Inicio / Belleza / Maquillaje / ¿Cómo convertir un chicle en un pintalabios? Descubre el DIY que cambiará tu vida

Belleza

¿Cómo convertir un chicle en un pintalabios? Descubre el DIY que cambiará tu vida

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 10 de marzo de 2016
63 compartidos

En los últimos años el concepto DIY o hazlo tú misma ha vivido una auténtica revolución. Y es que en nuestra constante búsqueda por la personalización y la originalidad de todas nuestras posesiones, no podemos evitar sentirnos atraídas hacia los objetos únicos que no se pueden encontrar en ninguna tienda. ¡Por no hablar de la satisfacción personal que produce el fabricar las cosas con nuestras propias manos! Te presentamos el último proyecto DIY que cambiará tu vida para siempre.

Si eres de las que adoras crear tus propias mascarillas caseras, probar los remedios beauty de la abuela, y utilizar tonalidades de pintalabios que no tenga todo el mundo, este proyecto es para ti. ¿Alguna vez pensaste que serías capaz de crear tus propios labiales a partir de algo tan barato, fácil de conseguir y curioso como un chicle? Te aseguramos que es de lo más sencillo, y en cuanto consigas dominar la mezcla de colores podrás crear labiales tan impresionantes como estos.

Relacionados: Labios granates

Labios granates: bienvenida al lado oscuro del maquillaje © Pinterest

¿Qué necesitas?

Para llevar a cabo este proyecto nos hemos inspirado en un tutorial de la youtuber Rachel Levin, en el que nos enseña esta innovadora técnica para crear nuestro propia línea de pintalabios, ¡y con un coste de risa!

Necesitarás:

  • ​Chicle
  • Vaselina
  • Colorante alimenticio
  • Bol apto para microondas
  • Cuchara
  • Tubo de pintalabios vacío (sirve alguno de otra marca que hayas acabado)

© elitedaily.com

Elaboración

Crear tus propios pintalabios es mucho más sencillo de lo que podría parecer en un principio. Empezaremos colocando dos chicles en nuestro bol (ten en cuenta que cuánto más duros sean los chicles que elijas, menos probabilidades hay de que la mezcla resulte demasiado pegajosa, por lo que elige unos que no sean demasiado blandos). A continuación, añade una cucharada de vaselina y unas gotas del colorante alimeticio que hayas elegido en función del tono del que quieras que sea tu pintalabios (si no encuentras el que buscas siempre puedes mezclar varios y experimentar), y mete el bol con la mezcla al microondas durante 30 segundos.

Con ayuda de la cuchara mezcla bien todo y vuélvelo a calentar durante otros 30 segundos. Es el momento de rellenar el tubo de pintalabios con nuestro nuevo color, teniendo cuidado de no desparramar la mezcla al hacerlo. Una vez dentro del envase, mételo en el congelador durante 5 minutos, ¡y listo! Ya tienes tu propio labial personalizado y por el que todas tus amigas te preguntarán.

Loading...



Y además:
13 problemas que solo una adicta a los pintalabios entiende
¡Increíble pero cierto! Pintalabios rojo para acabar con las ojeras

por Patricia Álvarez 63 compartidos

Puede interesarte