Inicio / Famosos / Noticias Famosos / Bruno Mars, el gran triunfador de la Super Bowl

© Gtres
Famosos

Bruno Mars, el gran triunfador de la Super Bowl

Alba González
por Alba González Publicado en 3 de febrero de 2014

El exitoso cantante, acompañado por el grupo Red Hot Chilli Peppers, fueron los encargados de animar el descanso de la Super Bowl con una de las actuaciones más esperada del año. Bruno Mars no defraudó y vestido con chaqueta dorada, camisa blanca y corbata negra convirtió el estadio MetLife de East Rutherford en una auténtica fiesta del soul.

Beyoncé se lo había puesto muy difícil, pero si algo ha dejado claro este pequeño artista de 1,65 de altura es que su música le hace llegar a lo más alto. Bruno Mars volvió a demostrar sobre el escenario por qué se ha convertido en la estrella que hoy es con sólo dos discos en el mercado.

Acostumbrados a los escándalos y a estar más pendientes del número de cambios de vestuario que del artista de turno, esta vez en el mayor espectáculo deportivo de los EEUU, sólo destacó la buena música. Una perfecta actuación de 15 minutos que comenzó con un coro de 12 niños y al que le siguió un solo de batería del propio Bruno Mars.

Bruno Mars © Gtres

Las luces, los fuegos artificiales y el magnífico soul del artista hawaiano pasaron de repente al funk furioso de "Give it Away", tema estrella de Red Hot Chili Peppers, momento en el cual la eterna banda saltó al escenario con el torso desnudo para acompañarle en tan especial momento. Una perfecta combinación que dejó a todos con la boca abierta y con la que el estadio volvió a fundirse a negro para terminar el espectáculo con un toque de emoción.

La bandera estadounidense volvió a ondear en las pantallas y, tras ella, el mensaje de varios soldados saludando a sus familias, mujeres e hijos inundó el estadio. Tras ellos, Bruno Mars volvía al escenario para terminar con "Just the way you are".

Loading...

La publicidad, la otra protagonista de la Super Bowl

Más allá de la música y, por supuesto, el deporte, la Super Bowl es publicidad. Los mejores anuncios se emiten durante la pausa de este evento deportivo en el que este 2014, se han llegado a pagar hasta 4 millones de dólares por una inserción publicitaria de 30 segundos.

Uno de los más esperado ha sido el de H&M y David Beckham, pero no ha sido el único. Budweiser enamoraba a la audiencia con la historia de amistad de un perro y un caballo, mientras que Axe abandonaba la carga sexual a la que nos tiene acostumbrados con sus anuncios para decir "Haz el amor y no la guerra".

Arnold Schwarzenegger, vestido con ropa de deporte, peluca y realizando unos calentamientos ante un partido de ping pong bajo el lema "Whatever is coming" (lo que ha de venir) fue otro de los protagonistas.

Loading...
Loading...
Loading...
por Alba González

Puede interesarte