Inicio / Moda / Lencería / Body vs conjunto: las bondades de uno y otro

© For Love & Lemons
Moda

Body vs conjunto: las bondades de uno y otro

por Redacción enfemenino Publicado en 28 de febrero de 2017
51 compartidos

¿Eres de las que nunca ha tenido un body entre sus prendas interiores, de las que no puede vivir sin ellos o de las que combinan conjuntos y bodies en el cajón de la ropa interior? Seas como seas, te revelamos las ventajas de uno y otro.

La mayoría de las mujeres usamos en nuestro día a día conjuntos de ropa interior. Algunas necesitan que las partes de arriba y abajo vayan a juego, otras al menos procuran conjuntar el color y otras son más creativas y se ponen lo primero que encuentran en el cajón. Son muy pocas las que usan a diario esa prenda única que muchas confunden con un bañador: el body. Muchas asocian el body con prendas de señora mayor, corseterías de barrio y tejidos aburridos de colores visón, pero la realidad es muy diferente: es una prenda muy versátil y cada vez más protagonista. Es indiscutible que esta temporada el body es tendencia, pero ¿cuáles son las ventajas de un conjunto de lencería y de un body? Hemos consultado a la marca española de lencería Le Bratelier sobre las bondades de uno y otro. Además, hemos preparado un shopping de lencería con ambas opciones. ¡Tú eliges!

Le Bratelier (77,80 euros) © Le Bratelier

Conjunto de lencería

El conjunto compuesto por sujetador y braguita o tanga es, sin duda, la combinación más utilizada por las mujeres. Los beneficios de este binomio son enormes:

- En la variedad está la diversión: la variedad de modelos, formas y estilos que se pueden encontrar en partes de arriba y de abajo es enorme y las posibilidades para combinarlas son infinitas. La más amplia oferta la tienen los conjuntos de ropa interior.

- Comodidad ante todo: al ser una combinación de dos prendas, los conjuntos de ropa interior te permiten ir tan cómoda como quieras y no te condicionan tu look exterior, ya que puedes adaptarlos para que pasen desapercibidos.

Body

El body es la nueva prenda estrella de la temporada y se reinventa en diferentes colores, texturas y formas. Incluso sus detractoras no podrán resistirse a probarlo.

- La prenda más versátil: el body puede taparse bajo las prendas exteriores pero también puede lucirse como una prendas más de tu outfit: desde el body que se deja entrever bajo una camisa más abierta hasta el body joya para una fiesta o el body que se usa como camiseta. Son muchas las formas de lucir esta prenda.

- Puro estilo femenino: no sabemos si es su diseño, su estructura o su confección, pero está claro que, por alguna razón, el body sienta mucho mejor que cualquier otra prenda interior: estiliza el cuerpo, esconde cualquier imperfección y deja parte del encanto a la imaginación de quien lo ve.

Cuestión de temperatura

La mayor o menor capacidad para protegernos el frío es otra de las características que distingue un body de un conjunto de ropa interior, pero según la estación del año, la cuestión de la temperatura puede ser un beneficio o una desventaja. El body fue inicialmente ideado para combatir el frío y aún mantiene esta función. Gracias a sus tejidos generalmente elásticos, es una gran prenda de abrigo que en invierno se puede llevar bajo un cálido jersey de lana. Pero esta cualidad se vuelve en su contra en los meses de calor, en los que no podemos ni pensar en llevar la tripa y la espalda tapada, salvo por un traje de baño. Que no cunda el pánico entre las amantes del body: en verano se puede usar un body de tul o de algodón a modo de camiseta, combinado únicamente con una falda o un pantalón.

Y tú, ¿qué opción prefieres?

Y además:
Por qué el bralette está ganando la partida al sujetador efecto 'push up'
Inspiración años 20: lencería mucho más atrevida

por Redacción enfemenino 51 compartidos

Puede interesarte