Inicio / Novias / Organización / 10 signos que indican que aún no estás lista para casarte

© Blue Valentine
Novias

10 signos que indican que aún no estás lista para casarte

Elvira Sáez
por Elvira Sáez Publicado en 24 de agosto de 2016

¿Estáis pensando en casaros pero no estás del todo segura? Te contamos las señales que indican que, quizá, aún no es el momento.

Casarse es un paso muy importante en la vida y es una decisión que debe ser meditada. Supone comprometerse a compartir la vida con otra persona por lo que no se puede tomar a la ligera. El matrimonio no siempre es fácil, de hecho, aunque tu relación vaya viento en popa, el éxito no está asegurado, pero lo estará mucho menos si desde el principio te inundan las dudas. Te contamos algunos signos que indican que deberías pensártelo mejor.
Si quieres tomar la decisión correcta y que vuestra relación sea de película como las de nuestra galería, sigue leyendo.

1. No coincidís en aspectos fundamentales de la vida

Él quiere tener hijos y tú no. A ti te gustaría vivir unos años fuera de tu país, pero él no tiene ninguna intención. Su casa soñada es en medio del campo y tú prefieres la ciudad. Sin olvidar, que uno de los dos quiere casarse por la iglesia y el otro por lo civil. No estar de acuerdo en muchos aspectos de la vida puede convertirse en un obstáculo para que vuestra relación funcione.

2. Consideras que la boda es un evento y no un compromiso con tu pareja

Hablar de vuestra boda solo te hace ilusión por el vestido, la ceremonia y reunir a todos tus familiares y amigos. Son aspectos importantes que te harán disfrutar del gran día pero no olvides que, el motivo principal de la celebración, es el compromiso que adquirirás con tu pareja.

3. A veces dudas sobre tus sentimientos

¿Te has preguntado muchas veces por qué sigues con tu pareja? ¿Le quieres pero no sientes eso que crees que deberías sentir? Este es uno de los síntomas principales que indican que no deberías casarte y mucho menos considerarlo como opción para reavivar la relación. Si no estáis bien ahora, tampoco lo estaréis por firmar unos papeles.

4. En tus planes de futuro no sueles incluir a tu pareja

¿Sueñas con irte a vivir a otro país y no te importa, para nada, cómo afectará eso a vuestra relación? No es que tengáis que hacer todo juntos, no. De hecho, en una relación exitosa, la independencia de cada uno es clave, pero tampoco es muy normal que cada vez que te pares a imaginar tu futuro, él no esté incluido. Quizá denota que, realmente, no es la persona con la que quieres pasar tu vida.

5. Evitas las reuniones con su familia

Pones todo tipo de excusas cada vez que tu chico te propone una comida con sus padres y, si alguna vez te ves obligada a ir, te vas lo antes posible. Entonces, mejor continuad vuestro noviazgo. Una vez que os caséis su familia será la tuya y habrá muchas ocasiones en las que tendréis que convivir. Mejor espera hasta que estés preparada.

6. Nunca te has imaginado formando una familia con él

Nunca has imaginado como será tu vida con él si os casáis o tenéis hijos. Aunque no sepamos si se cumplirá o no es muy habitual que, estando enamorados, se piense en probables detalles de vuestro futuro común como el lugar donde viviréis o los posibles nombre de vuestros hijos. Si no es así, puede ser mala señal.

7. Aún no habéis convivido

¿Nunca habéis vivido juntos? Entonces todavía os queda mucho por conocer de la otra persona. Sus hábitos, manías, comportamientos... En la convivencia pueden surgir muchos conflictos y es importante que sepas si te sientes feliz viviendo con él antes de pensar en boda. ¿Por qué no dais ese paso primero?

8. No confiáis el uno en el otro

Nunca has tenido del todo claro si tu pareja te es fiel o si tú se lo serás siempre. Por eso, es muy habitual que vuestra relación esté llena de secretos o bien os ocultéis algunos momentos de vuestra vida. Ya sea para casaros o para seguir con la relación, la confianza en fundamental. Si no la hay, ¡algo falla!

9. Te agobias al pensar que estarás siempre con la misma persona

No quieres reconocerlo pero más de una vez has pensando en lo aburrido que sería no volverte a enamorar, vivir la conquista de los primeros meses o no tener nunca más una primera cita. Puede que la persona con la que estás actualmente no sea la adecuada.

10. No soléis compartir lo material

Cuando os caséis tendréis la opción de la separación de bienes pero, aún así, no es muy buena señal que no seáis generosos el uno con el otro. Llegar a un acuerdo de este tipo no exime que, durante vuestro matrimonio, los dos disfrutaréis de todo lo material. Si no estáis dispuestos a compartir vuestras pertenencias, sean del tipo que sean, ¿cómo vais a compartir la vida?

Después de todo esto, ¿estás lista o no para dar el gran salto en tu relación?

Y además:
10 preguntas que debes hacerle a tu pareja antes de casarte
10 cosas que debes hacer con tu novio antes de casarte

por Elvira Sáez