Inicio / Mujer hoy / Feminismo / 10 leyes históricas que revolucionaron la vida de las mujeres

© iStock
Mujer hoy

10 leyes históricas que revolucionaron la vida de las mujeres

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 19 de diciembre de 2016
490 compartidos

Echamos la vista atrás para recordar todas esas prohibiciones y supresiones de derechos, absurdas en su mayoría, por las que hemos tenido que pasar las mujeres en España a lo largo de los últimos siglos. ¡Estas son las leyes que consiguieron cambiar la situación!

Nos cuesta creer que hubo un tiempo en el que las mujeres no pudiésemos salir de casa si no era acompañadas por un hombre o en el que se nos negase la posibilidad de estudiar, trabajar e incluso de decidir sobre nuestros propios métodos anticonceptivos. Salir de casa con una minifalda puesta o un dar un beso a nuestra pareja en público era un gesto con el que muchos se llevaban las manos a la cabeza. Pero, ¿sabías que de esto no hace tanto tiempo como el que pensamos?

​En nuestro país, las mujeres estábamos limitadas en muchos aspectos y la supresión de nuestros derechos era tan absurda, que a día de hoy quienes nos llevamos las manos a la cabeza y clamamos al cielo somos nosotras. Hemos querido echar la vista atrás para valorar cómo ha cambiado la situación en los últimos siglos y hacer un repaso por las leyes que supusieron todo un cambio tanto para las mujeres de entonces, como para nosotras ahora.

© iStock

1. Permiso de maternidad

Las primeras regulaciones de las bajas por maternidad se llevaron a cabo en España durante 1900, cuando se legalizó el permiso de lactancia por razones fisiológicas. En 1930, se hicieron avances en este terreno, llegándose a establecer una remuneración y a fijarse doce semanas de baja. Estos avances frenaron en seco durante el régimen franquista y se retomaron después en 1989. A día de hoy, y comparado con otros países, podemos afirmar que el nuestro lleva implícito un claro retraso en cuanto al permiso maternal, de solo 16 semanas para la madre y apenas unos días para el padre. Aunque con la reciente propuesta por parte del Gobierno para una reforma laboral se estén dando pasos hacia adelante con la petición del aumento a 4 semanas, para los padres, la baja por paternidad.

2. Derecho a voto

Las elecciones generales de 1933 supusieron un antes y un después para todas las mujeres. Y es que por primera vez en nuestro país pudimos acudir a las urnas y elegir a nuestros representantes en el marco de la II República. Sin embargo, finalizada la Guerra Civil y durante la dictadura se suprimió el voto femenino cargándose de golpe y porrazo el trabajo de mujeres sufragistas históricas como Clara Campoamor. El derecho a voto no se volvió a recuperar hasta 1977, tras la muerte de Franco.

3. Legalización del divorcio

La primera vez que se reconoció el derecho al divorcio fue en la Constitución de 1931, regulándose por ley un año después. Sin embargo, la racha no duró demasiado pues, como ocurrió con todo, el gobierno de Franco abolió esta ley, sumergiendo a España más aún en el atraso social. Hubo que esperar a 1981, bajo el mandato de Felipe González, para que se volviese a recuperar el derecho a divorciarse.

4. Acceso a la universidad

Las mujeres no pudieron acceder a la Enseñanza Superior en Igualdad de condiciones hasta el 8 de marzo de 1910, cuando se aprobó una real orden poco después de que Emilia Pardo Bazán fuera nombrada consejera de Instrucción Pública. Aún así, no podían moverse libremente por la facultad, pues tenían que ir acompañadas en todo momento por sus profesores y tenían prohibido hablar con los hombres, algo normal para una época en que la mujer no podía salir ni a la esquina de su casa si no era junto a una presencia masculina.

En ese mismo año se permitió que las mujeres pudiesen presentarse a las oposiciones para ser profesoras o bibliotecarias, por eso la carrera de Filosofía, Letras y Ciencias se convirtió en la más demandada por el sector femenino. A día de hoy abunda más la presencia de mujeres en las aulas, pero solo como alumnas, pues el puesto de rector sigue siendo ostentado mayoritariamente por hombres.

