Inicio / Novias / Organización / Reglas de oro para ser la invitada perfecta: qué no hacer en una boda

© The Wedding Party
Novias

Reglas de oro para ser la invitada perfecta: qué no hacer en una boda

Gema Begega
por Gema Begega Publicado en 23 de diciembre de 2015
283 compartidos

Prevés un día inolvidable porque tus amigos se casan. Seguramente ya sepas cómo te vas a vestir y a peinar pero, ¿crees que con eso ya basta? Toma nota de los consejos que enumeramos para ser una invitada 10 y no sucumbas a las tentaciones.

1. Ligar con el novio

Ya le ha dicho 'Si quiero' a la novia, así que olvídate. Da igual que sea tu amor platónico, tu ligue de adolescencia o el hombre perfecto; ya está pillado.

gif
Te quiero. Estoy total y completamente enamorada de ti. No me importa si es demasiado tarde. Te lo digo de todos modos.

2. Criticar a la novia

¡Es su día! No le digas que el vestido le sienta mal, que no es bonito, que su maquillaje es horrible o que su peinado no le favorece nada.

gif
Todos piensan que soy demasiado gorda para él

3. Llevar un vestido blanco

Nunca lleves un vestido blanco a una boda. La única que tiene el privilegio de vestir de ese color es la novia. Tú no. A no ser que quieras terminar así...

gif

4. Llevar de invitado a tu amigo 'con derecho'

Cuando tus amigos te invitan a su boda y te dicen que puedes llevar acompañante, no se refieren a tu amigo de los fines de semana.

Loading...

No he venido con nadie. Estoy so-la

5. Tomarse la ceremonia a risa

La ceremonia es uno de los momentos más serios y solemnes. No es momento de repasar las noticias en Twitter, subir fotos a Instagram o tener conversaciones con tu vecino.

gif

6. Levantarse cuando el cura el cura dice: "si alguien tiene algo que decir, que hable ahora o calle para siempre"

Sólo hay una excepción: que estés segura de que el novio se va a escapar contigo y va a dejar a la novia plantada en el altar.

Seamos sinceros, esta frase no se utiliza en las bodas católicas, pero tampoco nos importaría. Le da un punto interesante a la boda y creeríamos que formamos parte de una película Hollywood.

gif

7. Cambiar el sitting de las mesas discretamente

No vale la pena haber ido a la boda si no puedes sentarte con el chico más guapo de la noche. ¿Tendrás que conocerle antes de ir al ataque no? ¡Pues no! Espérate al baile o a la barra libre. No modifiques las mesas, si están puestas así es por algún motivo.

gif

8. Disfrutar demasiado de la barra libre

La exaltación de la amistad, los bailes vergonzosos... Todo es posible gracias al alcohol. Nosotras te lo hemos advertido. Bebe con precaución.

gif

9. Improvisar un discurso

Después de haberte bebido unas cuantas copas, no te recomendamos que te acerques al micro.

gif

10. Terminar la noche con un invitado

Seguro que llevas toda la noche echándole el ojo pero, haznos caso: irte de la boda con él puede que no sea una buena idea. A la mañana siguiente puede que te arrepientas. Si te gusta mucho intercambiad teléfonos y quedad otro día.


​Y además:
Test: ¡adivina cuándo te casarás!
Luna de miel en África: una experiencia inolvidable

por Gema Begega 283 compartidos

Puede interesarte