Inicio / Moda / Tendencias / Personalizar una camiseta

Personalizar una camiseta

Publicado por Maren Agirregomezkorta
Publicado en 17 de octubre de 2008

La personalización es el arte de apropiarse de la ropa, de darle un pequeño toque personal. Aunque algunas son verdaderas expertas en materia de personalización, hay que conocer las bases para empezar a jugar a los estilistas. ¿Cómo reciclar tu vieja camiseta? A continuación te damos todos los trucos para devolverle el estilo a una camiseta básica.

El material adecuado
- Una camiseta básica de algodón blanco o de color. También puedes recuperar tus camisetas de tirantes o sin mangas de algodón.
- Hilo para coser, agujas de tamaños diferentes.
- Perlas de rocalla, strass, escudos, encaje.
- Unas tijeras.
- Un vaso dosificador.
- Un cúter.

I. Pequeñas ideas, grandes efectos de estilo
¿Y si le diéramos un pequeño cambio a nuestra ropa? Como verdaderas estilistas, imaginamos looks originales con una camiseta de algodón como base.

- Una camiseta vintage: ¿Y si le damos un estilo "usado” a nuestra camiseta? Basta con teñirla de un color suave añadiendo mucha sal y poco tinte para un efecto descolorido. Para el toque envejecido, pega escudos a la inglesa.

- Una camiseta 80’s: Todas fuimos fans del look de Madonna en "Buscando a Susan desesperadamente". Camisetas cortadas, falditas con encajes, collares de perlas... Es fácil conseguirlo. Basta con coser piezas de encaje en la camiseta, en las mangas por ejemplo, y perlas blancas en el cuello, como si llevaras un collar de varias vueltas.

- Una camiseta glamourosa y étnica: Se ensartan perlas, ¡como cuando ibas de vacaciones! A tu gusto, un estilo africano con perlas de colores vivos o incluso un estilo más glamoroso cosiendo perlas de rocalla metalizadas. Olvídate de las perlas irisadas. En ambos casos, ponlas bien juntas y en fila en el borde del cuello o de las mangas.

II. Toque de nuevo
Te encanta esta camiseta estampada. El problema es que ya no te va bien de medida. Tanto si te va pequeña como si te va grande, puedes ajustarla fácilmente.

- Corta el cuello o las mangas: La vieja camiseta de tu marido que tanto te gusta puede transformarse rápidamente en un vestido-camiseta. Sólo hay que ajustarla para hacerla más femenina. Corta las mangas y el cuello con unas tijeras o un cúter para conseguir un efecto destroy muy rockero.

- Agrándala: Basta con cortar las costuras interiores y exteriores, y añadir una pequeña franja de tela (preferentemente original como el encaje o la seda) y coserla entre las costuras.

- Acórtala: Si es muy larga, no te lucirá demasiado. El truco está en meter las costuras y ajustarla como si fuera un corpiño. Desmonta las costuras interiores y exteriores antes de cortar más cerca del cuerpo.
También te puedes entretener haciendo transfers con estampados: fotos, fundas de álbumes...