Inicio / Belleza / Maquillaje / ¿Qué base va contigo? Trucos para encontrar tu maquillaje perfecto

Belleza

¿Qué base va contigo? Trucos para encontrar tu maquillaje perfecto

Margarita Velasco
por Margarita Velasco Publicado en 8 de agosto de 2015
126 compartidos

Hay tantas opciones que no tienes por qué quedarte sólo con una. Marcas, texturas, colores, matices, subtonos... Si ya te has perdido, no te preocupes, es mucho más sencillo de lo que parece. Sigue leyendo, porque aprenderás trucos muy útiles para encontrar el maquillaje que mejor vaya contigo.

No hace falta ser un maquillador profesional para saber que la base de un maquillaje es la que marca la diferencia. Si quieres lucir perfecta y que tu piel tenga un aspecto saludable, limpio y aterciopelado, debes prestar mucha atención a tu base de maquillaje.

Base líquida

Es válida para todos los tipos de pieles, aunque si tu piel es grasa, es mejor que optes por tipos de oil free. Su grado de cobertura media-baja es genial para tapar pequeñas imperfecciones, como esas pequeñas manchitas del acné. La textura de este tipo de maquillajes es muy ligera, lo que hace que su acabado sobre nuestra piel sea más natural. Para una aplicación óptima, puedes ponerla con tus manos, de esta forma lograrás que se adapte mejor a tu rostro.

A pesar de ser un maquillaje, por lo general, de larga duración, es preferible que vayas retocándolo a lo largo del día, así tu piel siempre tendrá un aspecto jugoso. También puedes usar polvos translúcidos para hacer que el efecto del maquillaje dure más, y quede mejor fijado.

Face & Body maquillaje líquido, Make Up For Ever, 36€ © Make Up For Ever

Base en crema

Si lo que quieres es lograr un maquillaje ligero, olvídate de las bases en crema. Este tipo de bases tiene una cobertura muy densa, más indicada para corregir las imperfecciones típicas de la piel madura. Uno de sus mayores beneficios es su larga duración, ya que el producto queda fijado sobre el rostro sin a apenas necesidad de retoque. Debido a su textura algo más grasa que la de otros maquillajes, es recomendable aplicarlo ayudándose de una brocha kabuki, y con pequeños toquecitos. Incluso puedes humedecer tu pincel con fijador de maquillaje. Con todos estos trucos evitarás el efecto máscara.

Studio Sculpt SPF 15 Foundation, M.A.C, 32€ © M.A.C

Base compacta

Este tipo de maquillaje es perfecto si tu piel es grasa, ya que le dará a tu piel un acabado natural y aterciopelado. Por otro lado, si tu piel es seca, huye de este tipo de bases, ya que resecarán aún más tu cutis, incluso puede llegar a marcar las arrugas o líneas de expresión.

Su cobertura es media-alta, llegando a cubrir las manchas más oscuras. Respecto a su duración, no puede compararse a la de los maquillajes en crema, sin embargo su formato permite que lo lleves en el bolso y que puedas retocar tu maquillaje a lo largo del día. Estas bases suelen ir acompañadas de una esponja, la cual también puedes humedecer para extender mejor el maquillaje.

Hello Flawless, Benefit, 36'50€ © Benefit

Base en sérum

¡La revolución tecnológica ha llegado al maquillaje! Los maquillajes ricos en sérum consiguen crear looks muy naturales, dejando tu rostro hidratado y como si te acabaras de despertar de un sueño reparador. Su textura es muy fina y ligera, así que olvidarás que llevas maquillaje, y además aportará muchísima naturalidad a tu rostro.

Concentra varios activos que ayudan a combatir los signos de la edad, tales como arrugas, bolsas y manchas. También hidrata profundamente, actuando como un suero para la piel. Funciona de maravilla con pieles mixtas y grasas, ya que tiene una mayor cantidad de agua que de aceites. Su cobertura y duración son medias, pero no necesitarás darle muchos retoques.

Diorskin Nude Air Sérum , Dior, 39€ © Dior

Base en mouse

Todos los maquillajes de textura mouse suelen ser oil free, así que no aumentan la producción de sebo de nuestra piel. Su uso no es muy recomendable para mujeres con piel seca, marcas de expresión o arrugas, ya que puede resecar la piel y pronunciar este tipo de imperfecciones. Su textura deja la piel aterciopelada y ayuda a luchar con los antiestéticos brillos de la piel. Su cobertura no es muy alta, la suficiente para tapar pequeñas imperfecciones. El formato de los maquillajes en mouse hace que sean muy cómodos para llevar en el bolso y poder aplicar retoques en cualquier lugar.

Base Mousse efecto polvo  Natura (c.p.v) © Natura

Base en stick

Su cobertura es tan alta que puede incluso llegar a sustituir a tu corrector. Olvídate de ojeras y granitos. Su dureza te puede ayudar a ser más precisa a la hora de cubrir zonas más complicadas. Además es perfecto para realizar la rutina del contouring. Aunque hay fórmulas que se adaptan a todo tipo de piel, hay otras que pueden déjarla demasiado grasa, todo depende de la marca o tipo de maquillaje en barra que elijas.

A la hora de aplicarlo, procura siempre que el stick esté vertical, para que el maquillaje vaya siempre a la zona deseada, e intenta aplicarlo desde dentro hacia fuera, así evitarás que se acumule mucho producto en algunas zonas.

Maquillaje protector UV FPS 36,en stick  Shiseido, 25€ © Sisheido

Base en polvo

Los maquillajes en polvo son los mejores amigos de la piel grasa. Su textura ligera absorbe el exceso de grasa, y admite los constantes retoques, así que si la usas podrás decir esa típica frase del cine de los años cincuenta: "voy a empolvarme la nariz". Esta base termina también con los brillos, así como con las rojeces, ya que unifica el tono. Si te decides por este tipo de maquillaje, lograrás un aspecto muy suave y natural.

Sin embargo si tu tipo de piel es seca, huye en dirección contraria, porque este tipo de bases resecarán mucho tu piel y hará que aparezcan pliegues en tu maquillaje.

Para aplicarlo, puedes utilizar un pincel de cerdas naturales. Y si tu maquillaje en es de polvos minerales, recuerda que debes calentarlo a través de movimientos circulares de tu pincel, lo que activará los ingredientes de su fórmula, y su absorción en la piel, será mayor.

Base Mineral Original FPS15, bareMinerals, 28€ © bareMinerals

BB cream o CC cream

Ambos tipos han surgido para facilitarnos la vida. Mientras que la BB cream: prepara, corrige, protege, restaura, hidrata la piel, suaviza las imperfecciones y deja acabado uniforme a largo plazo. La CC cream, además, añade agentes para blanquear y antioxidantes. Más orientado a las pieles maduras, su uso frecuente, ayuda a mitigar las manchas.

Ambas bases se aplican de la misma forma. Sólo tienes que aplicar el producto sobre tu mano, para calentarlo y poder extenderlo mejor por todo tu rostro. También puedes hacerlo ayudándote de una esponja. Sin embargo, ni la BB cream ni la CC cream, sustituyen el uso de la base de maquillaje, ya que su cobertura es inferior, por lo que puedes usarlas a modo de primer. Si por otro lado, lo que buscas es salir a la calle con un acabado muy leve, como si llevaras la cara lavada, encajará contigo a la perfección

CC Cream FPS 15 Protección Media Mary Kay, 22€ © Mary Kay


Y además:
¿Cómo aplicar una base de maquillaje?

Visagismo: cambia la forma de tu rostro con maquillaje

por Margarita Velasco 126 compartidos

Puede interesarte