Inicio / En forma / Salud / Víctima de un ACV a los 23, se convierte en coach para ayudar a las mujeres a sentirse fuertes

© Instagram @ally__berlin
En forma

Víctima de un ACV a los 23, se convierte en coach para ayudar a las mujeres a sentirse fuertes

Patricia Álvarez
por Patricia Álvarez Publicado en 5 de octubre de 2017

Hace tres años, Ally Berlin no podía llevar una vida normal tras haber sufrido un accidente cerebro vascular (ACV). Hoy, se ha convertido en entrenadora personal para enseñar a las mujeres que ellas también pueden salir de una situación así.

Con solamente 23 años, Ally Berlin no pensaba que podría ser víctima de un accidente cerebro vascular. Tras sufrir el ACV, ella intentaba mantenerse positiva, a pesar de que no podía hablar y sus movimientos corporales no estaban bien coordinados. "No sabía si me quedaría así el resto de mi vida.", declaró la joven en una entrevista concedida a Harper’s Bazaar. Al darse cuenta de lo que le estaba sucediendo, Ally Berlin también sufrió un ataque de pánico, y cuando llegó a la sala de emergencias los médicos le diagnosticaron un simple ataque de pánico y la enviaron de nuevo a casa.

"Me fui a dormir esa noche con mi gato acostado sobre mi pecho sin saber si me iba a despertar al día siguiente." Por la mañana, Ally volvió al hospital y por fin pudieron diagnosticarla correctamente: había sufrido un accidente cerebro vascular.

Victime d'un AVC à 23 ans, elle devient coach pour aider les femmes à se sentir fortes © Instagram @ally__berlin

La joven pasó por un largo periodo de convalecencia seguido de la recuperación junto a un fisioterapeuta. Gracias a su constancia con los ejercicios, Ally Berlin pudo volver a aprender de nuevo a caminar, pero lo que más le entristecía era haber perdido la habilidad de dibujar. "¿Sabes lo que más me duele? Haber estudiado arte y no poder dibujar.", ha explicado. Su terapeuta ocupacional le aconsejó que adoptara un nuevo estilo de pintura, pero le costó más de un año volver a intentar dibujar. "También me costaba mucho trabajo hacer cosas cotidianas como barajar las cartas, pintarme los labios, cerrar y abrir cosas cerradas con velcro, cortar cualquier cosa a la mitad... Son cosas más complicadas de lo que piensas.".

Fue entonces cuando comenzó con la terapia de recuperación del habla, y las primeras sesiones fueron emocionalmente muy dolorosas. Sin embargo, después de esta difícil etapa, Ally Berlin volvió a aprender a amar su cuerpo y lo convirtió en una fuerza. "Me ha costado mucho esfuerzo llegar hasta aquí, pero realmente no puedo quejarme". A lo largo de su recuperación, aprendió lo inteligente que es nuestro cuerpo, y comenzó a amarlo y cuidarlo con un estilo de vida muy saludable y en el que el deporte juega un papel fundamental. "La primera vez que pude bajar las escaleras y la primera vez que pude correr tras mi accidente, rompí a llorar".

Desde entonces, la joven se ha convertido en entrenadora personal y espera que su carrera inspire a un gran número de personas, especialmente mujeres. Les enseña a ser fuertes, a permanecer positivas y a no rendirse, porque ella es una prueba viviente de que nada es imposible. "Cuando trabajo y siento que no puedo seguir, pienso en estas cosas, y todo está bien [...] todavía no sé por qué tuve un derrame cerebral, pero sé que me hizo mucho más fuerte", dijo. "Ahora quiero inspirar a la gente, quiero mostrar a la gente lo fuertes que son", concluyó. ¡Es una excelente lección de valor!



Y además:
Lady Gaga y otras celebrities que han ayudado a visibilizar sus enfermedades
​14 hábitos saludables para ser más feliz

por Patricia Álvarez

Puede interesarte