Inicio / En forma / Salud / Me pica la piel, ¿tengo algo grave?

© iStock
En forma

Me pica la piel, ¿tengo algo grave?

Elvira Sáez
por Elvira Sáez Publicado en 31 de mayo de 2017
127 compartidos

Aunque el picor puede ser tan solo una molestia, si es prolongado también puede tratarse de un aviso sobre un problema mayor. Por eso, es importante prestarle atención y consultar al médico si no cesa. Te contamos cuáles son las posibles causas y algunos consejos para aliviarla. ¡Toma nota!

Las causas del picor de la piel son muy variadas. Si se trata de un picor puntual, no tiene por qué haber un problema detrás, pero si se convierte en algo crónico, es conveniente prestar atención para poder solucionarlo. A diferencia de los picores breves, el picor o prurito prologando debe considerarse como un aviso de una posible enfermedad o disfunción. Te contamos qué es lo que puede estar provocándolo. Pero antes, puedes ver algunos consejos para aliviar y hacer frente al picor en la galería. ¡Echa un vistazo!

Evita rascar las zonas afectadas © iStock

Antes de empezar, es importante tener en cuenta que existen diferentes tipos de picores: picores localizados (prurito epicrítico), que son los que se dan en una zona limitada del cuerpo, picores difíciles de localizar (prurito protopático) o aquellos que también conllevan cambios en la piel, como erupciones (prurigo). En función de esto, las causas pueden variar.

Causas

Las causas más comunes son las siguientes:

- Picaduras de insectos (mosquitos, avispas...)
- Reacciones alérgicas por contacto
- Enfermedades cutáneas: urticaria, ictiosis (piel escamosa) dermatitis atópica...
- Factores alimentarios (alergias a determinados alimentos)
- Alergia solar
- Infecciones causas por hongos
- Contaminantes

Pero, como hemos señalado al inicio, también pueden ser un síntoma de algo más grave:

- Trastornos metabólicos como hipertiroidismo o hipotiroidismo.
- Enfermedades de la sangre (anemia, mastocitosis...)
- Algunos tipos de cáncer como la leucemia o el linfoma
- Enfermedades hepáticas
- Infecciones con agentes patógenos (parásitos: piojos, lombrices intestinales...)
- Enfermedades psicológicas como, por ejemplo, el trastorno obsesivo compulsivo

Tratamientos y consejos para aliviar el picor

El tratamiento para el picor cutáneo dependerá de las causas del mismo. Por eso, es recomendable consultar a un dermatólogo. No obstante, hay algunas recomendaciones generales que pueden ayudarte, sobre todo si ya has identificado lo que lo provoca (picaduras, urticaria...):

- Evita rascar o frotar la zona afectada
- Aplica productos específicos para aliviar el picor en las zonas afectadas varias veces al día
- Usa jabones neutros
- Dúchate con agua tibia o aplica compresas frías en las zonas afectadas
- Hidrata tu piel con productos adecuados
- No tomes el sol en exceso y hazlo siempre con protección solar
- Opta por ropa ligera y descarta la ajustada
- Evita el consumo de alcohol, ya que deshidrata la piel
- Huye de los alimentos picantes (salsas, especies...)

¿Has apuntado todo? A continuación te dejamos un vídeo con otros consejos que pueden ayudarte tener una vida más saludable. Entre ellos incidimos en la necesidad de ir a revisiones médicas para prevenir problemas más graves. Por eso, si consideras que tu picor es severo, ¡no lo dudes y acude a un especialista!

Y además:
¿Piel sensible? ¡Aprende a escucharla!
Picor en el cuero cabelludo: cómo evitarlo

por Elvira Sáez 127 compartidos

Puede interesarte