Inicio / Psico / Experiencias / ¿Te resulta familiar? 28 etapas por las que puedes pasar durante una noche de fiesta

© Girls
Psico

¿Te resulta familiar? 28 etapas por las que puedes pasar durante una noche de fiesta

por Redacción enfemenino Publicado en 13 de noviembre de 2015
254 compartidos

Los nervios antes de salir, los dilemas sobre la ropa que ponernos, los zapatos, la hora de quedar, la discoteca a la que ir, el garrafón... Seguro que algo de lo que te vamos a contar aquí te suena. ¿Quién no ha vivido fiestas con sus amigas que pasarán a la historia? Salías pensando que tomarías algo y volverías a casa y, de repente, un giro del destino hace que termines pasando una noche épica.

Ahora que se acerca la Navidad y ya estamos pensando en las grandes celebraciones de esta época del año, hemos querido rendir homenaje a todos esos grandes momentos que nos han proporcionado las noches de fiesta. Porque no solo nos encanta disfrutar al máximo cuando salimos, lo cierto es que hay todo un ritual antes, durante y después. Te invitamos a recordarlo con nosotras con estas 28 etapas por las que pasamos durante una noche de fiesta. Ellos, los protagonistas de nuestras series y películas favoritas, se parecen bastante a nosotras en esto. ¡Échales un vistazo!

© New girl

1. Esencial: ¿Qué te vas a poner?

Llegó el gran día, lleváis tiempo sin juntaros todas para salir y hoy es el día. Va a ser una noche para recordar así que tenéis que ir monísimas. Os pasáis las horas antes de salir enganchadas al Whatsapp para ver qué os ponéis cada una... ¡No nos creemos que no lo hayas hecho nunca!

2. Vuelcas el armario encima de tu cama

Todas tus amigas tienen medio planeado lo que se van a poner esta noche y tú, a dos horas antes de quedar, no lo sabes. La desesperación se apodera de ti porque tienes que estar perfecta para este evento. ¿Qué haces? Vuelcas toda la ropa de tu armario encima de la cama. ¿Quién sabe las viejas glorias que puedes encontrar ahí?

3. Bronceado instantáneo

Tienes muy poco tiempo: hay que elegir la ropa, depilarse, maquillarse, peinarse. Pero estás más blanca que Casper y no te da tiempo ni a darte rayos ni a tomar el sol. Solución: buscar un bronceado rápido. Cremas o toallitas bronceadoras y listo. ¡Morena al instante! ¡Ojo no abuses, tampoco hay que parecer la naranja mecánica!

4. Sombra aquí y sombra allá, maquíllate, maquíllate

Imprescindible ese momento en el que nos ponemos frente al espejo. ¿Labios rojos? ¿Ojos ahumados? Con el maquillaje como aliado, sacamos lo mejor de nosotras mismas y, después de la sesión de belleza de hoy, nos vemos más guapas que nunca. ¡Allá vamos!

5. ¡Pestañas postizas al poder!

Sí, sabemos que no se pegan bien, que incluso a veces duele al ponerlas o al quitarlas y es un aburrimiento. Pero está claro que nos favorecen muchísimo y hay eventos en los que no pueden faltar... ¡Muy fans!

6. Pánico en las redes sociales

Las horas previas a la fiesta son una locura, los grupos de Whatsapp y el Facebook están a punto de colapsarse por exceso de uso. Pero claro, hay que comentar todo lo que nos ponemos y pedirle una y otra vez a nuestras amigas que ninguna llegue tarde. ¿Misión imposible?

7. Locura con la bebida

Hay que comprar la bebida, los vasos, los hielos y os van a cerrar. Te entra tal agobio que hasta te planteas beber directamente de la botella. ¡Qué no cunda el pánico!

8. ¡Juegos de beber!

Te has tirado toda la tarde pensando juegos de beber para esta noche. ¡A ponerlos en práctica!

