Inicio / Mujer hoy / Feminismo / 5 motivos por los que Marie Curie es un ejemplo para todas las mujeres

© Getty
Mujer hoy

5 motivos por los que Marie Curie es un ejemplo para todas las mujeres

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 13 de junio de 2017
408 compartidos

Hace apenas una semana se estrenó el biopic basado en la vida de Marie Curie. Una mujer pionera que merece toda nuestra admiración y a la que le tenemos que agradecer su esfuerzo en favor de la igualdad de género en un tiempo en el que esto parecía toda una utopía.

El estreno de un biopic siempre sirve para volver a poner sobre la mesa el nombre de grandes personajes de la historia. Así ha sido el caso de Marie Curie (1867- 1934), la primera mujer en ganar un premio Nobel que, interpretada ahora por la actriz Karolina Gruszka, llega a la gran pantalla. Así vuelve a ponerse de actualidad uno de esos nombres que nunca deberíamos olvidar.

Conocer datos sobre Marie Curie es descubrir más acerca de la persona que abrió las puertas a las mujeres en el campo de la ciencia. En el ámbito de la investigación, a ella le debemos el descubrimiento del radio y el polonio y, si vamos al terreno femenino, tenemos que agradecerle haber sido una de las primeras mujeres que luchó por sus ideales y por sentirse satisfecha desarrollando un trabajo que le llenaba y que, sin duda, sirvió para cambiar el rumbo de la humanidad. Por todo ello, nosotras tenemos claro que la científica polaca es una de esas figuras imprescindibles en la lucha por la igualdad de derechos y así le rendimos nuestro particular homenaje.

Luchó contra viento y marea para conseguir sus sueños

Aunque los padres de Marie eran profesores y abogaban por la educación de sus hijos, lo cierto es que los últimos coletazos del siglo XIX aún no eran tiempos fáciles para que una mujer tuviese una educación superior. De hecho, Marie Curie tuvo algunas dificultades para inscribirse en una escuela de educación superior y terminó accediendo a la llamada Universidad Flotante de su ciudad natal, una institución clandestina a la que sí podían acceder mujeres.

Para financiarse sus estudios en Varsovia, su ciudad natal, y posteriormente en París, Marie Curie tuvo que dar clases nocturnas y llegó a pasar hambre para conseguir estudiar. A pesar de las dificultades, ella nunca dejó de pelear por convertirse en una de las grandes damas de la ciencia.

Fue la primera mujer en ganar un premio Nobel

En el año 1903, los célebres premios suecos premiaron a Pierre Curie, marido de Marie, con el Premio Nobel de Física. En un primer momento, el reconocimiento le había sido otorgado solo a él pero, puesto que su trabajo en el laboratorio era conjunto, Pierre exigió que su esposa también fuese galardonada. Posteriormente, en el año 1911, Marie Curie recibió otro Nobel, esta vez el de Química, que reconocía su imprescindible aportación en este campo gracias al descubrimiento del Radio y el Polonio.

A pesar de sentar esta base, a día de hoy solo hay 49 mujeres galardonadas frente a los 833 hombres premiados desde que se celebrasen por primera vez en 1895. Unas cifra que habla, sin paños calientes, de desigualdad en estado puro.

Consiguió ser la primera catedrática en la Universidad de París

A día de hoy resulta bastante común encontrar a mujeres catedráticas en las universidades de todo el mundo y es que, con el paso de los años, las aulas universitarias han acabado teniendo una mayor matriculación femenina que masculina. Evidentemente no siempre fue así y mujeres como Marie Curie abrieron también las puertas a las mujeres dentro de la docencia universitaria.

Así, un 15 de noviembre de 1906, Marie Curie se convierte en la primera mujer en dar una clase en La Sorbona de París y, claro está, una de las primeras docentes universitarias del mundo.

Una mujer entregada a los demás

Además de sus investigaciones científicas y su trabajo en laboratorio, Marie Curie tenía un fin: mejorar la vida de los demás a través de sus descubrimientos. Por eso, sus avances científicos fueron imprescindibles para que, durante la Primera Guerra Mundial, la radiación permitiese averiguar dónde estaban las balas de los combatientes heridos. Ella misma trabajó en los hospitales de campaña, dándole un uso práctico a sus horas de laboratorio y ayudando así, a salvar vidas.

De hecho, Marie Curie se convirtió en una de las primeras mujeres en obtener en carnet de conducir porque ella misma trasladaba las unidades móviles de radiografía utilizadas en los años de conflicto.

Luchó contra los estereotipos de género de su momento

La historia de amor de Pierre y Marie Curie habla de admiración y respeto mutuo. Ambos se hicieron grandes amigos y compartieron laboratorio hasta que surgió el amor. La gran científica rompió moldes incluso a la hora de contraer matrimonio, ya que lo hizo con un amplio vestido azul marino que utilizaría posteriormente para su día a día en el laboratorio. Otro de los detalles más llamativos de esta historia de amor es que la luna de miel de la pareja se basó en un viaje en bicicleta por diferentes zonas de la geografía francesa.

Después del atropello de un carro de caballos, Pierre Curie falleció en el año 1906. Después de unos años, María Curie comenzó un romance secreto con uno de los ex alumnos de su marido que, en ese momento, estaba casado. Cuando el affaire salió a la luz, María Curie fue tachada por la prensa como "rompehogares" y "robamaridos", una polémica que fue utilizada por sus rivales hombres para machacar la reputación de Marie Curie. En ese momento, la investigadora se refugió junto a sus hijas en casa de un amigo y consiguió continuar con esa labor imprescindible que hizo por la historia y por las mujeres.

¡No te pierdas este vídeo sobre las grandes escritoras de la historia! Ellas también rompieron moldes.

Y además:
10 celebrities que reivindican la belleza natural de las mujeres
Este estremecedor poema de una joven india te dejará sin palabras

por Laura Sutil 408 compartidos

Puede interesarte