Las mujeres iraníes serán vetadas en la universidad

Publicado por Alicia Miranda Celada
Publicado en 22 de agosto de 2012

Revuelo en la ONU ante la polémica noticia: las mujeres iraníes serán vetadas en la universidad. Las estudiantes femeninas no podrán acceder a 36 universidades en el próximo curso académico. Según ha delcarado la abogada de los derechos humanos y Premio Nobel de la Paz, Shirin Ebadi, es un acto de discriminación sexual cuyo objetivo es la lucha contra la igualdad de los derechos de la mujer. Se pretende reducir la proporción de mujeres estudiantes por debajo del 50% (actualmente está en un 65%).

Kamran Daneshjoo, el ministro de Ciencias y Educación, ha declarado que el 90% de los títulos quedará abierto a ambos sexos y que los cursos de un solo género han sido necesarios para crear un "equilibrio", ya que desde hace años las mujeres iraníes han superado en número a los estudiantes masculinos.

Pero Ebadi no cree que esto sea así. Según palabras de la abogada,

"esta medida es parte de la reciente política de la República Islámica, que intenta devolver a las mujeres a la esfera privada de la casa, ya que no pueden tolerar su presencia en el terreno público. El objetivo es que las mujeres abandonen su posición y las demandas de sus derechos."
Bajo esta nueva política, más de 77 cursos de licenciatura, como arqueología, ingeniería industrial, administración de empresas o literatura inglesa, estarán prohibidos a las mujeres iraníes que deseen estudiar, ya que clérigos de alto rango en el régimen teocrático de Irán se han alarmado por los efectos secundarios sociales que el aumento educativo femenino conlleva.
Otra de las "razones" que han alegado las universidades para tomar esta medida, es la falta de demanda de mujeres por parte de las empresas, asegurando que un alto porcentaje de graduadas terminan sin trabajo.

Según la UNSECO, Irántiene la más alta proporción de mujeres respecto a hombres estudiantes en el mundo. Ellas han destacado en carreras tradicionalmente dominadas por el sexo masculino. Los sociólogos han atribuido este éxito académico creciente a una mayor disposición de las familias conservadoras a enviar a sus hijas a la universidad, después de la revolución islámica de 1979.


Puede interesarte...

Puede interesarte