Inicio / Mujer hoy / Feminismo / 4 razones por las que 'Big little lies' es mucho más que la serie de mujeres del momento

© Big Little Lies
Mujer hoy

4 razones por las que 'Big little lies' es mucho más que la serie de mujeres del momento

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 21 de abril de 2017
123 compartidos

Mucho más que un drama. Mucho más que la resolución de un crimen. Big little lies es una serie sobre la fortaleza femenina magistralmente interpretada por Reese Witherspoon, Shailene Woodley y, sobre todo, la impecable Nicole Kidman. Por ellas y por otros motivos, es el momento de engancharte a una nueva serie.

No solo es la serie de la que todo el mundo habla y esa trama que tu amiga vio en prácticamente dos días. Crítica y público coinciden: Big little lies es, por el momento, la gran sorpresa de 2017. Clara favorita para los Emmy en categorías como la de Mejor Actriz de Miniserie gracias a la maravillosa Nicole Kidman. Como ya ocurriese con Winona Ryder, rescatada del olvido por Stranger Things, Nicole brilla ahora con luz propia en esta trama.

La miniserie de HBO, basada en la novela homónima de Liane Moriarty, ha sido dirigida por David E. Kelley quien ya diese forma a Ally McBeal (1997- 2002). Como recordarás, esta fue una de las series pioneras a la hora de retratar a las mujeres en el ámbito profesional. Y con Big Little Lies, Kelley ha vuelto a ir paso más allá en la representación de la mujer en la pequeña pantalla.

© Big Little Lies

Y después de esta breve introducción, te vamos a contar por qué como mujer, Big little lies debe ser un básico en tu calendario seriéfilo de este año.

1. Habla sin tapujos sobre la violencia de género

Si por algo ha conquistado a crítica y público Nicole Kidman en su papel de Celeste ha sido por la forma magistral de meterse en la piel de una mujer maltratada. Sí, más allá de la historia del crimen que se investiga durante la trama, la historia de Nicole es capaz de sobrepasar cualquier otra historia. Porque, de una forma muy valiente, esta serie se atreve a contarnos que la violencia de género existe también entre parejas de clase social alta. Trata este tema tan crítico con sinceridad, haciéndonos entender que esta lacra no entiende de razas, estatus social ni nivel de estudios.

2. La importancia de los personajes femeninos

Por supuesto que cuando hablamos de una serie o cine de mujeres, solemos escoger aquellas tramas en las que las mujeres son las protagonistas. Pero olvida ahora otros ejemplos como la archiconocida Sexo en Nueva York, porque los personajes de Big Litlle Lies no son mujeres que caigan en clichés o estereotipos. Cada una de las tres protagonistas tiene sus problemas, sus cargas, sus mochilas emocionales y su forma de enfrentarse a los obstáculos.

Muchos han dicho de esta serie que es una clara representante de la sororidad, ese sentimiento de ayuda y colaboración que surge entre las mujeres que buscan la legitimación de sus derechos y la igualdad respecto a los hombres. De hecho, a lo largo de la serie vemos cómo fluyen esos lazos de colaboración y amistad entre los personajes.

3. Los problemas nos hacen a todos iguales

Las tres protagonistas de esta historia viven en un pueblo al norte de California, un lugar habitado por familias acomodadas, con casas con jardín y relaciones aparentemente perfectas. Sin embargo, tan solo nos hacen falta unos minutos de la serie para comprender que su vida tampoco es de color de rosa y que, como bien decía la frase popular: el dinero no da la felicidad.

Las tres son madres pero representan diferentes perfiles. Mientras que Jane es una madre soltera que se asientan en el pueblo en busca de una vida mejor para ella​ y su pequeño, Madeleine es una mujer popular en el pueblo que está casada y tiene una niña pequeña. Todo parece perfecto pero no: tiene una relación pésima con su ex marido, con el que tiene una hija adolescente cuyo trato tampoco resulta sencillo. Y, como ya te hemos contado, este trío femenino se culmina con Nicole Kidman, Celeste, a la que dedicaremos un apartado completo.

4. Simplemente, Nicole Kidman

Después de algún que otro batacazo cinematográfico en los últimos tiempos, Nicole Kidman llega a esta serie, conquista su papel y enamora a la audiencia. ¿Por qué? La historia que ella protagonista adquiere tanta fuerza a medida que avanzan los capítulos que acaba por comerse al resto de tramas que conviven en esta serie. Su papel es tan crudo como necesario y, de forma totalmente consciente, nos hace testigos del transcurrir de los días de una mujer maltratada. Como espectadores, Nicole consigue que nos sintamos incómodos, nos enfurece y nos frustra a partes iguales. Pero, sobre todo, consigue concienciar sobre una lacra que, por desgracia, muchas veces queda relegada a la intimidad de la pareja y no se denuncia.

​Y además:
Por qué Girls debe ser una serie de referencia para toda mujer
8 motivos por los que una feminista debe ver La Bella y La Bestia

por Laura Sutil 123 compartidos

Puede interesarte