9. Risas aseguradas

¿Recuerdas esas fiestas en las que no puedes dejar de reír? Esa gran sensación de que te duela el estómago y, si lo piensas, ni siquiera saber de qué os reís pero lo que es seguro es que lo estás pasando genial con tus amigas.

10. ¡Qué viva el amor!

Con unas copas de más nos ponemos muy sentimentales y no paramos de decirnos las unas a las otras cuánto nos queremos. Después llega el momento abrazo. ¡Seguro que también te ha pasado! ¡Viva el amor!

11. Recordando viejos tiempos

Tiempos pasados siempre fueron mejores y qué mejor que poneros a recordarlos en una noche en la que estaís todas las chicas juntas. ¡Risas aseguradas!

12. Bailando, bailando... tu cuerpo y el mío llenando el vacío

Suena música de fondo y comienzas a darlo todo. Y en ese momento una de tus amigas se pone seria y dice: "venga vamos ya para la discoteca". ¡Toca darlo todo!

13. ¡Vivan los selfies!

Nunca entenderemos esto pero llega un momento de la noche en el que todas tenemos la necesidad de hacernos selfies. ¡Retoca tus labios y sonríe!

14. Os queréis ir a la discoteca y la mitad de tus amigas no aparecen

¿Dónde está Ana? ¿Y María? ¡Nos vamos ya y no aparecen!

15. Una hora después...

Alguien llama a un taxi y empiezan a aparecer todas tus amigas. Tres chicas, cinco chicas, diez chicas. ¡Vámonos!

16. Locura pre-taxi

Tenéis diez minutos para comprobar que habéis cogido los abrigos, los tacones, la laca, el maquillaje. Acuérdate de comprobar también que lleváis el smartphone y el monedero. ¡Qué no se os olvide nada!

17. Pero... no encuentras tus zapatos

¡Todas en su búsqueda! Hay que entrar perfecta a la discoteca. ¿Y si es una señal de que hoy encontrarás a tu príncipe?

18. Reponiendo fuerzas

Para el camino en taxi, os preparáis una botella con lo que ha sobrado de bebida. Algo habrá que beber hasta que lleguemos a la discoteca, ¿no?

19. Seguro que olvidáis algo

La máscara de pestañas y el pintalabios fijo que no. Pero... las llaves, el monedero, la tarjeta bancaria... Lo más importante es que te acuerdes de llevar todo de vuelta a casa, que ya nos conocemos.

20. No os acordáis de que el taxi os espera

Corres nivel Usain Bolt para coger el dichoso taxi.

21. El taxista se convierte en tu mejor amigo

Le das la chapa del siglo, le cuentas tu vida en verso y en cinco minutos es tu mejor amigo. Estamos seguras de que él no piensa lo mismo...

22. ¡Sube la música!

Estáis tan a tope que obligáis al taxista a subir la música. Esperemos que él también se una a la fiesta.

23. Charlas serias

En la cola de la discoteca empiezan dos de tus amigas a echarse cosas en cara y a tener una conversación de lo más seria. ¡Chicas, no es el momento!

24. Colas kilómetricas para entrar

Entre la cola, el frío y los tacones, sin duda esta espera es horrible.

25. Comienzan las quejas

Pues eso, entre el frío, los tacones y la cola para entrar os transformáis y empezáis a poner a parir al puerta. ¡Queremos pasar ya!

26. Control para entrar

Disimula y pon tu mejor sonrisa al portero. ¡Qué no note que te has bebido hasta el agua de los floreros!

27. Revisión de bolsos

¡Vaya! En ese preciso momento recuerdas que llevas las provisiones de alcohol en el bolso pero consigues deshacerte de ella justo a tiempo.

28. ¡Por fin! ¡Todas juntas, a disfrutar!

¡Olé! Después de mil horas habéis conseguido entrar todas. ¡Ahora a disfrutar de la noche!

Y además
Nuestra lista de fobias: 18 cosas que todas las mujeres odiamos
10 situaciones que demuestran que el mundo es más complicado cuando eres zurdo

por Redacción enfemenino 254 compartidos

Puede interesarte