Inicio / Maternidad / Embarazo / Nacimiento: cómo prepararte para la llegada de tu bebé

© iStock
Maternidad

Nacimiento: cómo prepararte para la llegada de tu bebé

Laura Marcos
por Laura Marcos Publicado en 8 de mayo de 2017
246 compartidos

El nacimiento es un gran acontecimiento, pero también la fuente de muchas dudas. ¿Cómo asegurarme de que se agarra al pecho? ¿Y si no me sube la leche? ¿Cómo debo bañarle? Te contamos todo lo que necesitas para estar 100% preparada para la llegada de tu bebé.

La lactancia, los pañales, la cunita... Son muchas preocupaciones las que surgen al dar a luz. Si eres una madre primeriza es posible que no tengas claros todos los pasos a seguir después del parto. En el hospital te proporcionarán prácticamente todo lo que necesitas, pero es conveniente que estés informada de cómo debes proceder para que la vuelta a casa sea lo más tranquila y normalizada para ti y tu bebé.

Ser madre es una de las experiencias más bellas que vas a experimentar en la vida. ¡Y por ello te ayudamos a estar 100% preparada!

© iStock

Cuidados del bebé

Cuando tu bebé y tu abandonéis el hospital, lo más importante es disponer de una ropita de bebé adecuada al clima. Un gorrito es muy recomendable, "para que el recién nacido no pierda el calor corporal", indica la enfermera y R1 de enfermería obstetrico-ginecológica, María Simón. Las mantitas y las toallas no deben faltar. Las manoplas de bebé, además, son utilizadas por muchas mamás para evitar que los bebés se arañen, dado que durante los primeros 15 días de vida no conviene cortarle las uñas al niño. No obstante, no todos los profesionales lo recomiendan. Para María Simón, "la sensaciones táctiles también son importantes, el niño está experimentando".

Ya en casa, debes tener una buena provisión de pañales. En el hospital es probable que te proporcionen unos cuantos, pero debes saber que la frecuencia con la que tienes que cambiar a tu hijo o hija es muy elevada. Según María Simón, los recién nacidos pueden hacer caca ¡unas 10 veces al día! Y pipí, más o menos cada hora.

En cuanto a la higiene, no te preocupes, no hay que bañar cada día a tu bebé. Además, con cuatro gotitas de jabón en una bañera caliente es suficiente. Además, apunta María Simón, "a no ser que tenga el culito rojo, no es necesario usar crema hidratante".

Si deseas que la llegada de tu bebé sea perfecta y no te falte de nada, durante los meses de embarazo puedes crear la lista de nacimiento en Amazon. En ella puedes introducir todos aquellos productos que consideras que vas a necesitar para tu bebé. Lo bueno de esta lista, es que la puedes dejar abierta y todos aquellos familiares, amigos, compañeros de trabajo que deseen hacerte un regalo, lo podrán realizar a través de esta lista.
Como ves es todo super práctico, pues tu vas a estar segura de recibir lo que necesitas y ellos no se van a volver locos buscando ese detallito para tu bebé.

Registro del nacimiento

El registro del nacimiento debe ser una de tus principales prioridades. Además de ser obligatorio, es necesario para identificar a tu bebé. El registro da fe del nacimiento, por lo tanto, de la existencia de una persona, de su identidad y su filiación. Recuerda que tienes de plazo desde las 24 horas posteriores a su nacimiento hasta 8 días después.

Recuperación tras el parto

La recuperación del parto puede ser más o menos rápida, dependiendo del estado de salud de la mujer o de las complicaciones que puedan haber surgido durante el proceso. Debes tener en cuenta que vas a experimentar un sangrado durante algunas semanas. Por ello, las compresas de algodón han de ser una de tus prioridades. Es importante "que sean de algodón y ecológicas, para que la piel respire", reclaca María Simón. El sangrado abundante puede durar algunos días, pero es posible que sigas sangrando hasta 8 semanas después del parto.

En cuanto a la lactancia, no te preocupes. ¡Deja que la naturaleza actúe! Lo normal es que la leche suba en las primeras 48 horas después del parto, por lo que tendrás leche más o menos el día en el que te darán de alta, dependiendo de cómo haya sido el parto. Procura dar a tu bebé tomas frecuentes. Si piensas darle biberón, hazte con un sacaleches. Mejor que sea eléctrico, según María Simón.

Mientras estés dando el pecho, te será muy útil que uses un sujetador de lactancia, "que no te oprima el pecho, pero a la vez que sujete bien", indica María Simón. Para no mancharte, puede usar unos discos de algodón colocados sobre los pezones. Si manchas mucho, existe una opción: las conchas de lactancia. Este sistema se coloca en los pezones y recoge la leche que estás perdiendo, y te permite recuperarla. También es una buena opción si el algodón te irrita.

Carricoche, cuna, cochelo... Lo demás va llegando poco a poco y es a tu elección. Pero, lo más importante, ya te lo hemos contado. La aventura de ser madre es una experiencia única, haz que no te falte un detalle. ¡Vívela con intensidad!

Y además...
Lactancia materna: todo lo que debes saber
Kit de la lactancia: los imprescindibles que no pueden faltarte durante esta etapa

por Laura Marcos 246 compartidos

Puede interesarte