Inicio / Mujer hoy / Sociedad y mujer / Ser gay en Indonesia se paga con latigazos

© gettyimages
Mujer hoy

Ser gay en Indonesia se paga con latigazos

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 23 de mayo de 2017

Hay países en los que el colectivo LGTB es aún muy vulnerable y, no solo no está protegido por la Ley, sino que existen Leyes que les condenan a penas terribles simplemente por su orientación sexual. Esta historia que nos llega de Indonesia nos ha conmovido.

85 latigazos es la pena impuesta a dos jóvenes indonesios por mantener relaciones sexuales. Ambos son hombres y, por desgracia, la homosexualidad está castigada aún en muchos países del mundo con penas tan terribles como esta.

Este horrible acto que va contra todos los derechos fundamentales y el respeto más básico a las personas ha tenido lugar en la conservadora provincia de Aceh. En esta región, la homosexualidad está penada desde que en el año 2014 se aprobasen este tipo de castigos para penar al colectivo LGTB. De hecho, se trata de la única provincia del país en la que la homosexualidad está castigada. Esto se debe a que, aunque la justicia es igual para todos los indonesios, en esta región de mayoría musulmana se aplica la sharia. Los castigos van desde los latigazos hasta los 100 meses de prisión o una multa de un kilo de oro.

La ONG Human Rights Watch exigió a Indonesia liberar a estos hombres que llevan presos desde marzo. A pesar de ello, fueron juzgados y sentenciados con ese cruel castigo de recibir 85 latigazos y ser acusados de sodomía.

Indonésie : Deux hommes condamnés à recevoir 85 coups de fouet pour homosexualité © gettyimages

Lo más trágico de esta noticia es que no se trata de un caso aislado. 73 países alrededor del mundo siguen considerando la homosexualidad un delito. Eso se traduce en que aún hay un país de cada tres en los que declarar abiertamente tu orientación sexual es un peligro. Y, lo que es aún más alarmante, 13 de esos 73 países castigan la homosexualidad con pena de muerte.

Mientras tanto, en países europeos como Francia, Alemania o España, las agresiones a homosexuales han crecido casi un 20% en los últimos años. Y nosotras solo podemos preguntarnos por qué. ¿Por qué resulta tan difícil respetar la libertad sexual de cada persona? ¿Por qué no aceptamos el amor en cualquiera de sus direcciones? Es simple respeto a los seres humanos.

Y además:
Descubre cómo esta modelo andrógina lucha contra los estereotipos de género
La Barbie con hijab: ¿tolerancia religiosa o sumisión de las mujeres?

por Laura Sutil

Puede interesarte