Inicio / Mujer hoy / Trabajo / Estas son las claves para afrontar una entrevista de trabajo

Mujer hoy

Estas son las claves para afrontar una entrevista de trabajo

Laura Sutil
por Laura Sutil Publicado en 4 de mayo de 2017

Desde esa llamada en la que nos citan para conocernos hasta la propia entrevista en sí, en este proceso pasamos por unas cuantas fases. Te damos las mejores claves para superar con éxito una entrevista de trabajo.

Suena el teléfono: un reclutador se ha interesado por tu perfil en un proceso de selección. Tu CV ha pasado el primer filtro, ¡enhorabuena! Ha llegado el momento de enfrentarte a la primera entrevista. En ese momento, es frecuente notar una sensación extraña, una mezcla de felicidad absoluta y de nervios que recorren todo nuestro cuerpo.

Ante todo, no pierdas la calma. La empresa se ha interesado por tu perfil, tu formación, experiencia y habilidades encajan para el puesto. El siguiente paso es preparase para afrontar la entrevista e intentar superarla con éxito. Al fin y al cabo, la información que hay en tu currículum es un resumen de tu vida laboral, y no hay nadie mejor que tú para explicarla y responder a todas las preguntas sobre ella.

© Pinterest/ via Boredpanda

Dominique Cerri, Directora General de InfoJobs, cuenta con una larga experiencia y ha trabajado en diferentes puestos y compañías antes de acceder a su posición actual. Sabe cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo y, por eso, comparte hoy con nosotros varios consejos para que tú puedas preparar la tuya. “Para salir satisfecho de tu entrevista de trabajo y dar una buena impresión, ten siempre en cuenta dos puntos clave: la preparación previa y la actitud durante la entrevista”, nos cuenta.

Y es que, aunque conozcas muy bien tu CV, cada puesto y cada empresa es diferente y siempre es importante prepararse antes de una entrevista para causar una buena impresión al reclutador y conseguir el trabajo.
Así que si quieres salir con éxito de tu entrevista, ¡toma nota!

Tips para enfrentarte a la entrevista

Antes de que llegue el día de la entrevista… ¡Prepárate! Estudia tu currículum. Sí, parece increíble que tengas que estudiar tu currículum, pero ya sabes que los nervios traicionan. Organiza los conceptos en tu cabeza para poder tener una conversación fluida sobre tu experiencia laboral y evitar repeticiones.

Analiza tus puntos débiles. Todos conocemos nuestras fortalezas y nuestras debilidades. Plantéate varios aspectos que puedan jugar en tu contra y prepara argumentos para defenderlos. También debes tener en cuenta que, hoy en día, muchos entrevistadores reservan un rato para conocer cuál es tu nivel de inglés. Teniendo esto en cuenta, lo mejor que puedes hacer es prepararte una presentación de ti y de tu experiencia en inglés para que no te quedes en blanco en el momento.

No olvides cuidar tu apariencia. Procura vestirte correctamente el día de la entrevista, de acuerdo al tipo de empresa y a su filosofía de trabajo. Hay empleos que requieren un dress code más formal: hablamos de abogados, consultores, auditores… ¡El traje es un must! En otros casos, puede estar bien visto un look más informal, que no desentone con el ambiente de trabajo. Tanto en un caso como en otro, cuida siempre tu aspecto para causar buena impresión en la entrevista.

Infórmate sobre la compañía. Ya sabes que la entrevista irá en torno a ti, a tu experiencia y a tus habilidades, pero no olvides que el reclutador también necesita saber por qué quieres formar parte de su equipo y por qué te has interesado por esa vacante. Debes conocer bien la empresa, cuál es su misión y visión, sus productos y/o actividades.

¿Cómo crear una buena impresión durante la entrevista? Piensa que, desde el primer minuto, el entrevistador te estará analizando. Más allá de la propia conversación, observará tu relación con él y tu lenguaje corporal. Por eso, cuida que tu actitud sea la correcta desde el mismo momento en que entres por esa puerta.

Sé puntual. Intenta llegar a la entrevista con 5 o 10 minutos de antelación.

No te puedes distraer. Saluda al reclutador de una forma convencional, siéntate derecho con la espalda recta, pero con una postura relajada, y evita apoyarte con los codos en la mesa.

Evita gestos de inseguridad o nerviosismo. No te muerdas las uñas, evita que te tiemblen las piernas. El entrevistador quiere reclutar a una persona segura de sí misma.

Piensa antes de hablar. Es esencial estructurar y pensar todo aquello que queramos transmitir. Si hablamos antes de prepararlo previamente en nuestro cerebro, el discurso no será fluido, e incluso puede llegar a ser difícil de entender.

Haz preguntas. No vale decir a todo que sí. El reclutador valorará positivamente que hagas preguntas, es una manera de mostrar interés en el trabajo. Y es que, durante una entrevista, nos pueden surgir mil dudas, ¡no tengas vergüenza! Pregunta todas las que te surjan, siempre y cuando sean relevantes.

Y no olvides llevar una copia de tu currículum impresa para entregársela al reclutador. Claro está que ya lo habrá leído, pero es mejor facilitarle de nuevo la información, con él en mano podrá identificar aquello que más le interese y resolver sus dudas.

Si sigues todos estos pasos y, sobre todo, estás motivado y tienes ganas de conseguir el trabajo… Ten confianza, ¡puedes lograrlo!

Contenido elaborado por Dominique Cerri, Directora General de InfoJobs, empresa líder en el mercado laboral en España.

Y además:
Publicidad sexista: anuncios de ahora y de antes que no te dejarán indiferente
10 datos que demuestran la desigualdad laboral de la mujer

por Laura Sutil

Puede interesarte