Inicio / En forma / Salud / ¡Empieza el año con buen pie! Los propósitos más saludables para 2017

¡Empieza el año con buen pie! Los propósitos más saludables para 2017

Cristina Cañedo Publicado por Cristina Cañedo
Publicado en 15 de noviembre de 2015

¿Sabes cómo empezar el 2017 con buen pie? Márcate unos propósitos sanos y realistas y verás como el próximo año es el tuyo!

Con la llegada de un nuevo año, aparecen siempre los buenos propósitos, y entre ellos seguro que están apuntarse al gimnasio, hacer dieta o dejar de fumar, clásicos que al final, terminamos olvidando en febrero. Empezar el año con objetivos positivos es el primer paso, pero para mantenerlos necesitamos un poquito de fuerza de voluntad y no ponerse metas inalcanzables. Nosotras te proponemos unos sencillos pasos para que tu salud y tu ánimo mejoren en los próximos meses sin mucho esfuerzo. ¿Empezamos?

Dieta sana y equilibrada

Un clásico: todos los años nos prometemos perder peso. Tras los excesos navideños, los kilos pesan y el remordimiento de conciencia también. Lo primero que tienes que tener claro es que comenzar un régimen o una dieta extrema para adelgazar en poco tiempo no te va a servir de nada, porque seguramente en cuanto abandones la dieta volverás a recuperar el peso perdido. Nuestro mejor consejo: olvídate de dietas raras y milagrosas y opta por una dieta equilibrada y variada, es decir, come de todo en poca cantidad e incorporando a tu alimentación más frutas, verduras y legumbres. Con una dieta sana baja en grasas saturadas, azúcares y sodio, no solo cuidaras tu aspecto físico sino también tu corazón. Así que ya sabes, ¡empieza bien el año y cuida lo que comes, pensando en el presente y en el mañana!

¡Adiós al tabaco!

Dejar de fumar es un mal hábito que todas deberíamos abandonar. Decir no al tabaco es difícil, pero no imposible, y como necesitas mucha fuerza de voluntad para conseguirlo, nosotras te damos algunas buenas razones para convencerte de que lo dejes definitivamente. En España mueren cerca de 50.000 personas por enfermedades derivadas del consumo de tabaco, una cifra mayor que el número de fallecidos en accidentes de tráfico. Además aproximadamente 1000 fumadores pasivos mueren cada año por el tabaco.

Si esto no te convence te damos más razones: el tabaco aumenta el riesgo de sufrir cáncer, causa problemas respiratorios, neumonía, problemas del corazón, asma o cataratas y en las mujeres embarazadas, puede aumentar el riesgo de muerte súbita del bebé. Para dejar de fumar es importante que te lo propongas con fuerza y busques ayuda. Hay muchos medios y terapias a las que puedes recurrir. La acupuntura, los productos con nicotina, como los chicles o los parches, pueden ser algunos ejemplos.

¡Más ejercicio y menos sofá!

Otro tópico en enero es la búsqueda de un gimnasio o deporte que nos libere de los kilos navideños. El problema es que pasadas dos o tres semanas, nuestro propósito se queda en un deseo, abandonado por la desidia y el aburrimiento. Pero esta vez no será así, porque te vamos a proponer deportes y actividades que te motivarán todo el año. Hacer ejercicio no tiene que ser una obligación para ti, debes comprender que es importante para tu salud, porque el sedentarismo es la causa principal de problemas como el sobrepreso y la obesidad. Además de ayudar a controlar tu peso, hacer deporte también previene las enfermedades cardiovasculares, aumenta el nivel de colesterol bueno (HDL) y mejora el estado de ánimo, entre muchos otros beneficios.

Nuestro consejo: si el running o el gimnasio no son para ti, prueba las clases de baile o zumba, son mucho más animadas y podrás conocer gente nueva, así no pensarás que estás haciendo ejercicio, aunque sea de las actividades más completas que existen.

