Inicio / Novias / Moda / Claves para elegir tu anillo de compromiso

Novias

Claves para elegir tu anillo de compromiso

por Redacción enfemenino Publicado en 11 de agosto de 2016
68 compartidos

Un diamante es para toda la vida y cuando llega el momento de elegir tu anillo de compromiso se convierte en el protagonista. Hoy, los expertos de Argyor nos explican cómo elegir el diamante adecuado.

Para comenzar a hablar de diamantes hay que destacar que es el mineral más duro y sólo puede ser tallado o pulido gracias a otro diamante. El resultado de esta técnica da lugar a un sinfín de opciones. ¿Cómo saber qué elegir para tu anillo de compromiso? Hoy te enseñamos el truco de las 4C, las cuatro características más importantes que debes buscar en tu diamante.

C (CUT) TALLA

La talla es el único elemento que no es innato a la piedra y sin embargo indispensable para revelar el brillo del diamante. Es muy importante el saber hacer del joyero ya que si las proporciones son incorrectas, tendrá problemas para reflejar la luz. Los cortes o tallas que puedes encontrar son:

-Diamante talla brillante
La forma es redonda con 57 facetas o lados (58 si el vértice está truncado, culet).

-Diamante talla princesa
Perfectamente cuadrada con 76 facetas.

-Diamante talla pera
En forma de gota de agua o de lágrima.

-Diamante talla baguette
Corte rectangular con 48 ó 50 facetas colocadas en hilera.

-Diamante talla oval
Es un corte oval o elíptico cuya forma alargada ayuda a estilizar la silueta de los dedos y manos pequeñas.

-Diamante talla corazón
Es una talla, que partiendo de la talla brillante se modifica en forma de corazón. Es un corte “fantasía”. Se caracteriza por tener 59 facetas. En este caso el cortador garantiza la simetría y el equilibrio de la piedra mientras que el pulidor resalta el brillo del diamante.

-Diamante talla marquesa
Una forma alargada terminada en punta y más luminosa en el centro.

C (COLOUR) COLOR

El color de un diamante es una de las características más importantes. Cuanto más transparente (blanco) sea, más valor tendrá.
Para medir su calidad encontramos una escala de color que se gradúa de la D para el más blanco hasta la Z para el amarillo o marrón.

Fuera de esta escala, nos encontramos piedras de fantasía, que se tasan con criterios distintos y son aún más caras y valiosas por su escasez.

C (CLARITY) PUREZA

La claridad nos va a delatar las pequeñas imperfecciones, llamadas inclusiones, de nuestro diamante. Son detalles como fracturas, líquido, etc. que no podemos apreciar a simple vista pero que entenderás gracias a esta graduación con siglas. ¡Atenta!

1) IF Internally Flawless o Sin inclusiones internas
No presenta inclusiones internas visibles para un experto con una lupa de 10 aumentos, pero puede haber algunas minúsculas irregularidades externas en el acabado.

2) Very Very Small Inclusions /Muy muy pequeñas inclusiones
Grado 1: Una minúscula inclusión visible únicamente para un experto con una lupa de 10 aumentos.
Grado 2: Varias inclusiones minúsculas visibles únicamente para un experto con una lupa de 10 aumentos.

3) Very Small Inclusions /Muy pequeña inclusión
Grado 1: Inclusión muy pequeña visible con una lupa de 10 aumentos.
Grado 2:Varias inclusiones muy pequeñas visibles con una lupa de 10 aumentos.

4) Small Inclusions / Pequeña inclusión
Grado 1: Inclusión pequeña visible con una lupa de 10 aumentos.
Grado 2: Varias inclusiones pequeñas visibles con una lupa de 10 aumentos.

5) Included 1 o Imperfecto
Grado 1: Inclusión que resulta visible a simple vista.
Grado 2: Numerosas inclusiones claramente visibles a simple vista que también disminuyen el brillo.
Grado 3: Numerosas inclusiones claramente visibles a simple vista que disminuyen el brillo y comprometen la estructura del diamante, haciendo que pueda agrietarse o romperse más fácilmente.

C (CARAT) PESO

El “Carat” (peso) es la unidad de medida de los diamantes. Se mide en quilates, con abreviaturas ct y se corresponde con 0.20 gr.

El origen de la palabra puede provenir de varias culturas: de la India, donde pesaban los quilates con granos de algarrobos (“kuara”), del vocablo griego ceration (cuatro granos) o su forma árabe qirat.

El precio depende del tamaño de la piedra, las más grandes, al ser también más escasas aumentan su precio exponencialmente: por ejemplo aunque un diamante de 1.5 quilates sea tres veces mayor a uno de 0.5 quilates, su precio puede ser de cinco a siete veces superior.

No se debe confundir con el quilataje del oro, que también es importante pero tiene otro significado, el del porcentaje de oro puro en la aleación: 750 milésimas para 18 quilates y 375 milésimas para 9 quilates.

Texto: Marta Gómez Izquierdo

Y además:
40 tatuajes que sustituyen a las alianzas tradicionales
4 ideas para que tu alianza cuente tu historia

por Redacción enfemenino 68 compartidos

Puede interesarte