Inicio / Maternidad / Embarazo / Estoy embarazada, ¿puedo darme un masaje?

© iStock
Maternidad

Estoy embarazada, ¿puedo darme un masaje?

por Redacción enfemenino Publicado en 27 de febrero de 2017

Durante el embarazo tenemos que prestar atención sobre todo a nuestro bienestar y al del bebé. Todo aquello que contribuya a mejorar nuestra salud durante los meses gestacionales será beneficioso como es el caso de los masajes en embarazadas. La experta nos cuenta cuándo y cómo debemos hacerlos.

Cuando una mujer se queda embaraza le surgen muchas dudas a las que ella sola no sabe dar respuesta.
La mayoría de estas preguntas van asociadas a cómo cuidarse en su nuevo estado, qué es bueno para ella y para su futuro bebé… y qué puede ser perjudicial. Una de las preguntas más frecuentes suele ser si puede o no hacer ciertos ejercicios o darse, por ejemplo, un masaje.

Descubre: Evolución del embarazo

Evolución del embarazo © enfemenino

Sí. La respuesta es sencilla. Una mujer embarazada puede darse un masaje y acudir a la consulta de un fisioterapeuta para relajarse, aliviar dolores… pero siempre debe de confiar en un profesional que conozca su cuerpo y todos los detalles de su embarazo. Por eso, una mujer embarazada suele ir a la consulta de un fisioterapeuta principalmente por varios motivos:

  • Porque tiene problemas de espalda: los cambios de la estructura ósea o muscular provocan frecuentes dolores en la mujer embarazada. Recibir tratamiento y masajes alivia su sufrimiento y además recibe formación en higiene postural, lo que le ayudará a prevenir posibles molestias.
  • Porque busca recibir un masaje perineal: los masajes perineales que son fundamentales. El masaje perineal es complejo y hay que hacerlo bien. Su función es ayudar a que la musculatura del suelo pélvico se encuentre en las mejores condiciones y cuando la mamá se ponga de parto y lo facilite.
  • Porque quiere liberarse de la acumulación de líquidos: otro de los motivos por los que una mujer puede acudir a un profesional es para ayudarles a drenar líquidos y así aliviar, sobre todo, las piernas.

Embed code

Beneficios de los masajes durante el embarazo

  • Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, favoreciendo el descanso por las noches.
  • Mejora la circulación, reduce la inflamación y disminuye el dolor de piernas y espalda.
  • Ayuda a reducir el dolor durante el parto (preparación) y mejorar los resultados.

El éxito de un masaje dependerá de su adaptación máxima al paciente. Cada mujer y cada cuerpo es un mundo y para realizar la mejor sesión posible con la futura mamá, habrá que realizar el mejor diagnóstico posible.

Contenido elaborado en colaboración con la Doctora Flor María Trujillo, Diplomada en Fisioterapia, C.O Osteopático y experta en el cuidado por y para la mujer, y fisioterapia obstétrica.

Y además:
Belly cares: los mejores tratamientos de cabina para embarazadas
10 consejos para estar guapa durante el embarazo

por Redacción enfemenino

Puede interesarte