Mi maleta para la maternidad
Calcula la fecha de tu ovulación
La ovulación en 15 preguntas
Seguimiento de mi embarazo
Calcular la fecha del parto
Check list maternidad
Top 5 de los artículos
mejor puntuados
Los príncipes azules con los que todas soñamos
El hombre de la semana
¡Tomen asiento!: ideas para decorar el salón de casa
Sulfatos, parabenos y siliconas. ¿Por qué evitarlos?
Lisboa, la capital bohemia y romántica de Europa
Inicio > Maternidad > Bebés y niños > Alimentación y lactancia

Dar el pecho

 
Dar el pecho

Es muy importante adoptar los buenos gestos desde el principio. Ello permite evitar muchos inconvenientes: un bebé que se amamanta mal o muy poco, pechos obstruidos, agrietados…

La buena postura
El cuerpo del bebé tiene que estar completamente girado hacia el cuerpo de la madre, con su cabeza y el cuerpo en línea recta, sin tener el cuello torcido o excesivamente flexionado o extendido, con la cara mirando hacia el pecho y la nariz frente al pezón.

Los criterios para reconocer la buena posición
No debe sentirse dolor durante la toma, la deglutición del niño debe ser tranquila y regular. La boca del bebé tiene que estar bien abierta y abarcar la aureola tanto como sea posible. Normalmente se nota que el bebé “trabaja” con la mandíbula, y su movimiento rítmico se extiende hasta sus orejas.

¿Dolor en los pechos?
Puede haber varias explicaciones:
Tu bebé no ha tomado el pecho desde hacia varias horas (por ejemplo después de una noche larga) o uno o varios canales lactíferos están atascados.
Tu pecho está dolorido, tenso y sientes un bulto en la superficie. Es como un pequeño « tapón » de leche que produce un efecto doloroso. Para remediarlo, existen dos soluciones: un paño húmedo y muy caliente (al límite de lo que puedas soportar) colocado durante unos minutos sobre el pecho puede ayudar a “vaciar” el canal.

Después pon el bebé en el pecho dolorido y déjalo mamar el mayor tiempo posible, masajeando la zona hasta la aureola. Si resulta difícil, empieza por un masaje y después utiliza un sacaleche. Cuando se produzca la eyección de la leche, por tu bebé al pecho. En el momento que sientas una mejoría (el pecho estará menos duro), significa que el canal estará desatascado.

También puedes sentir dolor en el caso de padecer grietas. La mayoría de las veces aparecen debido a una mala postura del bebé. Deja que tus pechos se sequen después de cada toma, y aplica una pomada homeopática antigrietas.
Si encuentras dificultades durante la lactancia, solicita ayuda a una de las numerosas asociaciones de ayuda a la lactancia. Para más información consultar el Comité de lactancia materna del sitio web de la Asociación Española de Pediatría.








  
  


Vídeo: DIY con niños: cómo hacer muñequitos de palo

  • DIY con niños: cómo hacer muñequitos de palo
  • DIY con niños: ¡te enseñamos a hacer las marionetas de sus personajes favoritos!
Publicado por La redacción de Maternidad
el 06/08/2009
Puntuación:3.8/5 
Puntúa esta página: 

Plan del artículo Todo sobre la lactancia
Además… 19/12/2014
Noticias
Trucos y consejos
Vídeos
El 22,7% de las mujeres embarazadas sufren violencia de género
La crisis retrasa la decisión de ser padres cuatro años
Una madre es obligada a taparse con una servilleta mientras da de mamar a su bebé
"Reyes Magos de verdad", la iniciativa solidaria con la que volverás a sentir la magia de la Navidad
Todas las noticias Maternidad
Los primeros signos del embarazo, ¿sabrías reconocerlos?
Test de embarazo: ¿cuándo es fiable?
Mi hijo es hiperactivo: ¿cómo puedo ayudarle?
Diabetes gestacional: ¿cómo debes cuidarte?
Todos los trucos y consejos Maternidad
Consejos de seguridad infantil en internet: Grooming
Todos los vídeos Maternidad
 

Síguenos…

… a través de tu email
Para saberlo todo sobre enfemenino.com,
inscríbete a la newsletter
  OK
… en redes sociales … y dispositivos móviles