Inicio / Novias / Organización / Formas originales de llegar al altar

© Gtresonline
Novias

Formas originales de llegar al altar

Maria Calvo
por Maria Calvo Publicado en 14 de marzo de 2016
104 compartidos

Tras el "getting ready" de la novia, llega el momento de poner dirección al altar. Los nervios y la emoción se han apoderado de ti, y ese camino que parece eterno es conveniente hacerlo de la manera más adecuada posible. ¡Atención, que llega la novia!

Eliges el vestido, el peinado, el sitio del enlace y del banquete, pero ¿has pensado cómo vas a llegar al lugar de la ceremonia? A menudo, esta elección pasa desapercibida y no nos damos cuenta de la importancia que tiene. La llegada de la novia es un momento emotivo que todos guardarán en su retina y debe ser coherente con el estilo de la boda.

¿Quieres que todos se queden con la boca abierta cuando te vean llegar? Te mostramos las formas más originales de presentarte ante el altar.

Formas de llegar al altar © Gtresonline

Hay opciones infinitas, para los más tradicionales o para los más arriesgados. El vehículo que eliges habla mucho de ti. Dime cómo llegas al altar y te diré qué tipo de novia eres:

1. Los coches antiguos son siempre una buena opción: Los Seat 600, Minis, Citroën retro o Escarabajos descapotables, harán las delicias de los novios más vintage.

2. Para los amantes del lujo siempre se puede optar por clásicos infalibles: Rolls-Royce, Cadillac o Bentley. Pero si tu ilusión es llegar al altar como una auténtica estrella de Hollywood también puedes hacerte con una limusina blanca. ¡No existen las normas!

3. Si eres de espíritu aventurero o una rebelde sin causa, tu vehículo son las motos. Desde Scooters o Vespas hasta las icónicas Harley Davidson, ¡que rujan los motores, la novia ya está aquí!

4. Como opción B ¿qué tal una moto con sidecar? Es una apuesta divertida que no dejará indiferente a nadie. Este vehículo retro decorado con toques naïf puede ser de lo más romántico.

5. Otra alternativa de cuatro ruedas para bodas de estilo rural y desenfadado son las furgonetas vintage con aires hippies o vehículos más potentes como Jeeps o los Ford T.

Si quieres prescindir de los motores

6. ¿Quién no recuerda a Lady Di y al Príncipe Carlos montados en una impresionante carroza tras darse el sí quiero? Si llevas un vestido de princesa y quieres hacer de tu boda un cuento de hadas, éste es tu vehículo.

7. Las carrozas son a la realeza europea, lo que las calesas son para la española. La infanta Elena ya disfrutó de este paseo el día de su boda con Jaime de Marichalar. Ya sea en la Catedral de Sevilla o en la de Burgos, apuesta por el made in Spain y atrévete a llegar en un coche de caballos.

8. ¿Y cabalgando? Sólo apto para buenas amazonas con nervios de acero. Bastante estrés tienes ya el día de tu boda como para mantener el equilibrio a trote galopero a lomos de un raudo corcel. Novias que queráis mantener intactos vuestros peinados: no lo probéis.

9. Las bicicletas son para el verano y también para las bodas. ¿Por qué no? Si eres una valiente acostumbrada a dar pedales, ésta puede ser una opción a tener en cuenta. ¿Y un tándem? Las bicicletas biplaza son divertidas para abandonar la ceremonia ya unidos en matrimonio. Eso sí, abstenerse novias con vestidos pomposos si no queréis acabar con un desgarrón.

10. Si habéis optado por una boda en la playa, sorprende a todos llegando a bordo de un pequeño velero, en una zodiac o en un taxi acuático como George Clooney y Amal Alamuddin el día de su enlace veneciano.

11. Después de "avionetas con mensajes de amor", llega la saga "novias que aterrizan en parapente sin despeinarse". Sí amigos, las bodas extremas existen.

12. Un caddie de golf, un quad, un Mehari o un tractor amarillo... Todo vale para cumplir vuestra ilusión ¡Echa a volar tu imaginación y elige el vehículo que siempre has soñado para el día de tu boda!

13. Pero si no estás segura de dar este gran paso... ¡pies para qué os quiero! Márcate un Julia Roberts en "Novia a la fuga" y huye corriendo sin mirar atrás.

Ya sea por tierra, mar o aire... sed felices y comed perdices.

Y además:
Listas de boda: regalos originales
5 cosas que no pueden faltar en tu boda

por Maria Calvo 104 compartidos

Puede interesarte