Inicio / Pareja / Sexualidad / ¿Cómo podemos saber si somos bisexuales?

Pareja

¿Cómo podemos saber si somos bisexuales?

por Redacción enfemenino Publicado en 7 de julio de 2017

Seguro que has oído alguna vez aquello de que "todos somos bisexuales". Pero, ¿qué es la bisexualidad? ¿Cómo sabemos si somos bisexuales? ¿Es algo natural o depende del entorno, la sociedad o el momento histórico en el que vivamos?

Antes de resolver todas tus dudas, debes saber lo básico: ¿qué es la bisexualidad? Aunque hoy en día (y por suerte) es algo tan normalizado que apenas requiere de explicación, no viene mal aclarar algunas cuestiones frecuentes. La bisexualidad es simplemente una orientación sexual que se manifiesta cuando nuestros deseos pueden dirigirse tanto al sexo masculino como al femenino.

Que se hable ahora de bisexualidad no quiere decir que ésta no haya existido siempre. De hecho, se tiene constancia de que en civilizaciones tan poderosas como la griega o la romana, ser bisexual estaba ampliamente aceptado. Por tanto, la bisexualidad no es algo nuevo. Acompaña al ser humano desde sus inicios.

¿Todos somos bisexuales?

Seguro que has escuchado alguna vez aquello de que, en realidad, todos somos bisexuales. Solo que reprimimos la mitad de nuestros deseos por exigencias del guión."En nuestro interior tenemos partes masculinas y femeninas, por lo que el equilibrio en armonía es ser bisexual", explica, Marian Ponte, psicóloga y sexóloga. "Otra cosa es cómo nos sentimos por dentro y cómo expresamos nuestros deseos, hacia qué género nos sentimos más próximos y a quién eligiríamos como pareja", añade.

Relacionados: Las 30 mejores películas de temática LGTB

Las mejores películas de temática homosexual © Mi nombre es Harvey Milk

Entonces, si nos sentimos atraídos por una persona del mismo sexo, ¿somos bisexuales? La respuesta es no. Marian nos lo explica: "Las prácticas sexuales, aunque sean con una persona del mismo género, no implican que la persona se sienta homosexual o bisexual si está manteniendo relaciones con ambos sexos. Hay personas a las que les gusta tener relaciones sexuales sin conectar con sus afectos y desean solo una descarga física, sin importar si es hombre o mujer. Cada persona es distinta".

Lo importante, según nuestra experta, es: "no limitarse por lo que culturalmente se espera, o por miedo al rechazo, a las ideas sobre lo que es o no natural". En etapas adolescentes, además, "a veces se juega a experimentar y a conocerse, y no implica después ser bisexual u homosexual", asegura la sexóloga.

¿Es más común la bisexualidad en mujeres?

Aunque existe la creencia de que la bisexualidad es más corriente en mujeres que en hombres, nuestra sexóloga asegura que es común en ambos sexos. "Lo que sucede es que a muchos hombres les da miedo que les cataloguen de homosexuales, por lo que no lo expresan, ya que también les gustan las mujeres, y prefieren evitar comentarios o situaciones embarazosas, que no tendrían por qué serlo", explica Marian.

Además, según la psicóloga, cuando se habla de bisexualidad hay muchos mitos erróneos, como que la persona bisexual no tiene criterio, o aquello de que le gusta mucho el vicio. "La manera de sentir y expresarnos sexualmente es plural y distinta en cada ser humano", explica.

¿La bisexualidad depende del entorno social?

Muchos piensan que el entorno, el contexto social en el que vivimos, promociona o restringe la bisexualidad. Otros, que se trata de algo natural, incluso genético. "No se ha encontrada nada como para afirmar algo de forma definitiva", explica la psicóloga. Y es que los académicos e investigadores no se han puesto todavía de acuerdo en un tema tan complejo como el de la bisexualidad. Lo que sí sabemos es que puede estar más o menos aceptada socialmente, dependiendo del momento histórico, como sucedía en la Antigua Grecia o durante el Imperio Romano.

¿Cómo saber si somos bisexuales?

Según nuestra sexóloga, Marian Ponte, no existe una regla de oro para saber si eres bisexual, porque en realidad, uno puede mantener relaciones o sentirse atraído por una persona del mismo sexo, en un momento determinado, y no considerarse a sí mismo bisexual.

"Es algo que ocurre sin esfuerzo y se expresa físicamente a través de la atracción y las ganas de querer estar con otra persona, sea del mismo sexo o del sexo contrario. A veces puede tratarse solo de fantasías y no querer mantener una relación física. En otras ocasiones puedes sentir atracción y ganas de estar con personas del mismo sexo, pero sin embargo mantener las relaciones con el sexo contrario. Incluso puedes enamorarte de alguien del mismo sexo y haber tenido parejas anteriores del otro sexo", explica la sexóloga.


Y además:
Cinco formas de practicar sexo tántrico para alcanzar orgasmos increíbles
Ni policía ni bombero: estas son las profesiones con las que más se liga

por Redacción enfemenino

Puede interesarte