Inicio / Maternidad / Familia / 'Mom Shaming', la nueva forma sexista de avergonzar a las madres

Maternidad

'Mom Shaming', la nueva forma sexista de avergonzar a las madres

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 24 de mayo de 2016
61 compartidos

Últimamente, las redes sociales la han tomado con ciertas mujeres a las que han tachado de malas madres. Críticas, comentarios negativos e incluso insultos de personas que se creen con derecho a juzgar a los demás. ¿Por qué dicen que estas mujeres son malas madres? ¿Qué ocurre con los hombres? ¿Acaso se oye hablar de los malos padres?

Es una de las consecuencias de exhibir nuestra vida en las redes sociales: que cualquier persona tiene acceso a ella y se cree que eso es motivo suficiente para juzgar. Es lo que últimamente están experimentando en primera persona algunas celebrities, entre ellas modelos, presentadoras o gurús del fitness, quienes han recibido críticas que juzgan desde la manera que tienen de criar a sus hijos, hasta su forma "poco adecuada" de vestir, e incluso critican su irresponsabilidad como madres. ¿En qué se basan? Simple y llanamente en fotografías. Chrissy Teigen, Chontel Duncan o la española Tania Llasera son solo algunas de las mujeres que sufren este ataque de mom shaming.

Chrissy Teigen © Instagram

Este término se puede traducir por algo así como "avergonzar a las madres", y es precisamente lo que muchas personas están haciendo en las redes: criticar a las madres por no comportarse como los demás creen que deberían hacerlo. "Debería darte vergüenza", "¿Cómo te atreves a dejar a tu hija de tan pocas semanas con una canguro e irte a cenar fuera?", "¿Quién prefiere irse a un bar antes que estar con su bebé?" Estos fueron solo alguno de los comentarios que le hicieron a Chrissy Teigen, modelo y mujer del cantante John Legend, cuando ambos se fueron a cenar juntos el mes pasado. Su hija, que nació el 14 abril, quedó al cuidado de una niñera, pero las críticas no se hicieron esperar. La modelo explicó: "Estuvimos fuera solo una hora. Necesitábamos un descanso, salir y compartir tiempo como pareja, pero la gente se enfadó".

Una explicación que ni siquiera es necesaria dar puesto que se trata de su vida privada. Y a pesar de ello, las críticas y los insultos a través de Instagram no cesaron. John Legend intervino expresando su opinión: "Qué curioso que no exista el dad shaming. Cuando los dos salimos a cenar, la vergüenza era de los dos así que no debía recaer solo en Chrissy. Nos la repartiremos". Escribió en Twitter, denunciando así el sexismo que encierra esta situación. ¿Por qué cuando se trata de culpar o criticar la crianza de los hijos la responsabilidad cae siempre sobre la madre?

Mamás fitness, criticadas duramente por su cuerpo

El mom shaming también ha recaído sobre modelos o gurús del fitness, quienes han sido criticadas por su delgadez y porque apenas se nota la huella del embarazo en sus cuerpos. Uno de los últimos casos ha sido el de Hannah Polites, embarazada de seis meses. Su cuerpo, delgado y fibroso, apenas deja intuir el avance de su gestación. Algo, por otro lado, totalmente normal, pues cada mujer es diferente. Sin embargo, en sus fotos de Instagram le han hecho comentarios como "Pobre bebé, come más", "Parece que estás embarazada de un ratón" o, y este último es lamentable, "¿A tu pareja le parece bien que enseñes las tetas en público?", en referencia al escote que la modelo lucía en una de sus fotos. A pesar de que ella se ha defendido alegando que come bien y lleva una vida saludable, siguen juzgándola del mismo modo.

Algo parecido le pasó a Chontel Duncan, una profesora de fitness australiana a la que, como a Hanah Polites, tampoco se le notaba el embarazo de manera exagerada. Le acusaron de no velar por la seguridad de su bebé ni durante el embarazo ni después, pues cuando subió a las redes sociales un selfie de ella y su hijo, algunos se percataron de que la postura no era la más idónea para sostenerle la cabeza al niño. Esto desencadenó un aluvión de comentarios negativos e insultos hacia Chontel, quien explicó que solo había tardado un segundo en hacer la foto y que hasta entonces el pequeño había estado descansando sobre su pecho.

El pasado mes de enero, Ashley Wright, una bailarina de pole dance, mostraba en una foto cómo daba el pecho a su bebé mientras entrenaba, lo que generó también una lluvia de criticas que la acusaron de mala madre.

Otros casos de 'mom shaming'

La modelo Coco Rocha también observó cómo su cuenta de Instagram se llenaba de insultos por darle a su hija de cinco meses un biberón de leche de fórmula. A Kim Kardashian la tacharon de egoísta e irresponsable por estar mirando el móvil mientras su hija se caía al suelo (la cual se encontraba en brazos de su tía y perfectamente atendida) y, sin irnos más lejos, a la presentadora Tania Llasera, también la criticaron duramente, no solo por los kilos que engordó, también por haber llamado José Bowie a su hijo.

Observamos que la lactancia, la crianza de los hijos, el cuerpo de las madres e incluso la elección del nombre de sus hijos está expuesto a juicios y a críticas por parte de los demás. Este mom shaming nos parece, no solo sexista por no incluir un símil que haga referencia a los hombres, sino absurdo y muy triste. Primero porque nadie tiene derecho a meterse en la vida de los demás: cada mujer vive la maternidad como quiere, y solo ella sabe lo que es mejor para su bebé. ¿Por qué estas mamás tienen que dar explicaciones? Y segundo,porque la mayoría de comentarios negativos provienen de otras mujeres. ¿Cómo vamos a terminar con el sexismo si somos nosotras mismas quienes lo promovemos?

Mamás famosas que comparten lo mejor de la maternidad en sus redes sociales:

Relacionados: Mamás famosas en Instagram

Sara Carbonero - Mamás famosas en Instagram © Instagram @saracarbonero


Y además:
10 situaciones divertidas que solo reconocerán los padres primerizos
30 frases que nos recuerdan lo bonito de ser madres

por Cristina Gonzalez 61 compartidos

Puede interesarte