahora procede a arquear tu espalda. Imagina que eres un gato y que erizas tu columna ante cualquier peligro. Tras arquear tu espalda, vuelve a la postura anterior y mantenla recta. Repite el ejercicio en tantas de 10. Mientras lo realizas, es muy importante que mantengas tus abdominales en tensión, y que ellos sean el centro desde el que mueves todo.

¿Te están entrando ganas de entrenar? Aquí te hemos hablado sólo de algunos ejercicios que no te llevarán mucho tiempo y que te ayudarán a tener un vientre y unos glúteos más firmes. Pero por si acaso aún no te sientes muy motivada, no te olvides de que una buena banda sonora siempre ayuda a disfrutar más de cualquier cosa que hagas. Nosotras por nuestra parte, te dejamos algunas de las que más nos gustan para hacer ejercicio.


Y además:
GAP: 8 ejercicios definitivos para conseguir un cuerpo 10 sin salir de casa
Una chica se coloca una cámara en el trasero para ver cuántos hombres lo miran

por Margarita Velasco 778 compartidos

Puede interesarte