Inicio / Ocio / Entretenimiento / 10 motivos por los que debes adoptar un perro este verano

Ocio

10 motivos por los que debes adoptar un perro este verano

Sara Alcoceba
por Sara Alcoceba Publicado en 1 de julio de 2016
193 compartidos

El verano es la época del año en la que más perros se abandonan. Las causas del aumento de esto son principalmente dos: termina la época de caza y no encajan en el plan vacacional. Es cierto que en los últimos años el índice de adopciones ha subido, pero todavía no es suficiente. ¿Quieres saber cómo puedes ayudar? ¡Adopta!

Todas las épocas del año son buenas para adoptar un perro, pero en verano es cuando más falta hace. Si estabas sopesando la idea, ¡es el momento de hacerlo! Al adoptar un animal estás salvado dos vidas, la suya y la del perro que todavía está en la calle que puede ocupar su lugar en el refugio. Si estabas pensando añadir un miembro más a la familia, ¿qué mejor manera de hacerlo que dándole un hogar a un perro de la calle? ¡Anímate! Seguro que va a estar tan contento como los animales de estas fotos.

Relacionados: 101 imágenes de animales sonriendo que te alegrarán el día

101 imágenes de animales sonriendo que te alegrarán el día © kelleydigioia vía boredpanda

1. Las protectoras y refugios no dan abasto

La mayoría de los perros que llegan a las protectoras terminan allí sus días y no encuentran un segundo hogar, la gente es más reacia a llevarse un perro adulto y lo que casi todos llegan buscando son cachorros. Los perros adultos y ancianos también merecen una segunda oportunidad. Cuando se va a adoptar una mascota hay que ir con la mentalidad de ayudar a cachorros, a adultos y a ancianos. ¡El que más lo necesite!

2. Has salvado dos vidas

Te estás llevado un perro a casa y le estás dando una segunda oportunidad, pero tal vez en lo que no habías caído es en el perro de la calle que va a ocupar el lugar del que tú te has llevado en la protectora. Estás dando otra oportunidad a dos animales que realmente lo necesitan.

3. Te da seguridad

Un animal de una protectora o refugio ha pasado todos los controles médicos, se garantiza que tienen las vacunas en regla y además están castrados y esterilizados. Al llegar al refugio lo primero que hacen es una revisión médica, se pone un microchip y se llevan a cabo los tratamientos necesarios, muchos de los animales recogidos en la calle llegan en muy malas condiciones.

4. Puedes encontrar a tu compañero perfecto

Hay tantos perros en las protectoras que no solo encontrarás el que mejor se adapta a tus necesidades, sino también el que encaja con tu personalidad. Si eres activo, necesitarás un perro inquieto que esté curioseando, si necesitas tranquilidad, un perro más calmado es tu mejor opción. Los refugios están llenos de perros de toda clase, color y tamaño esperando que llegue alguien como tú y les dé un hogar.

5. Irse de vacaciones ya no es una excusa

Uno de los motivos de abandono o de no querer tener un perro es pensar qué hacer con él cuando quieres irte de viaje. Hay tantas alternativas que esto ya no puede ser una excusa. Si no deseas o no es posible llevar al perro contigo, hay guarderías de animales que cuidan de ellos durante tu ausencia, en caso de que un familiar o un amigo no puedan hacerse cargo de él. ¡Pero también puedes llevarlo contigo! Existen un montón de hoteles y establecimientos ‘pet-friendly’ que admiten animales como un huésped más y están preparados para su llegada. ¡Qué no se quede en casa!

6. Múltiples beneficios psicológicos

Un perro que recibe cariño después de haber pasado por una situación traumática estará eternamente agradecido. Estos animales son fieles por naturaleza, si adoptas un perro está garantizado que tendrás un amigo incondicional de por vida.

7. ¡Ayudan a tu salud!

Por norma general los perros que están en los refugios son más activos, antes de ser adoptados pasan mucho tiempo con otros perros lo que les hace ser más dinámicos. Además tendrás que sacarles a pasear sí o sí, harás más ejercicio y eso beneficiará directamente a tu salud.

8. No hay que pagar grandes cantidades por ellos

Los perros de raza pueden ser muy caros y no son aptos para todos los bolsillos, pero cualquiera puede adquirir una mascota de ‘raza única’, sí, son perros únicos, no va a haber uno igual que el tuyo. Cuando adoptas un perro, tan solo hay que pagar una cuota a la protectora para que siga manteniendo su actividad. ¡Eso sí! Tienes que tener en cuenta que es un ser vivo y va a necesitar una serie de cuidados: la alimentación y el veterinario son gastos que tendrás que cubrir. Si quieres unos descuentos para ayudarte, ¡aquí tienes!

9. Ya conocen las normas de convivencia

Estos perros ya han estado en una casa y, aunque por desgracia han terminado en la calle, no hace falta empezar de cero con ellos a educarles para estar entre cuatro paredes. Aunque en algunos casos es necesario un recordatorio, la mayoría tienen muy buen comportamiento y saben que se hace pis en la calle y que no se arañan los sofás.

10. No colaborarás con las llamadas “fábricas de perros”

Las tiendas de animales obtienen los cachorros de los criaderos, la mayoría de estos tienen a los animales criando sin descanso y en unas condiciones un tanto cuestionables. ¡No fomentes esta forma de negocio! Hay muchos perros sin hogar que necesitan una familia.

Como sabemos que eres una amante de los perros y queremos sacarte una sonrisa, no puedes perderte nuestra selección de los perros más famosos de las redes sociales. ¡Muchos de ellos son adoptados! No te los pierdas.

Relacionados: Las mejores fotos de perros de Instagram

Las mejores fotos de perros de Instagram © ifitwags vía instagram

Esperamos que, como nosotras, te hayas sensibilizado con estos animales que no tienen hogar. Si estás pensando en hacer la familia más grande, ¿qué mejor forma que con un perro? Dar un techo, mucho amor y una segunda oportunidad es muy gratificante. Así que ya sabes, no compres, ¡adopta!

Además:
Test: ¿qué raza de perro va más con tu personalidad?
Las 101 fotos perrunas más tiernas y bonitas de Instagram

por Sara Alcoceba 193 compartidos

Puede interesarte