Inicio / Novias / Moda / Trucos para ir en tacones a una boda

Novias

Trucos para ir en tacones a una boda

Maria Calvo
por Maria Calvo Publicado en 3 de mayo de 2016
183 compartidos

¿Te carcome la angustia sólo de pensar en lo que vas a sufrir con esos tacones de vértigo que te has comprado para tu próxima boda? Tran-qui-li-dad, ¡enfemenino al rescate! Debes saber que existen truquitos para aguantar mejor sobre las alturas. Nosotras te los contamos.

Amigos y enemigos de las mujeres, nos estilizan y nos martirizan, nos dan una de cal y otra de arena. Christian Louboutin dijo en una ocasión que los tacones son un doloroso placer y algo de razón tendrá el maestro zapatero más famoso del mundo. La temporada de bodas, bautizos y comuniones ya está aquí y queremos que tus pies no se resientan y aguantes esas jornadas maratonianas subida a tus tacones. ¿Para estar guapa hay que sufrir? ¡Ya no! ¡Toma nota!

Consejos para soportar mejor los tacones

1. Cremas y sprays anti-fricción: aplicar estos productos antes de subirte a los tacones es una buena forma de prevenir las molestas ampollas y las dolorosas rozaduras. Estas cremas mágicas crean una película protectora a modo de segunda piel, que evitarán el contacto directo del pie con el zapato. Si prefieres un remedio más casero, puedes aplicar vaselina en las zonas más propensas al dolor, como talones o puntas.

2. Almohadillas y plantillas de silicona: no está de más añadir plantillas protectoras para acolchar nuestras pisadas. Se adhieren al calzado porque son antideslizantes. Ayudan a contrarrestar el peso que ejerce nuestro propio cuerpo sobre los pies y mejoran ligeramente el dolor. Debes saber que existen medias plantillas, plantillas enteras y almohadillas que se colocan en la suela del pie para aliviar la presión. No dudes en ponértelas cuando empieces a sentir molestias.

3. Elegir tu número correcto: si estás pensando en ponerte para la boda esos zapatos ideales que compraste en rebajas por 9,99 aunque no eran de tu número: STOP. Nunca, nunca, nunca actúes por impulso y piensa con la cabeza. Es preferible que aguantes toda la noche con un par de zapatos más cómodos, a que te tengas que irte a casa por culpa de tus andamios. Si llevas un número más grande, tus dedos se deslizarán hacia delante con la consuecuente aparición de nuestras amigas las ampollas, y un número más pequeño puede resultar fatídico para la integridad de tus piececillos. No lo hagas.

4. ¿Suelas resbaladizas? Recurre a los remedios de la abuela y dedica unos minutos a raspar las suelas con ayuda de unas tijeras o un cuchillo. Si este rusticismo no te va, siempre puedes optar por comprar unas pegatinas antideslizantes y especiales para suelas. Hoy en día está todo inventado, así que no tienes excusa.

5. Estrenar zapatos el mismo día de la boda es como tirarse por un barranco sin paracaídas. Saldrás mal parada seguro. El pie necesita un tiempo para adaptarse a la horma y tú otro tanto para aprender a andar dignamente por encima de los 10 centímetros. Te aconsejamos que ensayes en casa con ellos, que des paseos cortos por la calle y compruebes dónde pueden aparecer las futuras molestias. Más vale prevenir que curar, el que avisa no es traidor, mujer prevenida vale por dos... y demás retahíla del refranero español. Nosotras ya te hemos avisado.

6. Estando de pie y plantadita como un chopo es cuando nuestros pies se resienten más. Procura no estar quieta todo el rato, da pequeños paseos, baila y procura descansar de vez en cuando. ¡Tus pinrreles lo agradecerán!

7. ¿Piensas que el tacón de aguja y cóctel en el jardín es un combo imposible? Quita esa cara de susto, ya te hemos dicho que existen remedios para todo. Si tienes miedo a quedarte empalada en la hierba como un tentetieso debes saber que The Solemates tiene la solución. Se han sacado de la manga unos protectores de silicona que cubre el tacón y te permiten andar con total normalidad por cualquier superficie.

8. ¿Sabes que existe una solución extrema que requiere pasar por quirófano? Se llama Loub Job (en honor a Louboutin), y consiste en inyectar ácido hialurónico en la planta del pie para poder resistir las alturas de famosos tacones como los Pigalle de 12 centímetros. ¡Hay gente para todo!

9. Si son las 3 de la mañana, estás machacada y notas que ya empiezas a andar como Chiquito, probablemente estés repasando esta lista de remedios contra el dolor de pies. Si ninguno te ha convencido, adelante: recurre a la solución universal de las peor paradas, baja del andamio y ponte ese par de bailarinas de repuesto aunque no peguen nada con tu vestidazo. ¡Que no decaiga la fiesta! Al fin y al cabo se trata es de difrutar, ¿no? Además, existen opciones monísimas como Pretty Ballerinas, Corcose London o Fashion Emergency Kit, que comercializan una línea de bailarinas plegables con bolsita y todo.

¿Hay alguna alternativa?

Cuñas: son una buena alternativa para las fóbicas a las alturas. Consiguen estilizar igual que los tacones y mantendrás tus pies con mayor apoyo, por lo que el dolor es mucho más difícil que aparezca. Para una boda de estilo rústico quedarán perfectas , ¡ni lo dudes!

Plataforma: lo mejor para ganar altura y mantener la compostura es optar por modelos con plataforma en la parte delantera. Podrás reducir la altura de tu tacón y no perderás ni un centímetro de altura. Palabrita de la Reina Letizia, que está abonada a estos zapatos.

Tacón midi: kitten heel, tacones de abuela o como quieras llamarlo. Son una buena opción y están más en boga que nunca. Por increíble que parezca, para Manolo Blanhik es su prototipo favorito. Lo que él diga va a misa.

Diseños con pulsera en el tobillo o escote en T: te proporcionan una mejor sujección y evitan ese incómodo momento en que los zapatos te bailan o salen volando por no agarrarse al pie como es debido.

Que sí, que todas tenemos este mismo problema, pero poniendo remedio con antelación podremos contonearnos por las bodas con total frescura y sin pizca de dolor.

Por si te interesa, te dejamos las últimas tendencias en vestidos de novia para el 2017. ¡Ya están aquí!

Y además...
Las mejores bodas de tus series favoritas
Vestidos para invitadas a una boda

por Maria Calvo 183 compartidos

Puede interesarte