Inicio / Psico / Experiencias / 10 momentos que demuestran que eres una adicta a Instagram

© iStock
Psico

10 momentos que demuestran que eres una adicta a Instagram

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 20 de febrero de 2017

Selfies, hashtags y likes forman parte de tu día a día. La batería de tu smartphone se consume rápido y las horas pasan mucho más rápido cuando tienes Instagram abierto. Es momento de reconocerlo. Quizás estés bastante más enganchada de lo que pensabas a esta app. ¿Hacemos la prueba?

Cientos de fotos se acumulan en tu perfil de Instagram. En tan solo tres o cuatro años has llegado a acumular más de 1.000 instantáneas de playas, mercadillos navideños, pies en la arena, boomerangs con tus amigas y, por supuesto, selfies con todas las poses imaginables. Si te sientes identificada con estas palabras, los 10 momentos que te vamos a relatar a continuación, te van a resultar de lo más familiares.

Y quizás, tras leerlo tengas la sensación de que lo que más necesitas es pasar una temporada zen en la que te olvides (o al menos reduzcas considerablemente) tu dependencia respecto al smartphone.

Descubre: Frases zen para relajarte

25 frases zen que acabarán con el estrés © Wild

Si lo de la actitud zen y la desintoxicación del smartphone no es algo que veas algo, ahí van los 10 momentos que nos demuestran que vives enganchada a Instagram.

1. Revisar IG es lo primero que haces al levantarte

Por supuesto, duermes con el móvil en la mesilla de noche y, como es lógico, la primera luz que se clava en tus retinas deslumbrándote es el brillo celestial de tu pantalla.

2. ...Y al acostarte

Lo mismo ocurre cuando cae la noche... Horas muertas pasando fotos y fotos y fotos y... ¡Zas! A ti también te ha pasado esto...

3. Cualquiera podría construir tu biografía de los últimos años

Cuando conozcas a alguien y te pregunte por algunos detalles de tu vida, dale tu perfil de Instagram y deja que ate cabos. No habrá secretos para él... El comienzo de una bonita relación quizás esté en tu IG.

4. Estudias meticulosamente cuáles son las mejores horas para publicar

Los fines de semana nunca son buena idea y teniendo en cuenta la diferencia horaria con el otro lado del charco, la alineación de los planetas, cómo afecta la luna sobre nuestro cerebro y la posibilidad de vida extraterrestre en Marte, estimo que el mejor momento para subir un selfie es... ¡Ahora!

5. Tu vida sin filtros no tiene sentido

Y algo está claro, la vida con filtros es como los macarrones con queso. Combinación ganadora, seguro.

6. Te sientes una celebrity retransmitiendo en directo la apertura de regalos de tu cumpleaños

Desde que los directos llegaron a tu vida, te sientes más cerca de las Kardashian que de tus vecinos del quinto.

7. Tienes una plantilla con los mejores hashtag para utilizar reiteradamente en tus fotografías

Una de tus notas más recurrente del móvil es la lista de los hashtag que mejor funcionan. Sí, a ese nivel de freak ha llegado tu adicción.

8. Con cada like, tu felicidad asciende un peldaño

En el camino a la felicidad no hay baldosas amarillas, hay cientos y cientos y cientos de likes... Y con cada notificación, tú así:

9. Sorteos, venid a mí

Da igual el premio, tú no te pierdes uno. Y confiesa, los del perfil de Instagram de @enfemenino están entre tus favoritos. Y qué placer cuando te sabes ganadora...

10. Estarías dispuesta a todo, absolutamente todo, por ganar unos poquitos de cientos de seguidores de golpe

¿Comprar? ¿Alguien ha dicho comprar seguidores?

​Y además:
15 cosas que te pasan cuando tienes un nombre raro
12 pequeños gestos que nos hacen la vida más feliz

por Laura Sutil

Puede interesarte