Inicio / Novias / Organización / La fotógrafa más joven del mundo tiene sólo nueve años

© Regina Wyllie
Novias

La fotógrafa más joven del mundo tiene sólo nueve años

Maria Calvo
por Maria Calvo Publicado en 27 de junio de 2016
63 compartidos

Nunca subestimes la creatividad de un niño. El nuevo portento de la fotografía tiene nueve años y lleva desde los tres aprendiendo de su padre. Ella es Regina Wyllie y va a dar mucho que hablar.

Esta semana el mundo de la moda se vestía de luto para despedir a uno de los fotógrafos más renombrados del panorama internacional. Bill Cuningham deja para nuestro deleite un legado profesional que abarca muchas décadas de existosa carrera. Por desgracia, unos se van pero otras generaciones de jóvenes vienen pisando fuerte, pero ¿tan jóvenes?

Una niña de tan sólo nueve años está sorprendiendo al mundo sus extraordinarias dotes para la fotografía nupcial. Se llama Regina Wyllie y es una pequeña escocesa que lleva con la cámara en la mano desde los tres. Ahora, las novias del mundo se la rifan. Prestad atención, porque ha nacido una estrella.

Regina Wyllie © Regina Wyllie

Kevin Wyllie, fotógrafo profesional, solía ir a sus sesiones acompañado por su hija Regina, y ella, acompañada por su inseparable cámara de juguete. Un buen día, cogió la de su padre y se puso a sacar fotos. Los resultados con tan sólo seis años ya eran espectaculares. Según cuenta orgulloso Kevin al periódico británico Daily Mail, "Regina hacía preguntas sobre fotografía a los tres años. Cuando tenía seis ya noté que estaba sacando muy buenas fotos y que tenía buen ojo para esta profesión".

Ahora, con tan sólo nueve, desempeña su precoz carrera junto a su padre. En los últimos tres años su evolución ha sido espectacular. Sus fotos son dulces, delicadas, detallistas y precisas, fruto del filtro inocente de un niño y de la profesionalidad de la que ya goza Regina.

Cada vez está más solicitada, sobre todo, en territorio nupcial. Parejas de todo el mundo están al tanto de este portento y quieren que sea ella quien capture las fotos de su día especial. Su primer trabajo como profesional vio la luz el pasado mes de abril: un book con más de 400 fotos y toda la escenificación de la boda a su cargo.

“Cuando tiene una cámara en las manos, no tiene ningún problema para tratar con la gente o crear disparos durante todo el día. No tengo palabras para describir lo orgulloso que me siento”, expresó su padre. Sin duda, Regina es una pequeña fotógrafa de la que oiremos hablar mucho más en un futuro.

Y además:
Candy Bar: el corner más dulce de una boda
Fotógrafos de boda: tu historia de amor a golpe de clic

por Maria Calvo 63 compartidos

Puede interesarte