Inicio / Novias / Organización / Trucos para salir bien en las fotos de tu boda

Trucos para salir bien en las fotos de tu boda

Publicado por Gema Begega
Publicado en 18 de agosto de 2015

Seamos fotogénicos o no, el día de nuestra boda queremos que todas las fotos sean perfectas. Si eres de las que piensa que salir bien en una foto es lo más complicado del mundo, no te pierdas estos consejos que te demostrarán lo contrario.

Cuando queremos recordar algo, no hay nada mejor que echar la vista atrás viendo las fotografías que fueron tomadas ese día. En tu boda, las fotos forman un papel muy importante y, por eso, hay que prestarle especial atención a la elección del fotógrafo.

Pero, no vamos a cargar con toda la presión al artista, nosotros también tenemos que poner de nuestra parte. Sentirse cómodos y disfrutar del día son fundamentales para que las fotografías sean perfectas. Para las más tímidas e inseguras, os tenemos preparados una serie de consejos para que poséis cual modelo y tengáis unas fotos de película.

​Apuesta por la naturalidad

El mejor consejo que podemos daros es que seáis naturales, os olvidéis de las poses forzadas y respiréis hondo. No hay nada mejor que una foto tomada de improviso, de esas que captan momentos especiales, miradas sinceras y sonrisas sin forzar.

Sin embargo, para que estés más cómoda, es recomendable que los días previos ensayéis ante el espejo para descubrir cuál es vuestro mejor perfil o qué gestos os favorecen más. Así, cuando haya que posar de verdad, tu gesto más favorecedor te saldrá de manera más natural.

Una buena postura, con la espalda recta y los hombros relajados, ayudará a sacar a relucir vuestro mejor aspecto.

​Sonreir con la mirada

Aunque el día de la boda suele ser muy feliz, en las fotos no es necesario que estéis con una sonrisa de oreja a oreja en cada foto, y menos si vuestra dentadura no es perfecta. Es importante aprender a sonreír con la mirada y que vuestra expresión refleje la enorme alegría que estáis viviendo.

Si eres una persona risueña, es normal que sonrías mucho pero, si eres más tímida, no tienes porque forzarla. Debes ser tu misma y recordar que la felicidad se refleja en el rostro y también se sonríe con la mirada.

Creernos cuando os decimos que la sonrisa es el reflejo del alma pues, si realmente estáis disfrutando del enlace, todas las fotos serán perfectas.

Selfies

Además de contratar a un fotógrafo, no dudes en hacerte fotos con tus invitados desde vuestro teléfono móvil. No tendrán la misma calidad, eso está claro, pero guardaréis momentos muy divertidos en el recuerdo.

Aprovecha para sacar tu lado más gamberro y divertido gracias a los selfies.

Photocall

Si algo está claro es que en una boda hay que pasárselo bien y reírse mucho. Prepara un fondo bonito para crear un photocall, con diferentes temáticas, para que tanto vosotros como los invitados puedan divertirse.

Narices de mentira, gafas, gorros y cualquier tipo de accesorio que se te ocurra puede hacer de vuestras fotos las más originales. Créenos cuando te decimos que le sacarás más partido del que imaginas a este pequeño set de fotografía.

Ora gran idea puede ser alquilar una cámara Polaroid para que los invitados se puedan llevar al momento la foto que se acaban de sacar.​

​Fotos de novia

Algunos profesionales recomiendan, además, no mirar directamente al objetivo de la cámara, sino un poco más arriba.

Por supuesto es básico reconocer nuestros defectos físicos, es decir, si tenemos una gran nariz aguileña, lo mejor será no ponernos de perfil, ya que destacará sobre todo lo demás.

Al contrario pasaría si nuestras orejas son algo prominentes, mejor posar algo ladeados que de frente e intentar disimularlas con el pelo.

Un truco muy empleado por las modelos profesionales es mostrar sólo tres cuartos de su cara en vez de posar de frente completamente y estirar un poco el cuello sin levantar la barbilla. Con esta pose se consigue estirar las facciones y que las arrugas sean menos visibles.

¿Cómo contratar al fotógrafo de tu boda?

1. Antes de contratar a un fotógrafo, pedid ver sesiones de fotos que haya realizado con anterioridad para saber cual es su estilo.
2. Contratadlo sólo si os gusta como trabaja.
3. Confiad plenamente en él porque si no estaréis incómodos y eso se reflejará en las fotografías. Además, si es un buen profesional sacará lo mejor de vosotros.
4. Comportaos de la manera más natural posible, sed vosotros mismos.
5. Relajaos y estad tranquilos, la cámara lo recoge todo.
6. El maquillaje y el peinado de la novia tiene que ser lo más acorde posible con su personalidad y que ella no se sienta disfrazada.
7. Disfrutad plenamente del día porque no todas las fotos se hacen posando, muchas se hacen sin que te des cuenta y captan los mejores momentos.

Y además...
Boda a lo Star Wars: lo geek puede ser chic
Así se planifica una boda: preparativos y agenda

Puede interesarte

Comentarios