Inicio / Novias / Luna de miel / Wedding blues: ¿podrías sufrir depresión posboda?

Novias

Wedding blues: ¿podrías sufrir depresión posboda?

Cristina Gonzalez
por Cristina Gonzalez Publicado en 31 de mayo de 2017

Dicen algunos estudios que, una vez pasada la euforia de la boda, hay mujeres que se sienten anormalmente tristes. Es lo que se conoce como la etapa de depresión posboda o wedding blues.

Después de desprenderse del estrés de los preparativos de la boda, de pasar por el altar y de disfrutar de una gran celebración, muchas mujeres siente un alivio enorme. ¡Al fin tranquilidad! Sin embargo, hay otras a las que les ocurre todo lo contrario: se sienten inusualmente tristes y deprimidas. ¿La razón? Sin duda puede deberse a múltiples motivos, pero desde hace un tiempo diversos estudios apuntan a un concepto que cobra fuerza: la depresión posboda o wedding blues. De hecho, hace un par de años, la web Gleeden.com publicó los resultados de una curiosa encuesta realizada a 9.000 mujeres. Según sus datos, 4 de cada 10 recién casadas experimentan una especie de depresión después de casarse, concretamente, tras volver de la luna de miel.

Relacionados: Vestidos de novia 2017: los 100 vestidos más bonitos

Vestidos de novia 2017: los más bonitos del año © Rebecca Schoneveld

¿Por qué surge la depresión posboda?

Según apuntaban los creadores del estudio, las expectativas tienen mucho que ver. Puede ocurrir que la ilusión que sentíamos antes de la boda resulte ser inversamente proporcionar a los resultados. Es decir: que no ha sido para tanto, no era lo que esperábamos. Jocelyn Charnas, psicóloga y consejera prematrimonial, explicaba en la web de planificación de bodas The Knot, que en realidad este bajón posboda no es tan extraño como parece. "Hay muchas personas que experimentan altibajos en la vida, especialmente después de los grandes eventos".

Existen diferentes motivos que llevan a experimentar esta tristeza tras la boda: "Quizá les gustaba la atención que recaía sobre ellos (sí, también los novios la pueden sufrir) durante la boda y su previa organización, tal vez se debe a que deben enfrentarse a otros aspectos de la vida cotidiana que habían relegado a un segundo plano durante la boda: volver al trabajo, a los estudios, conseguir un nuevo empleo... Una vez que todo se ha acabado, deben hacer frente a otras situaciones estresantes", explican desde The Knot.

El aburrimiento, la tristeza, el letargo, la soledad y el aislamiento pueden ser algunas de las reacciones que sufra alguien con wedding blues, explica la publicación.

Consejos para lidiar con la depresión posboda

Desde la misma publicación, la psicóloga Jocelyn Charnas ofrece algunos tips para no dejarse vencer por este bajón:

Reconocer que la boda no es lo mismo que el matrimonio

A veces las parejas se centran en exceso en la boda y olvidan lo realmente importante: su propia relación. "Hay que hablar de lo que va a pasar el día después de la boda. Con suerte os iréis de luna de miel o haréis cualquier otro viaje juntos. Hay que recordar que también hay transiciones en vuestra vida que como pareja pueden resultar emocionantes: comprar una casa juntos, redecorar la que tenéis... La clave es mirar al futuro de manera positiva, dar los siguientes pasos juntos y siempre buscar lo que os satisfaga a los dos", explica la psicóloga.

Intentad que todos los días tengan algo de especial

Incluir momentos divertidos y que os aporten felicidad día a día es una gran forma de conectar vuestro matrimonio. "Organizar una cena especial para los dos en casa, hacer alguna escapada cerca... Centrarse en las pequeñas cosas que os aporten seguridad, confort y os hagan sentiros amados", afirman.

• Redefinir vuestra relación con la familia

Tampoco es bueno rumiar el pensamiento de que vamos a abandonar a nuestra familia. Al revés: debemos pensar que vamos a formar una nueva. "Tu familia todavía forma parte de tu vida, pero tienes que reinventar tu relación con ellos", aconseja Charnas. "Casarse es una gran oportunidad para redefinir la relación con ellos, pero también para mostrar vuestro estatus como adultos independientes. No es cuestión de distanciarse o desconectar de vuestras familias, es simplemente un paso importante más".


Y además:
Las tradiciones que no pueden faltar el día de tu boda
¡SOS! ¿Cómo organizo nuestro viaje de novios?

por Cristina Gonzalez

Puede interesarte