Inicio / Psico / Tests / Los tests de memoria

Psico

Los tests de memoria

Elena Bonet
por Elena Bonet Publicado en 4 de octubre de 2009

> ¿Qué es la memoria? La memoria se define como la aptitud del cerebro de retener informaciones y constituye el conjunto de las funciones del intelecto. No existe una memoria, sino diferentes tipos de memoria que poseen cada una un papel propio: la memoria visual, la memoria auditiva, la memoria semántica, etc...

¿En qué casos se utilizan los tests?
Para verificar si sigue estando alerta y si es eficaz, ¡pon a prueba y entrena tu memoria!
Los tests de memoria constituyen una excelente gimnasia mental para todos los que desean controlar, evaluar y mejorar su memoria.
Desde los 25 años de edad, cada día desaparecen miles de neuronas. Sólo un entrenamiento regular permite paliar esta desaparición irreversible.
Los tests determinan un tipo preciso de memoria. Sirven para conocerte mejor, para evaluar tus capacidades, aptitudes y para identificar tus comportamientos psicológicos.
Los tests psicotécnicos, como el del Cociente Intelectual, también integran pruebas de memoria.
Existen numerosos exámenes para evaluar las capacidades de memorización. Los médicos y psicólogos tienen recursos para ello, especialmente para diagnosticar patologías.
Para los más curiosos que no buscan resultados serios y explotables, se pueden realizar en Internet numerosas pruebas y ejercicios para entrenar la memoria.

¿Cómo funciona?
Los tests se basan en pruebas que recurren a diversas capacidades: auditiva, visual, numérica... Lo más habitual es que la prueba sea cronometrada, de manera que los candidatos puedan superar distintos niveles de dificultad.
- El test de memoria numérico es un ejercicio que aspira a juzgar la memoria de números. Generalmente de forma oral - en este caso, también es un test de memoria auditiva - se enuncia una serie de números de 3 cifras, después de cuatro, cinco... El candidato tiene que ser capaz de repetir cada serie enunciada en el orden correcto y sin cometer ningún error (o el mínimo posible). Cada vez que cometa un error se le somete de nuevo a la serie. A continuación, se realiza la prueba con el orden inverso del enunciado.
Pequeño truco: se retiene más fácilmente las cifras agrupadas. Así, cuando se oye 1, 3, 5 y 9, es más fácil retener mil trescientos cincuenta y nueve. La prueba también puede ser escrita, en ese caso, para probar la memoria de números, se presenta una tabla durante un tiempo limitado, con unas cifras en cada casilla. Después se le pide al candidato que ponga en cada casilla vacía las cifras previamente observadas y retenidas.

- El test de memoria verbal consiste en proponer al candidato un texto con una decena de líneas. Después de este primer texto, se le propone un segundo, con la diferencia de que en éste último se han borrado algunas palabras. Tiene que rellenar los espacios en blanco para reconstituir el texto inicial.

- El test de memoria visual consiste en la presentación al candidato de un conjunto de figuras geométricas, orientadas de una cierta manera, ocupando un lugar concreto y con colores específicos. Dispone de un tiempo cronometrado para memorizar lo que ha visto: se le pide reconstituir el conjunto con la mayor exactitud posible.

Ver también:
El test MBTI
8 Trucos para mejorar tu memoria

por Elena Bonet

Puede interesarte