Inicio / Belleza / Maquillaje / Correctores de colores: ¿para qué sirve cada uno?

© iStock
Belleza

Correctores de colores: ¿para qué sirve cada uno?

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 30 de mayo de 2017
90 compartidos

¿Cuando ves los diferentes colores de los correctores estás más perdida que en una clase de chino mandarín? ¡Que no cunda el pánico! Te explicamos para qué sirve cada uno de ellos.

El corrector es el mayor aliado de maquillaje para muchas mujeres, pues nos ayuda a disfrazar ojeras después de una noche sin dormir, a ocultar ese granito inoportuno que hace su aparición el mismo día de un evento importante, o a disimular las manchas. Sin embargo, un mismo color no es capaz de hacerlo todo, y por ello necesitamos hacer uso de los correctores de colores. Verde, lila, anaranjado... Te damos todas las claves para que no te pierdas entre tanta variedad cromática y aprendas a darle a cada uno el mejor uso para conseguir un maquillaje impecable.

Relacionados: Los maquillajes más sexys

Los maquillajes más sexys © Getty

¿Cuál es la función de los correctores de colores?

Así como el corrector tradicional, los de colores ayudan a ocultar las imperfecciones que no nos gustan. La diferencia es que estos están disponibles en una amplia gama de colores (verde, amarillo, lila, etc) que neutralizan problemas más específicos, como manchas muy evidentes, ojeras profundas y otros tipos de marcas que necesiten neutralizarse con un color en concreto.

¿Qué color usar según mis necesidades?

Para encontrar el color de correcto ideal para cada caso tan solo tendrás que utilizar una rueda cromática como esta. En ella se muestran los colores complementarios, y que por tanto cuando se combinan se neutralizan sobre la piel. Por ejemplo, alguien con las ojeras azuladas, deberá usar tonos más anaranjados, mientras que las personas con ojeras más violáceas deberán elegir tonalidades más amarillentas.

¿Cómo usar los correctores de colores?

Un aspecto importante a tener en cuenta es que este tipo de correctores de colores siempre deben ir bajo la base de maquillaje. Al contrario de lo que sucede con los tradicionales, que pueden ir encima o debajo en función del resultado que busques, estos siempre tendrás que aplicarlos antes de tu base o BB cream, para que no parezca un maquillaje de carnaval.

Verde

Sirve para cubrir todas las rojeces de la piel, ya sean granitos, eccemas o rosácea. Muchas veces también puede utilizarse en las aletas de la nariz cuando estamos resfieadas, para neutralizar la irritación que siempre aparece en la zona.

Amarillo

Sirve para cubrir las ojeras violáceas, causadas por mala circulación, u otras pigmentaciones del mismo tono como hematomas o moratones.

Anaranjado

Son los más indicados para neutralizar marcas azuladas en pieles morenas y negras, principalmente, aunque también es perfecto para las ojeras más marcadas, producidas por un exceso de melanina.

Lila

Los correctores lilas se usan para camuflar zonas amarillentas de la piel o manchas marrones, como aquellas causadas por el sol, además de pecas y melasma.

¡Todos a la vez!

Algunas gurús de belleza de Instagram llevan esta técnica a otro nivel y consiguen hacer un verdadero trabajo de contouring con los correctores de colores. ¿Quieres ver un ejemplo? ¡Dale al play!



Y además:
Diferencias entre corrector e iluminador. ¿Los utilizas adecuadamente?
Tutorial de maquillaje: Cómo aplicar el iluminador

por Patricia Álvarez 90 compartidos

Puede interesarte