Inicio / Belleza / Maquillaje / El secreto de un contouring fácil: el truco de la V

© Maybelline
Belleza

El secreto de un contouring fácil: el truco de la V

por Redacción enfemenino Publicado en 15 de abril de 2016
189 compartidos

Se ha convertido en la tendencia más perseguida por todas las amantes del maquillaje. El contouring respondía a todas nuestras plegarias y nos acercaba la técnica preferida de Kim Kardashian pero, ¿quieres conocer el truco definitivo para dominarlo?

Da igual que no seas una maestra del maquillaje ni que tus trazos con el eyeliner sean prodigiosos para poder lucir un contouring natural digno del mejor makeup artist. Toda técnica tiene su truco y ahora te vamos a enseñar el truco de la V para que puedas esculpir tu rostro a tu antojo y dominar el contouring. Las hermanas Kardashian fueron las encargadas de dar a conocer esta técnica de maquillaje que ha tomado las redes sociales. Échale un vistazo a estos looks 100% contouring.

© Getty

Por si aún eres algo nueva en esto del contouring, te diremos que es una técnica de maquillaje que consigue hacer que tu rostro parezca más anguloso y definido. Rediseñar la forma de tu cara ya no tendrá secretos para ti. Olvídate de juntarte con cientos de productos porque Maybelline NY te trae Master contour, un stick de contouring 2 en 1 que combina todo lo que necesitas para practicar el contouring allá por donde vayas: tono oscuro y claro en crema en un mismo producto. Ahora te explicamos cómo sacarle el máximo partido al contouring fácil.

El contouring clásico consiste en oscurecer zonas del rostro e iluminar otras para jugar con los colores y la luz, potenciando los ángulos de nuestra estructura facial. Si has visto tutoriales en Youtube y tras varios intentos no has logrado dominar el contouring, el truco de la V te salvará la vida. Tan solo tienes que visualizar la forma de esta letra sobre tu rostro y dibujarla. Te explicamos cómo hacerlo a continuación.

Loading...

El truco de la V para un contouring fácil

Despeja tu rostro y aplica tu base de maquillaje. Ahora que ya tienes un tono de color uniforme en todo el rostro, observa la forma de tus rasgos. Fíjate en tus sienes, tus pómulos y tu mandíbula.

Es el turno de potenciar todos los ángulos de tu rostro, para ello toma un color oscuro. El stick Master contour de Maybelline NY se convierte aquí en un gran aliado porque al combinar el tono oscuro y el iluminador, hace que lo tengas todo en uno. La parte que viene a continuación te encantará. Sitúate frente al espejo y coloca los labios como si fueras a lanzar un beso. Mantén ese gesto y observa tu rostro. Verás como bajo los pómulos se marca el hueso.

1. Aplica el color oscuro justo debajo del hueso del pómulo, marcando desde la oreja hasta la mitad de la mejilla. Una vez lo hayas hecho en las dos mejillas, verás cómo has dibujado la V.

2. Ahora toca iluminar justo por encima del tono oscuro haciendo el mismo tipo de trazo.

3. Una vez hayas terminado de trazar la V clara, toca difuminar. No te compliques con brochas, esponjas etc. porque por su textura cremosa, ¡lo puedes difuminar con los dedos!

© Maybelline

Tips adicionales

Para afinar aún más tu rostro y eliminar el posible efecto de papada, también vamos a aplicar el color oscuro desde el principio del hueso de la mandíbula hasta la barbilla. De nuevo recurrimos a la forma de la letra V para dibujar el trazo.

Si crees que tu frente es demasiado grande, también puedes jugar con el contouring para que, aplicando el color oscuro sobre las sienes y la línea de la raíz del pelo, tu frente parezca más pequeña. Esta técnica es muy utilizada para afinar la nariz. Si aplicas el color oscuro a los lados del tabique de la nariz y luego iluminas el centro, tu nariz parecerá más estrecha.

Si ya hemos oscurecido las partes donde queremos crear las sombras, ahora es el momento de dar luz. Da pequeños toquecitos en la parte superior de las mejillas, debajo de las cejas, a lo largo del tabique de la nariz y en el arco de Cupido.

Al iluminar estas zonas en contraste con las que has oscurecido, lograrás crear un auténtico juego de sombras que genere el efecto visual de un rostro más definido. El iluminador de la zona de las cejas realza la mirada y ayuda además a potenciar el maquillaje de tus ojos. Del mismo modo, al darle luz al arco de Cupido, haces que la forma de tus labios quede más definida.

Si has llegado hasta aquí, seguramente sentirás que te has convertido en un auténtico indio Apache. No te preocupes son cosas del contouring. Ahora es el momento de difuminar con cuidado todos los trazos que has dibujado sobre tu rostro.

La clave del contouring es la misma que la de unos smokey eyes, que no se note el truco y que todo parezca perfectamente unificado.

Ya sabes, deja tus miedos a un lado y #dominaelcontouring como la maestra Kim Kardashian.​

/
por Redacción enfemenino 189 compartidos

Puede interesarte