Inicio / Novias / Organización / Tips para involucrar a tu chico en los preparativos de la boda

© iStock
Novias

Tips para involucrar a tu chico en los preparativos de la boda

Elvira Sáez
por Elvira Sáez Publicado en 14 de septiembre de 2016

En ocasiones, el novio delega todo en la novia y se aleja de los preparativos de la boda por miedo a discusiones o por puro pasotismo. Te damos algunos consejos para que la organización sea cosa de los dos.

¿Tu chico no tiene ningún interés en elegir los detalles para los invitados? ¿Apenas opina sobre el lugar donde lo celebraréis? ¡No te preocupes! Te vamos a proponer unos tips con los que seguro que logras que se involucre en todos (o casi todos) los aspectos de vuestra boda. Se trata de un momento muy importante para los dos, así que debéis estar muy unidos. Antes de nada y para que el proceso sea más sencillo, te dejamos algunas canciones con las que podéis abrir vuestro baile, seguro que escucharlas juntos os viene genial para sentir que formáis un equipo. ¡Sigue leyendo!

Pregúntale y escucha sus ideas

Quizá, tu chico considera que su opinión no es primordial y por eso ha decidido no llevarte la contraria ni exponer sus ideas sobre la boda. Por eso, un buen punto de partida es que os sentéis a hablar sobre el tema y escuches atentamente sus propuestas. De este modo podréis poneros de acuerdo en diferentes aspectos y descartar los que no os convencen. ¡La comunicación es fundamental!

Dividid las tareas según vuestra preferencia

¿Por qué no decidís sobre que aspectos quiere encargarse cada uno? Aunque consultéis todo entre vosotros, es muy probable que de esta manera ambos os sintáis más a gusto e ilusionados con la boda. Aunque haya asuntos que no puedan dividirse, será más placentero para los dos entregaros de lleno a lo que os gusta. ¿Él siente pasión por la música o le encanta darle mil vueltas a los regalos para sorprender? ¡Listo! Es cuestión de encontrar los puntos fuertes de cada uno.

Si algo no te gusta díselo, pero no discutas

Este consejo lo puedes aplicar en muchas situaciones, no solo con tu pareja y sobre la boda. Si hay algún aspecto en el que no estás de acuerdo tienes que hacérselo saber, pero no lo conviertas en una discusión. Si quieres que se involucre en los preparativos, lo peor que puedes hacer es que crea que todo es un pretexto para que te salgas con la tuya y le regañes. ¡Tacto!

Intercalad las tareas divertidas con las aburridas

Para que sea un proceso divertido para ambos, una buena idea es intercalar las gestiones más aburridas con los detalles que más os motivan. ¿Un ejemplo? Hoy toca concretar los detalles legales, pero la próxima tarea será planificar el viaje de novios o bien probar el menú, infinitamente más ameno. ¡Te dejamos algunas ideas para vuestra luna de miel!

Convierte las tareas más laboriosas en algo divertido

¿Os toca organizar las mesas y no sabéis por donde empezar? Para que tu chico no se escaquee, podéis darle una vuelta al plan. ¿Por qué no lo hacéis mientras cenáis vuestros platos favoritos o como recompensa veis una película que os apetezca mucho? Esto solo es una idea, se trata de que amenicéis las tareas más tediosas con algún plan que os encante hacer.

Momentos de desconexión

Estamos de acuerdo en que organizar una boda conlleva tiempo y trabajo, pero también es necesario desconectar. Si estás todo el día hablando de lo mismo puede que os agobiéis y tu pareja no quiera saber mucho del tema por eso. Así que, cuando toque descansar, hablad de otros temas y disfrutad.

¿Has tomado nota? ¡Seguro que desde ahora formáis el tándem perfecto!

Y además:
Las ventajas de comprometerse con mucha antelación
Ideas para celebrar tu aniversario de boda

por Elvira Sáez

Puede interesarte