Inicio / Pareja / Relaciones / ¿Cómo hacer que dure para siempre? 10 consejos para conservar el amor

Pareja

¿Cómo hacer que dure para siempre? 10 consejos para conservar el amor

por Redacción enfemenino Publicado en 24 de febrero de 2017
116 compartidos

Si crees haber encontrado a esa persona especial que quieres que sea tu inseparable compañero en este viaje que es la vida, toma nota de estas ideas.

No falla, cuanto más enamorados estamos, más miedo tenemos de que acabe. Es un sentimiento normal y le pasa a casi todo el mundo. Y es que nadie quiere que termine lo bueno, ¿verdad? Si estás con esa persona especial y crees que puede ser la definitiva, ya sabes lo que dicen: el amor, como las plantas, hay que regarlo cada día. Por eso, para que vuestra relación vaya siempre viento en popa, lee atentamente estos 10 consejos para conservar el amor.

Relacionados: 25 consejos útiles para que una relación funcione

25 consejos para que tu relación sea duradera © Señor y señora Smith

1. Aceptar su humanidad

Cuando estamos en el periodo de enamoramiento, vemos a la otra persona perfecta, como la mujer o el hombre ideal que hemos estado buscando. Pero, poco a poco, nos vamos dando cuenta de que esto no es así, y que por muy maravillosa que sea la otra persona, todos tenemos, además de nuestras virtudes, nuestros defectos, porque somos humanos y hay que aceptarlos y quererse así, pues si aceptamos nuestra propia humanidad, aceptaremos la del otro.

2. No intentes cambiarle

Las relaciones se establecen desde la parte más genuina de nosotros y cuando nos sentimos aceptados, nos sentimos también queridos. Sin embargo, cuando alguien ve como intentan cambiarle, puede sentir que no es del todo querido. La consecuencia que esto produce es que las relaciones se distancien. Intentar cambiar al otro es imposible, y una pérdida de tiempo y energía. Porque un cambio, sólo puede iniciarse cuando uno realmente está decidido a hacerlo, y no porque se lo digan o lo deseen otras personas.

3. Nunca obligar a elegir entre algo que quiere o le gusta mucho y tú

Obligar a una persona a que se aleje de algo o se prive de algo que le encanta o quiere, es casi firmar la sentencia de muerte en una relación. Cuando no soportamos eso que a él o a ella tanto le gusta, hasta el punto de no poder vivir con ello, mejor será que nos marchemos. Si por el contrario, ponemos a esa persona a elegir, pueden pasar dos cosas, que son que escoja lo que no queremos y se vaya, o que se prive de eso que le apasiona y recuerde siempre cómo se le puso entre la espada y la pared para dejarlo, lo que se convertirá en reproches, tristeza, etc. en un futuro.

4. Escuchar, callar y respetar ante problemas con familiares o amigos

Una forma muy sencilla de evitar los conflictos es no opinar sobre la familia o amigos de los demás. No debemos nunca hacerlo aunque nos lo pidan. Nos podemos ver en la tesitura de un conflicto entre nuestra pareja y otra persona, con quién este tenga algún vínculo emocional. En muchísimas ocasiones, ante esto, nosotros tenemos que escuchar y callar. Porque los sentimientos que tenga con esa persona, con su familia o con sus amigos, solo los entenderá él, o ella misma. Y puede resultar difícil de comprender para los demás desde fuera. Por este motivo, él o ella pueden perdonar, pasar por alto, etc., algo que tú crees que nunca harías. Esta situación hay que respetarla, y nuestra opinión en contra, no va a tener ningún efecto positivo en la relación.

5. Ponerse en el lugar del otro y primar el respeto mutuo

Cuántas discusiones se evitarían, si aprendiéramos a ponernos en el lugar de la otra persona, a entender por qué alguien dice lo que dice, por qué actúa de determinada manera y respetarlo. Las personas siempre pueden llegar a un entendimiento, aunque parezca imposible, si hacemos un esfuerzo por intentar comprender su punto de vista. Sobre las discusiones o desencuentros, también es importante que estas sean siempre entre los dos, sin vincular a otros o en presencia de terceros.

6. Espacio y encuentro

Dar a cada uno su espacio es necesario, cada pareja decidirá como será este, dependiendo de su forma de ser. Algunos lo entenderán como pasar un fin de semana solo con sus amigos, otros en acudir unas horas al gimnasio, incluso otros el vivir en casas diferentes. Todas estarán bien, siempre que los dos estén de acuerdo en cómo debe ser ese espacio y se encuentren a gusto. Igual de importante que esto, es buscar actividades comunes, aficiones que os apetezcan a los dos, y que os permitan pasar un rato de diversión, haciendo juntos algo con lo que disfrutéis mucho.

7. Dedícale tiempo

Muchas veces estamos pendientes de los hijos, la familia, compañeros de trabajo, amigos... y nos olvidamos de nuestra pareja. Pensamos que como siempre está ahí, y como vivimos con él o ella, siempre lo va a estar. Pero esto no es así, y por ello tenemos que encontrar un tiempo cada día, para hablar de cómo nos ha ido, en qué estamos pensando, nuestros planes, si hay algo que nos preocupa o estamos deseando que suceda, etc. Siempre desde el punto de vista positivo, destacando las cosas buenas que nos hayan pasado durante el día. También interesarnos por su estado de ánimo y no dar por hecho que si algo sintiera, te lo diría. No pasa nada, por preguntar de vez en cuando, con una sonrisa, algo del estilo a ¿estás contento/a?, ¿te sientes bien?...

8. Deciros que os queréis

Qué importantes son las palabras y la manera que tenemos de hablarnos. Cuando alguien te quiere se nota y se demuestra con muchas acciones, pero no está de mas, que los sentimientos también se expresen. Decirle a tu pareja que le quieres, nunca sobra, aunque esta lo sepa y esté seguro de ello. Del mismo modo, también es importante utilizar un lenguaje positivo, destacar sus virtudes, hacerse cumplidos y sonreírse. Aquí tienes unas ideas para hacerlo de forma original.

9. Veros como un equipo

Apoyar, tener claro que formáis un equipo, que si los dos remáis en la misma dirección, las cosas marcharán muy bien, lo contrario de lo que pasará si cada uno tira para un lado. Para ello es importante no generar tensión, ni intentar llevar al límite al otro, y si estáis en un momento de desencuentro, es mejor que dejéis pasar cualquier asunto, hasta que los dos estéis tranquilos. También es básico no tomar decisiones importantes, hasta que la situación se tranquilice y cada uno haya entendido el punto de vista del otro.

10. Intentar no dejar nunca de sorprenderos

Tener detalles por pequeños que sean, siempre es algo que se agradece, mas cuando estos no se esperan. Con detalle, no me estoy refiriendo a regalos o cosas materiales, sino que me refiero a gestos o acciones, con los que puedes demostrar tus sentimientos, y que no cuestan nada, pero que tienen un gran impacto en la felicidad de la otra persona.

Artículo elaborado por la Dra. Marisa Navarro, psicoterapeura y autora del libro “La medicina emocional”. Puedes seguirla también en Twitter y Facebook.

Y además:
Test: ¿es el hombre de mi vida?
20 señales que te harán pensar que es el amor de tu vida

por Redacción enfemenino 116 compartidos

Puede interesarte