Inicio / Mujer hoy / Trabajo / 10 consejos para ahorrar en las vacaciones

© iStock
Mujer hoy

10 consejos para ahorrar en las vacaciones

Sara Hormigo
por Sara Hormigo Publicado en 29 de julio de 2015
65 compartidos

Pasa unas vacaciones tranquilas y económicas siguiendo nuestros consejos para ahorrar antes y durante los días más esperados del año.

Por fin llegan esos días en los que desconectas de tu rutina diaria para adentrarte dentro del micro mundo que representan las vacaciones de verano. Sea en la playa o en la montaña, en pareja, con la familia o amigos uno de los principales objetivos de la mayoría de nosotras es ahorrar todo lo posible para que después la vuelta a casa no sea peor... Pero, ¡qué difícil es! ¡Nos gusta todo! No te preocupes, porque este verano nos hemos propuesto ahorrar de verdad y por eso te vamos a dar 10 consejos infalibles para que tu bolsillo no se vaya también de vacaciones. ¡Atenta!

© iStock

1. Programa tus vacaciones

Dejar la reserva de las vacaciones para el último momento no te ayudará nada a ahorrar. Es muy romántico pensar en la improvisación e ir reservando según la marcha pero te aconsejamos que si tu objetivo es ahorrar durante las vacaciones este será el peor plan que elijas. Además, te aconsejamos que cojas tus días de descanso durante la temporada baja. Aunque vayas al revés de todo el mundo, seguramente podrás aprovechar las ventajas de quedarte en verano en la oficina: menos tráfico, más sitios para aparcar y gracias a que el número de gente en la ciudad disminuye considerablemente durante estos meses podrás encontrar sitio en cualquier terraza o restaurante sin problema.

2. Buscar las mejores ofertas

Hoy en día tenemos una amplísima oferta de buscadores de vuelos y reservas de hoteles y packs vacacionales que nos ponen mucho más fácil la tarea de reservar nuestras vacaciones y lo mejor de todo, ¡al mejor precio! Eliminar intermediarios es una de las mejores formas de ahorrar.

3. Seguimiento de la evolución de los precios en las reservas

Antes de realizar una reserva de billete así como de alojamiento lo mejor es ir mirando durante unos días cómo va variando el precio. No es bueno reservar en la primera búsqueda que se hace... Hay que ser paciente, ver las ofertas durante los siguientes días y una vez hecha la media de los precios que han ido variando realizar la reserva. Para encontrar buenos precios los expertos de Self Bank recomiendan realizar la reserva con al menos 8 semanas de antelación.

4. Crear alertas

Asimismo, una herramienta que te puede ser de gran ayuda a la hora de realizar el seguimiento que te recomendamos en el punto anterior es "crear alertas" que te avisen por ejemplo de cuándo baja el precio del vuelo que has 'fichado'.

5. Reservas con cancelación gratuita

Existen algunos portales de búsquedas de viajes económicos que nos permiten cancelar las reservas de hoteles en el mismo día. Una verdadera ventaja si a posteriori encontramos una oferta mejor.

6. Presupuesto vacacional

Una de las mejores formas de pasar las vacaciones es hacerlo con un presupuesto que nos impongamos deliberadamente. Es decir, reservar una cantidad fija para pasar los días de vacaciones y no excedernos de ella.

7. Control del gasto

Una vez que estamos en plenas vacaciones puede que se nos afloje un poco el bolsillo y sin querer nos demos más caprichos de los que nos podemos permitir... Para no saltarnos el presupuesto que nos hemos fijado en nuestro viaje lo mejor es que vayas controlando a diario todos tus gastos.

8. Practica el "Social travel"

Es un concepto que engloba la interactividad entre distintos turistas y viajeros que se ponen en contacto para conocer información sobre el destino, conocer a gente nueva o compartir medios de transporte y alojamiento... Algunas de estas webs son bewelcome.org, airbnb.com o couchsurfing.com. Además, también están muy de moda las páginas de intercambio de alojamientos. Piénsalo porque también puede ser una opción muy económica.

9. Exceso de equipaje

Ir de vacaciones no significa que tengas que llevar toda la ropa del armario a cuestas, es más, esto se penaliza en los aeropuertos y es que como bien sabes si te excedes del peso permitido en un viaje de avión probablemente tendrás que pagar una cantidad extra. Te recomendamos que seas comedida con tus looks y que peses tu equipaje antes de salir de casa.

10. Come como si vivieras allí

Muchas veces nos dejamos llevar por las ofertas para turistas, menús para turistas y promociones para turistas hasta el punto de que puede salirnos muy caro. ¿Has visto alguna vez comer a una persona de la ciudad en la que visitas en un restaurante de turistas? Pues precisamente eso es lo que tienes que evitar. Lo mejor es que pruebes los restaurantes y locales más autóctonos que puedas y preguntes a la gente de pie de calle para recomendaciones. Además de comer por un precio más económica conocerás verdaderamente la gastronomía del país o ciudad que estés visitando.



​Y además:
Consejos para aprender a ahorrar: conviértete en una experta en economía familiar
Estética oncológica: el proyecto de una emprendedora con corazón

por Sara Hormigo 65 compartidos

Puede interesarte