Inicio / Pareja / Sexualidad / El juego del muelle y otras prácticas sexuales peligrosas que debes evitar

Pareja

El juego del muelle y otras prácticas sexuales peligrosas que debes evitar

por Redacción enfemenino Publicado en 1 de febrero de 2017
75 compartidos

Las prácticas sexuales de riesgo son la primera causa de los contagios de enfermedades de transmisión sexual y de los embarazos no deseados. ¿Sabes cuáles son las más extendidas?

¿Has oído hablar del juego del muelle? Puede que te suene la que se ha convertido en la última (y peligrosa) moda sexual, aunque hay otras muchas prácticas de riesgo en el sexo que pueden acarrear más de un problema para la salud. ¿Sabes cuáles son? ¡Toma nota de todo lo que tienes que evitar en el sexo y disfruta de una sexualidad sana!

El juego del muelle

El denominado 'juego del muelle' ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias de medio mundo, y no es para menos. Esta 'ruleta sexual', que recientemente se ha hecho popular entre el colectivo adolescente (aunque no es muy común) tiene un funcionamiento sencillo: varios chicos se sientan en círculo sin ropa interior y, mientras mantienen la erección, varias chicas se van sentando sobre ellos, cambiando de compañero cada 30 segundos. El que primero eyacule, pierde.

Este ritual entraña muchos peligros para quien lo practica, ya que aumenta el riesgo de contraer VIH, gonorrea o sífilis. Especialmente perjudicadas son las mujeres, que pueden quedarse embarazadas de no tomar precauciones, sufrir vaginismo, dolor con la penetración o contraer el virus del papiloma humano. Esta práctica se inició en Latino América, y poco a poco parece haberse extendido a otras zonas de Europa. ¡Así que mejor conocer todos los riesgos que supone!

Sexo sin protección

Nunca está de más recordar la importancia de protegerse a la hora de tener relaciones sexuales. Y es que practicar sexo sin utilizar métodos anticonceptivos supone incrementar de forma peligrosa las posibilidades de desarrollar un embarazo no deseado y de contraer una enfermedad de transmisión sexual (herpes, sífilis, gonorrea o incluso sida). El riesgo se multiplica cuando se tienen relaciones con múltiples personas desconocidas y de manera esporádica. Así que a no ser que tengas una pareja sana y estable y estés buscando un bebé, asegúrate de que conoces cuál es el método anticonceptivo más recomendable para ti.

La marcha atrás

Desgraciadamente es una práctica sexual recurrente, aunque no por ello deja de ser peligrosa. La marcha atrás o "coito interrumpido" consiste en que el hombre retire el pene de la vagina antes de la eyaculación, para evitar posibles embarazos no deseados. Muchas veces, esta práctica es utilizada como un método anticonceptivo más, aunque los expertos aseguran que no es fiable, ya que el margen de error es pequeño y el líquido preseminal también puede contener espermatozoides. Además, la marcha atrás tampoco protege de las enfermedades de transmisión sexual. ¡Sólo el preservativo lo hace!

¡Cuidado con el sexo oral!

Si bien es cierto que el sexo oral sin protección es ligeramente menos peligroso que el sexo anal o vaginal sin protección, tampoco está exento de riesgos, sobre todo cuando no se realiza dentro de una relación estable. Aunque es menos frecuente, el sexo oral también puede aumentar el riesgo de contraer herpes, sífilis o gonorrea, o incluso de desarrollar diversos tipos de cáncer relacionados con el VPH, el virus del papiloma humano. Existe poca concienciación sobre la necesidad de utilizar preservativos a la hora de realizar una felación o un cunnilingus, a pesar de que existan en el mercado muchos condones y lubricantes de sabores que pueden aumentar la sensación de placer a la vez que ofrecen protección.

Y además:
10 sitios raros para hacer el amor
¡Revolución sexual! Descubre los nuevos avances en materia de anticoncepción​

por Redacción enfemenino 75 compartidos

Puede interesarte