Inicio / En forma / Salud / ¿Por qué no me viene la regla si no estoy embarazada?

© iStock
En forma

¿Por qué no me viene la regla si no estoy embarazada?

Laura Marcos
por Laura Marcos Publicado en 3 de enero de 2017
83 compartidos

En el momento más inoportuno, justo cuando la esperábamos o con algunos días de retraso. Al final, la menstruación acude cada mes a su cita en la vida de todas las mujeres. Pero, ¿qué pasa cuando se retrasa demasiado? ¿Alguna vez has tenido una falta sin estar embarazada? Si estás segura de que no estás esperando un bebé, te contamos las razones por las que tu regla puede faltarte o venir con retraso. ¿Sabías que todo es cuestión de hormonas? Toma nota y evítate sustos.

Aunque a veces odiemos su llegada, todas estamos acostumbradas a convivir con la menstruación. Un proceso de tu cuerpo que, al final, es muy bello, ya que te permite ser madre. Pero si estás segura de que lo que quieres en este momento no es un niño, no es nada agradable encontrarse con una falta. El retraso o la falta del periodo puede causarnos sorpresa a más de una, sin necesidad de habernos quedado embarazadas. El estrés, un peso demasiado bajo, la edad o la lactancia pueden alterar los procesos hormonales que provocan la regla.

Lo cierto es que hay muchas razones, que no son un embarazo, por las que la regla podría no llegar todo lo puntual posible, o faltar algún mes a su cita. En cambio, si lo que quieres es quedarte embarazada, lo primero es cuidarse: añade a tu cesta de la compra los alimentos que favorecen la fertilidad.

Ya te has realizado un test de embarazo y ha dado negativo. Entonces, ¿por qué no te viene la regla?

1. Sufres demasiado estrés

La menstruación se produce como respuesta a un complejo ciclo de segregación de hormonas: estrógenos y progesterona. Pero las hormonas del estrés, como el cortisol, pueden alterar la producción de las hormonas responsables de la menstruación. Si no se segrega estrógeno, no se produce el engrosamiento del endometrio en el útero, que se prepara para recibir al embrión y que luego se elimina al no haber fecundación. Por tanto, no hay nada que expulsar, y no hay regla. ¡Así de sencillo!

En ocasiones, la preocupación por la llegada de la regla provoca un aumento del estrés, lo que tiene las consecuencias totalmente contrarias a las deseadas. Si no has mantenido relaciones o has usado correctamente el preservativo, relájate y deja que tu cuerpo siga su curso. Ya llegará.

2. Tienes un ovario poliquístico

El ovario poliquístico también es una de las razones por las que la regla puede ausentarse. En estos casos, el óvulo se atrofia y se queda en el ovario, y no hay óvulo disponible para fecundar. Esto puede provocar que se reduzcan los niveles de estrógeno y progesterona, y aumente ligeramente la testosterona (hormona masculina). Si no hay nada que fecundar, tampoco se construye el “nido”, que luego se expulsa en la regla. Por tanto, ¡no la tienes!

Si observas frecuentes alteraciones en tu menstruación y además, otros signos como vello masculino, acné, caída del cabello y sobrepeso, puede que tengas un ovario poliquístico. Aunque no es una patología grave, es mejor que consultes a tu médico.

3. Tu peso es demasiado bajo

Si has sufrido una disminución brusca de peso, tu cuerpo está enfocado a destinar la energía para las funciones básicas, y “decide” dejar de producir hormonas no tan importantes: las responsables de la menstruación. El cuerpo entiende que, ante la falta de alimento, no es capaz de albergar una nueva vida. Por eso, es frecuente la retirada de la regla (amenorrea) en mujeres con anorexia nerviosa.

Recuerda que alimentarte bien es muy importante para mantener tu salud, y para producir las hormonas necesarias para todas las funciones de tu cuerpo. La belleza no reside en un cuerpo muy delgado, sino en uno saludable. ¡Salud es sinónimo de belleza! Cuídate con estos consejos para mantener un peso saludable.

4. Eres una adolescente o estás cerca de la menopausia

La edad de la mujer determina la producción de hormonas sexuales. No produces las mismas hormonas en cada momento de tu vida. Si hace poco tiempo que te vino tu primer periodo (unos meses o pocos años), es posible que aún tarde un tiempo en regularse, porque tu sistema reproductor y tus ciclos hormonales no están desarrollados del todo.

Al mismo tiempo, si eres una mujer de mediana edad, puede que te estés acercando a la menopausia. No hay una edad determinada en la que sucede pero, cumplida la madurez sexual, el cuerpo deja de producir estrógenos hasta que la regla se retira por completo. Si tienes más de 45 años, es probable que estés entrado en esta nueva etapa. Recuerda que ocurre poco a poco y puedes tener periodos irregulares durante, todavía, unos años más.

5. Estás dando el pecho

Durante la lactancia, las mujeres producimos una hormona, la prolactina, que interviene en el proceso de segregación de otras hormonas (estrógeno y progesterona), responsables de la regla. En estos momentos, el cuerpo está pendiente de amamantar y proteger a un nuevo ser. La naturaleza es sabia.

Especialmente en los primeros seis meses de lactancia, y si las tomas se producen cada tres horas, si observas que la regla se retira es improbable que te quedes embarazada, ¡pero no imposible!

6. Estás usando un anticonceptivo hormonal de manera incorrecta

Los anticonceptivos hormonales combinados (estrógeno y progesterona), como la píldora o el anillo, liberan en tu cuerpo una dosis continuada de hormonas. En realidad, cuando tomas anticonceptivos no hay ovulación (liberación de un óvulo) y por eso no te quedas embarazada, pero sí tiene lugar el proceso de engrosamiento del endometrio, que es el producto de la regla cuando se expulsa.

Si no respetas los días de descanso o te saltas alguna toma en el caso de la píldora, puedes provocar una alteración hormonal que impida que se produzca la menstruación. Pero lo que es muy probable que ocurra, en estos casos, es que se produzca un embarazo no deseado.

Recuerda que la causa más frecuente de ausencia de la regla es la concepción, por lo que debes hacer un uso responsable de los anticonceptivos para llevar a cabo una correcta planificación familiar. Si tienes una falta en tu periodo, lo primero que debes hacer es realizarte un test de embarazo y acudir a tu médico.

Y, ¡recuerda! Los anticonceptivos hormonales sólo intervienen en la fecundación. El preservativo es el único método que puede protegerte, además, contra las infecciones de transmisión sexual. El sexo seguro se disfruta mucho más. Por eso, te dejamos algunas ideas para que te inspires.

Relacionados: Las 20 posturas más románticas para hacer el amor

© El curioso caso de Benjamin Button

Y además...
10 ideas falsas sobre la píldora del día después (que no debes creer)
¿Las pastillas anticonceptivas engordan?

por Laura Marcos 83 compartidos

Puede interesarte