Ejercitar la memoria

Igual de importante que cuidar nuestro cuerpo es cuidar el cerebro y la mente. Seguro que has oído hablar alguna vez del entrenamiento mental y este es uno de nuestros principales propósitos para el nuevo año. La memoria mantiene nuestro cerebro en forma y lo protege frente al envejecimiento y el deterioro mental prematuro, de enfermedades como el Alzheimer o la demencia. Por eso es tan importante realizar ejercicios para entrenar la memoria. Los juegos de mesa, el ajedrez, los crucigramas o los sudokus mantienen nuestra mente despierta y en forma. Otra actividad sumamente beneficiosa para nuestro cerebro y nuestra memoria es la lectura. Se ha demostrado recientemente que leer estimula la actividad cerebral y fortalece las conexiones neuronales, protegiéndonos de enfermedades neurodegenerativas.

Mejorar la postura corporal

¿Sientes a menudo dolor de espalda o cervicales? Pasar mucho tiempo sentada frente al ordenador con una mala postura o estar estresada durante un periodo prolongado de tiempo, suele acarrear tensión en los hombros, la columna vertebral y dolores de espalda. Por esta razón es tan importante cuidar la postura corporal, tanto cuando estamos sentados en la oficina como cuando vemos la tele o dormimos. Con la ayuda de un monitor o fisioterapeuta podemos aprender sencillos ejercicios para prevenir los problemas de espalda y practicarlos en casa. El yoga también es una buena actividad para mejorar nuestra postura corporal, estirar los músculos y relajarnos.

¡Más agua y menos refrescos!

Tan importante como una buena alimentación es mantenerse bien hidratada, porque el agua es un nutriente indispensable para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Si no reponemos toda el agua que nuestro cuerpo pierde a lo largo del día, recurre al líquido alojado en el interior de nuestras células y estas sufren. Por eso cuando estamos deshidratadas surgen dolores de cabeza, cansancio y sensación de debilidad.

Sabemos que muchas veces es difícil acordarse de beber agua y mucho menos tomarse los ocho vasos recomendados al día, por eso te damos algunos consejos para mantenerte siempre bien hidratada. Intenta tener siempre a mano una botella de agua o un vaso que te recuerde que debes beber. Si no eres muy fan del agua procura no sustituirla por refrescos o bebidas alcohólicas y opta por los refrescos light, las infusiones o las verduras y frutas ricas en agua como el pepino, la lechuga, el apio, el melón, la sandía o la piña. ¡Los zumos también son una buena opción!

Respirar aire puro más a menudo

El ajetreo diario de la ciudad, el trabajo y nuestras obligaciones diarias no nos permiten relajarnos todo lo que necesitamos, por eso es importante plantarse de vez en cuando y decir “¡este día es para mí y solo para mí!”. Todas necesitamos un paréntesis de vez en cuando y qué mejor forma de relajarse que disfrutar del aire puro y la naturaleza, ya sea en un parque, en el campo, la montaña o la playa. Salir de la rutina por un día, dejar la ciudad, disfrutar de los paisajes y nuestras zonas verdes es un plan perfecto para compartir o simplemente para huir sola. Puedes aprovechar la escapada para hacer algún deporte, dar largos paseos o andar en bici. ¡Cualquier actividad será buena para tu salud y tu ánimo!

Dormir más y mejor

Conciliar el sueño a veces se hace imposible, con tanto estrés, trabajo, niños… pero ¿sabes lo importante que es dormir bien? Una cuarta parte de los españoles sufre trastornos del sueño, por lo que se ha convertido en una de las enfermedades más comunes. El sueño sirve para recuperarse durante la noche para poder rendir de forma óptima durante el día, además también ayuda a bajar de peso, ya que la falta de descanso, provoca un aumento de sustancias hormonales que aumentan el apetito. Así, cuanto menos durmamos, más queremos comer. ¿Te parecen suficientes motivos para tomarte el sueño enserio? Si no consigues dormir a diario entre 7 y 8 horas te damos algunos consejos para que duermas bien.

Y además:
Así entrenaremos el próximo año: las tendencias deportivas para 2017
50 deliciosos alimentos que alargarán tu vida: ¡inclúyelos en tu dieta!

Puede interesarte

Comentarios