Inicio / Mujer hoy / Feminismo / "Soy mujer, luego sangro", el potente lema de esta profesora de yoga

© Instagram
Mujer hoy

"Soy mujer, luego sangro", el potente lema de esta profesora de yoga

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 20 de junio de 2017
267 compartidos

¿Cuántas veces has sentido que la regla paraba el ritmo de tu vida? Hay mujeres incluso que se sienten incómodas hablando sobre ello, como si no se tratase de algo natural. Te presentamos a una profesora de yoga que rompe todos los clichés al respecto. ¡Su ejemplo es inspirador!

¿Por qué avergonzarse de algo tan natural como es la regla? Eso ha pensado la profesora de yoga Stephanie Góngora que, a través de su cuenta de Instagram con más de 350k seguidores, ha mostrado sin ningún tipo de pudor que tiene la regla y que no tiene por qué ocultárselo al mundo.

Precisamente por eso, aparece en uno de sus post de vídeo con unas mallas blancas practicando yoga y con una mancha visible de sangre entre sus piernas. ¡Este es el vídeo!

El texto que acompaña este vídeo es el siguiente:

"Soy mujer, luego sangro. Es complicado, es doloroso, es terrible y también es bello. Aun así, tú no lo sabes. Porque yo lo escondo. Lo escondo en el fondo de la basura. Respiro, cansada e incómoda entre los pinchazos de dolor, mientras mantengo los labios tensos dibujando una sonrisa.¿Tampones? ¿Qué es eso? Esas palabras no se dicen en voz alta. Escóndelos. En el bolsillo interior de tu bolso, en la esquina del cajón del baño, en el fondo del carrito de la compra (¡por favor, que me toque una cajera mujer!). Hay que perderse citas o compromisos. Me digo a mí misma que es por el síndrome premenstrual, claro, pero tiene más que ver con el riesgo de que ‘te pillen’. ¿El qué? No lo sé… Y, sin embargo, soy una afortunada.

Más de 100 millones de mujeres jóvenes a lo largo y ancho del mundo dejan de ir a clase o al trabajo por falta de productos higiénicos, y por el miedo a lo que pueda pasar si el mundo es testigo de UNA FUNCIÓN NATURAL DEL CUERPO. ¿POR QUÉ? Porque cientos de años de cultura nos dicen que el sangrado tiene que avergonzarnos. Han hecho que nos sintamos sucias y avergonzadas. DEJAD DE FINGIR. Dejad de usar eufemismos tipo ‘estoy en esos días’ por miedo a usar las palabras ‘sangrar’ o ‘vagina’. Dejad de gastar energía ocultando precisamente lo que permite la continuidad de la especie.EMPEZAD a hablar de ello. Educad a vuestras hijas para que comprendan que esto puede ser tanto un inconveniente como un don, pero NUNCA algo de lo que avergonzarse. Educad a vuestros hijos para que no renieguen de la palabra tampón. Para que, cuando una chica sangre a través de sus pantalones color claros, no perpetúen el ciclo de vergüenza e intolerancia".

El mensaje es muy claro: no hay por qué avergonzarse por tener la regla. La menstruación no puede ser un motivo para ocultarse o dejar de hacer una vida normal (si los dolores nos lo permiten). Durante mucho tiempo, esta profesora se vio obligada a ocultar este hecho natural y ella misma confiesa que sentía miedo de que alguien lo notara durante alguna de sus clases. Por suerte, su mentalidad ha cambiado y es todo un ejemplo para el resto de mujeres.

A pesar de haber sido muy criticada por este post, nosotras creemos que es necesario que personas como ella que ejercen tanta influencia sobre miles de mujeres, alcen la voz en favor de nuestro bienestar.

Y además:
#TheySaid, las críticas sobre el cuerpo que todos hemos escuchado
Este estremecedor poema de una joven india te dejará sin palabras

por Laura Sutil 267 compartidos

Puede interesarte