Inicio / Novias / Organización / Pequeños regalos para los invitados

© Chez Sandrine
Novias

Pequeños regalos para los invitados

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 23 de noviembre de 2009

Los regalos para los invitados deben ser representativos de vuestra unión. Además de las típicas peladillas, cada vez es más frecuente ofrecer pequeños regalos, unos más clásicos y otros más originales.

¿Cuándo se dan los regalos?
Normalmente cada invitado encuentra su pequeño detalle al sentarse a la mesa. Puede ser un modo de distribuir y decorar los asientos personalizando cada regalo con una etiqueta con el nombre del comensal. También se pueden repartir cuando los invitados se vayan, momento que podréis aprovechar para charlar un poco si no habéis tenido tiempo de hablar con ellos antes o para agradecerles su asistencia al evento.

La tradición de las peladillas
Las peladillas se han convertido en un elemento imprescindible en las celebraciones matrimoniales de todo el mundo. Se trata de una tradición que se remonta varios siglos, simboliza el reconocimiento de una nueva pareja y se regala a los invitados como agradecimiento por haber compartido el excepcional día con el nuevo matrimonio. Las peladillas varían en función del país y la cultura de los cónyuges.
Marca la tradición que deben ser cinco las ofrecidas en las bodas, cada una en representación de los cinco votos matrimoniales: salud, riqueza, felicidad, fertilidad y longevidad. La unión del gusto amargo de la almendra con la cobertura del azúcar simboliza el amargor y el dulzor de la vida. Pero en el fondo, no importa la cantidad de peladillas sino que ésta sea impar en representación de la unión y la indivisibilidad de los enamorados. Hoy en día existen muchas variedades de peladillas según el gusto, el color, la forma, etc.

Algunas pistas…
Si no quieres ofrecer peladillas puedes regalar cualquier otro producto comestible, muy apreciados por los invitados, así que piensa en bombones o chocolates. Dales un toque divertido con la forma, la composición o el envoltorio o incluso escribe en ellos vuestros nombres y la fecha del enlace.
Si prefieres regalar pequeños objetos, sé original y olvídate de los mecheros, los llaveros y los bolis. Hay muchas tiendas y webs con grandes propuestas de pequeños objetos que puedes personalizar según lo que busques: velas, pulseras, caramelos, plantas, etc.
O sino seguro que encuentras algo entre los profesionales que exponen en los salones de boda, consúltales, estarán encantados de ofrecerte sus ideas.

Un regalo temático o regional
Si celebras una boda temática, ofrece pequeños detalles que recuerden ese bonito día. Por ejemplo, si la boda es eco, elije plantas o jabones bio... O para inmortalizar ese día tan particular, regala «colores locales»: si te casas en Valencia, perfume para el hogar al aroma de cítricos; si prefieres en Andalucía, un corte de jabón al aceite de oliva virgen; o si eres más del norte, una botellita del mejor vino de la ribera del Duero.


Consulta también:
Ideas para hacer una boda diferente

¿A quién invitar a tu boda?

por Elena Bonet

Puede interesarte