Inicio / Belleza / Maquillaje / Guía definitiva para elegir el maquillaje que mejor te va

Belleza

Guía definitiva para elegir el maquillaje que mejor te va

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 24 de mayo de 2017

Nos encanta el maquillaje, pero a veces no siempre elegimos el que mejor le va a nuestro color de ojos, tono de piel o forma de nuestros labios. Por eso hemos preparado para ti esta guía de belleza definitiva. ¡Acertarás siempre!

Ojos

Cuando hablamos de sombras de ojos, elegir la más adecuada para tu color de ojos es la clave para acertar siempre con tu look. Y no significa que tengas que renunciar para siempre a ciertos tonos, sino simplemente que sepas cuáles te ayudarán a resaltar tu mirada para que una vez cuentes con toda la información, puedas tomar la mejor decisión según el momento.

Ojos azules

Las chicas de ojos azules suelen estar muy favorecidas con las tonalidades naranjas, marrones, doradas, melocotón y rosadas. Son colores que complementan a la perfección el azul del iris, haciendo que destaque mucho más. Para intensificar aún más tu mirada prueba a aplicar los tonos más oscuros en la parte externa del párpado, y los más claro en la interna, pegados al lagrimal. Por supuesto, no olvides nunca la máscara de pestañas, ya que es un paso fundamental para añadir expresividad e intensidad al look.

Evita las sombras azules y verdosas, ya que darán la sensación de que tu color de ojos es más apagado de lo que realmente es.

Tus paletas perfectas

MAC Eye Shadow Amber Times Nine © MAC

Ojos verdes

Las chicas de ojos verdes deben elegir sombras en cualquiera de las gamas de los malvas y los violetas, incluidos los rosas. Estos tonos complementan a la perfección su color de ojos e intensificarán el verde haciendo que resalte mucho más. Si además eliges un delineador en color verde oscuro para la línea de agua el resultado será espectacular.

Igual que ocurre con los ojos azules, lo mejor es evitar las sombras verdes para que no choquen con el propio verde de los ojos, y aplicar los tonos más oscuros en el tercio externo del ojo para darle profundidad a la mirada.

Tus paletas perfectas

Makeup Revolution Salvation Palette Give Them Nightmares © Revolution

Ojos marrones

Si tienes los ojos marrones intenta optar por sombras que resalten tus ojos oscuros, como los grises, azules marino, marrones y negros. Los colores pastel o los tonos más claros harán que tus ojos se vean mucho menos intensos. ¿Un consejo? Prueba con las sombras de acabado metálico si quieres sacarle todo el partido a tu mirada.

Tus paletas perfectas

Bobbi Brown Mini Eye Palette © Bobbi Brown

Tono de piel

Tener en cuenta el tono de piel es importantísimo a la hora de elegir maquillaje, pues no solo nos influye para optar por una base de maquillaje u otra, sino también para elegir colorete y color de barra de labios. Existen tres opciones de color de piel: piel clara, neutra u oscura.

Pieles claras

Opta siempre por colores cálidos como rosas pastel o tonos melocotón para las mejillas. Evita combinar demasiados colores y mantén siempre una armonía con tu sombra de ojos, tu rubor y tu color de labios.

Pieles neutras

Tienes la suerte de poder elegir los colores que más te gusten, por lo que puedes ir cambiando según el día o tu estado de ánimo, manteniendo siempre un equilibrio entre ojos, mejillas y labios. No olvides usar bien tus polvos bronceadores e iluminadores para crear volúmenes y profundidad en el rostro.

Pieles oscuras

Los tonos metálicos en bronce, dorado y los acabados sun kissed serán tus mayores aliados a la hora de darle mayor luminosidad a tu rostro. En cuanto a coloretes, te irán bien los más intensos, desde los rosas hasta los burgundy, por lo que no debes tener miedo a experimentar con ellos.

Labios

La forma de tus labios juega un papel muy importante a la hora de elegir las tonalidades que mejor les van, pues hay algunas que hacen que nuestra boca se vea ópticamente más grande o viceversa.

Labios gruesos

Este tipo de labios pueden llevar cualquier tonalidad que les apetezca, tanto oscuras como claras, y el acabado que prefieran. Sin embargo, si lo que buscamos es hacer que se vean menos voluminosos, es mejor evitar los tonos intensos y brillantes.

Labios finos

Los labios más finos deben optar por colores claros, que reflejen la luz, para dar una sensación de mayor volumen, y evitar los acabados mate. Tampoco es recomendable abusar de los tonos más oscuros, como granates, violetas o negros, pues también tienen ese efecto de afinar los labios.

Si no puedes renunciar a ese tipo de colores más intensos un buen truco es delinear los labios ligeramente por fuera del contorno, y así añadir unos milímetros más a nuestra boca, y aplicar un toque de gloss en el centro de los labios para que se vean más grandes por el reflejo de la luz.



Y además:
Los maquillajes imposibles que te harán dudar de tu propia vista
El truco del tapón de botella para maquillarte

por Patricia Álvarez

Puede interesarte