5. Legalización de la píldora

Aunque la píldora comenzó a comercializarse en Europa en los años sesenta, no fue hasta 1978 cuando se legalizó en nuestro país. Antes resultó imposible debido a los atrasos que propiciaba el régimen franquista, cuyas políticas de natalidad, sumadas a la férrea oposición de la iglesia frente a cualquier tipo de método anticonceptivo, hicieron imposible su implantación.

Mientras que en Estados Unidos y en Europa este método estaba ya normalizado, en nuestro país se llevó a cabo una campaña en contra de la píldora afirmando incluso que "podía producir cáncer". Algunas mujeres la tomaban antes de su legalización como solución para regular su ciclo menstrual, pero a veces ni siquiera el médico les informaba de que podía actuar también como una barrera reproductiva. Hoy en día, la píldora es el anticonceptivo hormonal más utilizado en nuestro país.

6. La posibilidad de abortar

Un tema controvertido sin duda que ha recorrido un largo camino hasta llegar a la reforma definitiva de la ley que lo regula, el pasado mes de septiembre. Hasta entonces la ley había variado en múltiples aspectos, pasando por la multa y encarcelación de la mujer por abortar y abriéndose camino hacia una despenalización en casos de malformación, violación o riesgo para la salud. Parece que, tras los intentos de retroceder en el tiempo de Alberto Gallardón, las críticas que le llevaron a presentar su dimisión y los intensos debates en el Parlamento, al fin se ha llegado a un acuerdo por mantener la legalización del aborto en nuestro país, aunque con ciertas condiciones.

7. Ley Integral contra la Violencia de Género

A día de hoy aún se sigue trabajando para que la ley otorgue mayor protección a las mujeres víctimas de violencia de género. En España, no fue hasta el año 2004 cuando el Congreso aprobó de manera unánime la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Por primera vez se reconocía que el maltrato a las mujeres no es una cuestión que afecta solo al ámbito privado, sino "el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad" y, por tanto, una cuestión de Estado.

8. Igualdad laboral

La Constitución Española de 1978 proclamó en sus páginas la igualdad ante la ley indiferentemente del sexo de las personas. A partir de entonces las mujeres pusieron comenzar a ostentar profesiones hasta ahora destinadas a los hombres, como la de maquinistas de trenes, por ejemplo, admitidas por Renfe un año después. Sin embargo, para algunas profesiones aún hubo que esperar: las primeras mujeres en entrar al ejército no lo hicieron hasta 1988. Eso sí, todo este cambio no implicó que la igualdad se trasladase también al panorama económico, pues a día de hoy las mujeres seguimos percibiendo menos salario que los hombres a pesar de realizar la misma función.

9. Matrimonio homosexual

El 30 de junio de 2005 se aprobaba la legalidad del matrimonio entre personas del mismo sexo. Un derecho que ha tardado muchísimo tiempo en ser reconocido, pero del que al menos disfrutamos en nuestro país desde hace ya diez años. Sin duda también un avance para las mujeres, que al fin pueden disfrutar de este derecho junto a sus parejas, algo que hace unos años era, como poco, impensable.

10. Deportes "de hombres", también para mujeres

Parecía imposible que una mujer tuviese inquietud por el deporte y menos aún que quisiese competir al mismo nivel y en condiciones similares a la de los hombres. En España no se reconoció la primera Selección de Fútbol Femenina hasta 1980. Antes de la fecha se habían jugado partidos no oficiales, pero costó diez años llegar a obtener cierto reconocimiento.

Las mujeres más poderosas del mundo

El cambio y la evolución de la mujer no solo llegó a España, también se ha expandido en los últimos siglos a lo largo y ancho de todo el mundo. Por supuesto, aún queda mucho por hacer, pero es imposible negar que nuestra situación ha mejorado indudablemente. ¡Aquí te dejamos una recopilación de las mujeres más poderosas del mundo para demostrarlo!

También puedes descubrir si vives en nuestro día a día como una auténtica millenial. ¿Sabes si perteneces a esta generación?


Y además:
​Los 10 peores países para ser mujer
10 canciones machistas en las que nunca habías reparado

por Cristina Gonzalez 490 compartidos

Puede interesarte