Inicio / Moda / Tendencias / Trucos para vestir si tienes las caderas anchas

© Universal Standard
Moda

Trucos para vestir si tienes las caderas anchas

por Redacción enfemenino Publicado en 1 de marzo de 2017
273 compartidos

¿Tienes las caderas anchas? Si quieres conocer los mejores consejos para utilizar la moda a tu favor, esto es para ti. Desde los colores que más te favorecen o las prendas con las que potenciarlas hasta las que te ayudan a estilizar tu figura, ¡tú decides!

Ya sea porque quieres conocer algún truco para disimular tus caderas y estilizar tu figura o porque quieres aprender a potenciarlas de forma adecuada, ¡podemos ayudarte! En la moda todo es cuestión de proporciones y puedes usar las prendas a tu favor para conseguir el efecto que deseas.

En primer lugar, queremos recordarte que lo más importante es que estés orgullosa de tu cuerpo y te sientas a gusto en tu piel. Toma ejemplo de celebrities como Beyoncé, Scarlett Johansson o Kylie Jenner, que lucen sus curvas con seguridad y las han convertido en una de sus mejores cualidades físicas. Antes de empezar con los trucos, te dejamos algunos de sus looks para que fiches ideas. ¡No te lo pierdas!

Kylie Jenner © Gtresonline

Estilizar la figura

Si lo que buscas es estilizar tu figura y disimular las caderas anchas, te recomendamos que utilices prendas que no sean ni muy anchas ni muy ajustadas. Olvídate de las tallas XXL y del estilo over size, ya que aportarían más volumen. Evita cargar la zona con superposiciones o estampados demasiado llamativos. En cuanto a los colores, aunque el negro sea el que más estiliza, en general te ayudarán las tonalidades neutras como el gris o el beige. No obstante, no debes renunciar a colores más llamativos si te apetece llevarlos, simplemente elegir un diseño no muy recargado para compensar el color.

Te recomendamos estas prendas:

  • ​Un abrigo recto
    Estructura la silueta. Mejor si es largo. Se lleva sobre prendas de color para conseguir un efecto muy gráfico. Olvídate de los abrigos efecto saco anchos y ajustados a la altura de la rodilla, que engordan. Para darle un toque diferente, ¿por qué no lo llevas con katiuskas o con zapatos de charol?

  • Un vestido baby-doll
    Retro, su corte corto y ancho por abajo disimula la tripa y las cartucheras. Si no te sientes muy cómoda con tus piernas, puedes transformarlo en túnica siempre y cuando lleves un abrigo largo para no anular la silueta.

  • Un cárdigan largo
    Tiene que cubrir el trasero o gran parte de él. El escote en V alarga el busto. Para no caer en un estilo “chaqueta de punto de abuela” elígelo en tonos grises y negros pero, sobre todo, nunca en tonos pastel. Puedes llevarlo con vaqueros y tacones para conseguir unas piernas esbeltas.

Asumir las caderas

  • Un vestido cruzado
    Que se ata en la cintura. Estilo business woman o vestido de cocktail, según la ocasión. Destaca la parte alta del cuerpo y ofrece movimiento y flexibilidad a las piernas. Si es de manga corta, tápate con un cárdigan de lana. Cuando estés sentada, vigila con no entreabrir demasiado el vestido.

  • Un vaquero
    Perfila las nalgas. A pesar de la primera impresión, es el mejor aliado de nuestras formas. Urbano, chic o casual, tú decides con qué estilo te quedas. De talle alto, realza las curvas femeninas tan importantes en los años 60. Se moldea la cintura y se destaca el pecho. Los vaqueros de talle bajo también favorecen a las que tengan el trasero ancho y respingón.

  • Un trench
    Para llevarlo como un vestido. Lo ideal sería que sólo se vieran las medias negras o de colores opacas, como si no llevaras otras cosas, para conseguir un efecto máximo. Si tienes la cintura fina, ciñe la cintura y decántate por el color beige clásico. Si tienes el vientre relleno, elígelo en tonos negros. Debajo, lleva un vestido camisa o un mini vestido con zapatos de tacón.

Potenciar las caderas

  • Una falda corta
    Tampoco demasiado corta, pero por encima de la rodilla. El objetivo es atraer la mirada a las piernas y también a las caderas. Evita los modelos escotados para no lucir demasiado. También puedes llevar un vestido corto ceñido en la cintura. En verano, llévala sin medias y, en invierno, con unas opacas y botas.

  • Vestido o falda tubo
    Sólo para grandes ocasiones. Este modelo se ciñe al cuerpo en su totalidad. Si tienes algo de tripa es mejor que elijas otro modelo. Para rematar la elegancia general, llévalo con tacones y una pashmina sobre los hombros.

Los accesorios adecuados

  • Cinturón
    Nos olvidamos definitivamente del cinturón que cae en el talle. Se puede llevar de dos maneras diferentes para conseguir dos efectos distintos. Debajo del pecho:. En este caso el cinturón tiene que ser algo ancho y de charol, por ejemplo. Ideal para destacar el pecho y crear un efecto acampanado para las caderas muy anchas. En la cintura: Puedes elegir un cinturón más estrecho y con estampado. No lo lleves demasiado ceñido.

  • Tacones
    Simplemente indispensables. Alargan la silueta y estilizan la pierna. Además, caminar con tacones muscula la pierna y hace unas pantorrillas arrebatadoras. Para alternar, prueba las botas o los zapatos con cuña.

  • Bolso pequeño
    No tienes necesidad de sobrecargarte con un bolso XXL. Minimiza el tamaño de tus accesorios y lleva tan solo lo esencial para no arrasar con el conjunto. Elige un bolso pequeño o incluso un bolso de mano de color.

Y además:
Cómo vestir si tus piernas son cortas: los trucos que necesitas para alargarlas
¿Cómo vestirme si soy rellenita?

por Redacción enfemenino 273 compartidos

Puede interesarte