Inicio / Novias / Luna de miel / Que todas las noches sean noche de boda

© Elena Bau
Novias

Que todas las noches sean noche de boda

por Redacción enfemenino Publicado en 2 de junio de 2016

Después de meses de preparativos y una jornada llena de emociones, este cara a cara con tu nuevo marido será un broche perfecto. Incluso aquí son necesarios algunos pequeños esfuerzos de organización. Una noche como ésta no se improvisa.

La noche de boda es un momento apasionante para cualquier pareja de recién casados. Aunque muchos ya saben lo que es eso de la convivencia antes del matrimonio, ésta es la noche que marca el comienzo de una nueva vida conyugal tras maratonianas jornadas de preparativos y nervios pre-boda. Es el momento más íntimo de este gran día, donde el matrimonio necesita relajarse y disfrutar a solas. Te recomendamos algunas opciones para pasar esta noche tan especial.

En un hotel

Es una de las opciones más utilizadas y prácticas si tenéis la intención de organizar algo para tus invitados el día después de la boda. De esta forma tendrás la posibilidad de desaparecer discretamente como requiere la tradición y retirarte a tu habitación sin necesidad de coger el coche.

Por lo general, se suele reservar una suite de hotel y los propietarios a menudo ofrecen ofertas y condiciones especiales para que el recién estrenado matrimonio pueda disfrutar. Además, en la mayoría de los hoteles se contempla la posibilidad de poner una decoración diferente, con arreglos florales, iluminación cálida y ambiente romántico.

En un palacio o un castillo

Lujo, calma y voluptuosidad se darán cita para esta noche única y mágica que transcurrirá en un escenario de ensueño. Son pocas las ocasiones en las que se nos ofrecen servicios tan exclusivos, es ahora o nunca. La ventaja es que disfrutaréis de un 100% de intimidad, sin que vuestros amigos y familiares revoloteen a vuestro alrededor, como ocurriría si os alojáis todos en el mismo hotel. El "pero" viene de la mano de los precios, que no suelen ser tan asequibles como las opciones habituales.

Te recomendamos que especifiques siempre que la reserva es para la noche de bodas.Generalmente la dirección tiene algún bonito detalle: categoría superior de habitación, recipiente de frutas, botella de champán, ramo de flores y/o desayuno, entre otros.

Ir directos de luna de miel

Dejar las maletas preparadas y poner rumbo a la luna de miel tras la celebración de la boda, es la opción favorita de muchas parejas. Pasar la noche de bodas en una isla paradisíaca o el alguna ciudad romántica de Europa es de lo más apetecible.

En vuestra casa

Es la opción más económica a tener en cuenta. Que paséis la noche en casa no tiene por qué carecer de romanticismo. Sólo hay que tener la precaución de transformar vuestro hogar un un pequeño nido de amor para pasar una velada inolvidable: luz tamizada, velas dispersas, música ambiental, flores y una botella de champán bien fría en la nevera. ¡Algo casero y preparado con cariño nunca puede salir mal!

A tener en cuenta...

Olvida las prisas y el estrés de los días previos, la noche de bodas es para disfrutar de una de las noches más especiales de vuestras vidas. Tomaros vuestro tiempo y disfrutad de cada detalle que habéis preparado.

¿Y si tenéis un detalle especial? No te centres sólo en lo material, puede ser algo significativo y romántico que os recuerde ese momento especial en el que habéis comenzado una vida juntos. Todo, mientras brindáis con una copita de champán.

¿Por qué no sorprender a tu recién estrenado marido con lencería especial? Sin duda, será todo un acierto. Lo importante es que la novia esté cómoda y que el modelo escogido se adapte completamente a su estilo, así se sentirá segura y guapa.

Y además...
Guía para lucir una corona de flores
Vestidos para invitadas a una boda

por Redacción enfemenino

Puede interesarte