Inicio / Famosos / Noticias Famosos / El drama que casi termina con Paz Padilla

© Instagram
Famosos

El drama que casi termina con Paz Padilla

por Daniel García Publicado en 21 de septiembre de 2017

La presentadora de 'Sálvame' se abre en el programa 'Mi casa es la tuya' y habla de su vida por primera vez en muchos años.

Pocos veían que Paz Padilla pudiese superar el gran reto de presentar Sálvame cuando se anunció que sería la sustituta de Jorge Javier Vázquez. Y es que nada tenía que ver con los programas que la humorista había hecho hasta ese momento. Ahora, años después, nadie ve a la presentadora como un bicho raro dentro de este universo de Telecinco.

La presentadora se sentó este miércoles en Mi casa es la tuya después de muchos años sin conceder una entrevista sobre su vida. Su trabajo en Telecinco fue uno de los temas más esperados de la noche. Paz Padilla se abrió, habló de las relaciones con sus compañeros y de lo mal que lo ha llegado a pasar en algunos momentos.

"En Sálvame sufro mucho, muchísimo", aseguró la presentadora. “Yo tengo que pinchar a mis compañeros porque el programa va de eso, de que hablen de sus vidas. Y no me gusta, y algunos se enfadan conmigo, pero es lo que tengo que hacer y no lo dejaría nunca”, explicó Padilla.

Paz Padilla © Instagram

Habló de su infancia sin nada, de la escasez económica en la que vivía su familia, a quien tantas veces les cortaron la luz. Gracias a su madre, siempre tuvieron un trozo de pan que llevarse a la boca. “Ella es una buscavidas”, contó a Bertín. “Se las agenciaba para hablar con el frutero y que este les dejara más baratas las frutas que se habían caído, que tenían un golpe…”, “el panadero le daba el pan del día anterior, ella nos lo remojaba y después lo tostaba. He comido mucho pan ‘tostao’ de chica. Después mi madre le echaba manteca”.

Su madre también ponía al servicio de sus 7 hijos toda su imaginación. Cuando no había dinero para Reyes, ella organizaba un espectáculo para toda su familia en el que cantaba, hacía teatro, contaba chistes y los niños no necesitaban nada más para ser felices. Por eso ahora que Paz puede, se encarga de que no le falte de nada a la mujer que siempre lo dio todo por ella y sus hermanos.

Al lado de su hija ha vivido uno de los momentos más terroríficos de su vida: un tiroteo en su propio jardín. El día que se mudaron a su actual casa, unos ladrones entraron a su domicilio huyendo de la policía. Los oficiales dispararon contra los cacos y Paz, aterrada, solo pensó en salvar a su hija a quien escondió en la chimenea pues pensó que los ladrillos, al ser más gruesos, protegerían a la niña.

Y además:
Bertín Osborne se convierte en una inmobiliaria andante
Así es la casa de Bertín Osborne, la más famosa de la TV

por Daniel García

Puede interesarte