Inicio / En forma / Salud / Los beneficios de los frutos secos: ¡a comerlos!

© iStock
En forma

Los beneficios de los frutos secos: ¡a comerlos!

por Redacción enfemenino Publicado en 14 de septiembre de 2017
1 033 compartidos

¡El otoño es época de frutos secos! Ahora más que nunca estos deliciosos alimentos constituyen un complemento idóneo en nuestra dieta. Hoy os mostramos los beneficios que presentan para que empieces a incluirlos en tu día a día.

Los frutos secos son semillas que se caracterizan por tener bajo contenido en agua y un importante porcentaje en grasas saludables, mono y poliinsaturadas. Entre ellos podemos encontrar: las almendras, los anacardos, las avellanas, los cacahuetes, las nueces, los piñones, los pistachos, las pipas de girasol... Sí, una variedad deliciosa pero que muchas veces evitamos comer porque se consideran muy calóricos. Sin embargo, con estos consejos de alimentación saludable y después de descubrir los beneficios que tienen los frutos secos, que nos explican los expertos en nutrición de Medicadiet, seguro que empiezas a incluirlos en tu dieta.

Las propiedades de los frutos secos

  • Son fuente de minerales. Aportan magnesio, fósforo, potasio, calcio, hierro y oligoelementos como el zinc y el selenio, con propiedades antioxidantes.
  • Es importante su gran aporte vitamínico. Son ricos en vitaminas como B1, B3 o folatos.También constituyen una de las fuentes vegetales más abundantes en vitamina E, también con carácter antioxidante.
  • Son ricos en grasas saludables. A los frutos secos se les atribuyen propiedades cardiosaludables por tener un alto contenido en grasas mono- y poliinsaturadas, destacamos el ácido oleico, el linoleico (omega 6) y linolénico (omega 3). Estos últimos son ácidos grasos esenciales para el organismo.
  • Aportan proteína vegetal. Hace que los frutos secos sean alimentos idóneos, en cantidades moderadas, para tomar después de la realización de ejercicio físico.
  • Son ricos en fibra. Su consumo ayuda a controlar el apetito y a regular el tránsito intestinal. También se asocia a una disminución de los niveles de colesterol al interferir en su absorción a nivel intestinal.

Si quieres descubrir algunos alimentos especialmente ricos en fibra, no te pierdas esta galería...

Los frutos secos: alimentos protectores

Según un reciente estudio de Predimed, el consumo de frutos secos, dentro de una alimentación saludable, reduce los niveles de colesterol LDL (“colesterol malo”) en sangre, aumenta el colesterol HDL (“colesterol bueno”) y protegen frente al desarrollo de arteriosclerosis. Además, también poseen propiedades antioxidantes y saciantes gracias a la composición que presentan, por lo que son alimentos que debes incorporar en tu dieta.

También existen evidencias científicas que sostienen que el consumo frecuente de frutos secos está asociado con un menor riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2. Se cree que podría deberse a su actividad antiinflamatoria.

Por otro lado, el Estudio Prospectivo Europeo sobre Cáncer y Nutrición relacionó el consumo de frutos secos con una menor incidencia en cáncer de colon. Por lo tanto, los frutos secos son unos de los pocos alimentos que cuentan con un gran número de evidencias científicas que sostienen que son saludables para el organismo.

Ideas para incorporarlos a tu platos

  • En macedonias de frutas, para que sean más crujientes. Como por ejemplo, una macedonia compuesta por: fruta del tiempo (manzana, pera, melocotón, etc) con almendras y un poco de zumo de naranja.
  • En lácteos como el yogurt, para que sea más nutritivo. Como por ejemplo, una cuajada con nueces.
  • En cremas para dar un toque especial a tus platos. Como por ejemplo, una crema de calabaza con picadillo de nueces.
  • En ensaladas, las completarán a nivel nutricional. Como por ejemplo, una ensalada de rúcula, escarola, queso, manzana, un puñado de anacardos picados, un puñado de piñones, vinagre de módena, aceite y sal.

Si necesitas ideas de ensaladas donde incluir frutos secos, hemos dado una vuelta al mundo para ofrecerte unas cuantas ideas...

En dietas de ganancia de peso o en deportistas son una opción energética muy saludable. Elige tomarlos en desayuno, merienda y en comidas principales; saciarás tu apetito y recargarás de energía tu organismo para un rendimiento deportivo óptimo.

Recuerda que no debes abusar de ellos y que su consumo debe ser moderado. La cantidad diaria recomendada es de un puñado aproximadamente (12-15 gramos). Ahora que ya sabes un poco más sobre los frutos secos, no tienes excusas para no incluirlo en tu alimentación. ¡Que no te falten!

Artículo elaborado por Vanessa Buitrago, nutricionista de Medicadiet, en colaboración con enfemenino.


​Y además:
6 razones para tomar legumbres todas las semanas: ¡disfruta de sus beneficios!
Los 10 sorprendentes beneficios de las semillas de chía

por Redacción enfemenino 1 033 compartidos

Puede interesarte