Inicio / Psico / Tests / La bulimia

Psico

La bulimia

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 10 de julio de 2009

I- La bulimia: cuando la comida toma el control

- Las manifestaciones de la bulimia

La víctima ingiere de manera compulsiva una enorme cantidad de comida en un lapso de tiempo muy corto. Generalmente lo hace a escondidas y toma cualquier cosa que encuentra, sin ninguna coherencia dietética en su elección: un plato de lasaña, una pizza, paquetes de galletas, aperitivos, tarrinas de helado... Pueden llegar a ingerir varios miles de calorías en unos minutos.

A este episodio de sobrealimentación no controlada le pueden seguir dos tipos distintos de comportamiento. Por miedo a engordar, algunas se provocan el vómito para deshacerse de esta sobrealimentación. Otras conservan la comida ingerida, lo que deriva, generalmente, en problemas de obesidad.

> La crisis de bulimia en tres etapas

-Antes de la crisis

La persona bulímica comienza a sentirse a la vez estresada, tensa, angustiada, irritable y excitada. Una sensación de abstinencia y de vacío la invade y, frenética, acude en busca de comida. Algunas desvalijan el contenido de su despensa y de la nevera y otras no dudan en salir a la calle, a cualquier hora, a comprar en una tienda de comestibles algo que las calme.

-Durante la crisis

Una vez que han perdido completamente el control sobre ellas mismas se precipitan, en general, sobre los alimentos ricos en grasas y calorías absorbiéndolas en tan sólo unos minutos y sin masticar siquiera. Lo hacen a escondidas encerrándose en la cocina o en el cuarto de baño, o esperan a encontrarse solas. Este exceso de comida ingerida en un lapso de tiempo muy corto provoca seguidamente dolores en el abdomen y un verdadero malestar mental. Algunas vomitan de forma automática, otras se fuerzan a regurgitar lo que acaban de tragar y otras se quedan con la comida ingerida.

-Después de la crisis

Un sentimiento de alivio, pero de duración breve, se asienta en las bulímicas que acaban de provocarse el vómito. Rápidamente, la vergüenza y la culpabilidad se imponen. Se prometen que no lo van a volver a hacer, pero son conscientes de la dificultad de esta decisión. De un tiempo a esta parte, las crisis de bulimia se han vuelto habituales. En los casos más graves, algunas mujeres reconocen entre diez y cuarenta episodios de bulimia al día.

II- Los peligros de la bulimia

- Medios peligrosos de eliminar.

Después de una crisis, la víctima se siente culpable y es capaz de cualquier cosa con tal de deshacerse de la enorme cantidad de calorías engullidas: vómitos, abuso de laxantes, práctica extrema y extenuante de una actividad deportiva, periodo de joven prolongado y no controlado...

-Las complicaciones físicas

Aparición de diabetes ligada al sobre-consumo de alimentos azucarados, obesidad, caries en los dientes (los ácidos digestivos provocados por los repetidos vómitos pueden terminar por corroer los dientes), trastornos en la regla, problemas de esófago, deshidratación debida a importantes pérdidas de agua, carencia de potasio, grandes cansancios, calambres musculares, alto índice de colesterol...

- Los trastornos psicológicos

Este trastorno de conducta alimentaria puede provocar episodios depresivos, ganas de suicidarse, volverse introvertido, adicciones o problemas de relación y afectivos.

III- ¿Cuáles son las causas de la bulimia?

Numerosos factores psicológicos pueden explicar este trastorno del comportamiento alimentario. La bulimia siempre es consecuencia de un malestar.

- Ligado a la infancia: problemas de relaciones o ausencia de la madre (figura abastecedora), mal aprendizaje de los hábitos alimenticios, la no aceptación de la llegada de un hermano o hermana “que ocupa tu lugar”, un abuso sexual...

- Una mala imagen de una misma: no nos gustamos y nos castigamos así, una voluntad obsesiva de no perder peso, una insatisfacción de tu vida que se llena con la comida...

- Un factor desencadenante: una ruptura amorosa, el divorcio de los padres, una muerte, la pérdida del trabajo, un momento de estrés mal llevado...

IV- ¿Cómo salir?

Algunas creen haberse curado solas de la bulimia, de la cual habrían sido víctimas por poco tiempo y como consecuencia de un factor desencadenante y puntual. ¡Pero cuidado! El riesgo de recaída está ahí y no hay que negar este sufrimiento que realmente ha existido.

La bulimia es una enfermedad grave y es necesario tratarla. Es indispensable un seguimiento médico, psicológico y nutricional.

Para saber más:

- Grupo europeo para los anoréxicos, los bulímicos y las familias: http://asso.gefab.free.fr/

- Bulimia, un sitio para ayudar a comprender y actuar: www.boulimie.fr

- Asociación francesa de ayuda mutua: www.anorexie-et-boulimie.fr/

V- ¿Sabías?

* Entre las personas que sufren bulimia, hay un 83% de mujeres y un 17% de hombres.

* En menos de veinte años se ha duplicado el número de personas bulímicas en Francia.

* Las crisis de bulimia sobrevienen, de media, al menos 2 veces por semana durante tres meses.

* Según ciertos estudios, la bulimia afectaría hasta al 20% de la población estudiantil.

* Numerosas celebridades han sufrido bulimia.

Recientemente Rachel Legrain-Trapini, Miss Francia 2007, ha revelado en una entrevista que había sido víctima de este trastorno de conducta alimentaria.

Y también: Amy Winehouse, Elton John, Britney Spears, Paula Abdul, Alanis Morissette, la Princesa Lady Di...

Ver también nuestra ficha sobre la anorexia

por Elena Bonet