Inicio / Mujer hoy / Trabajo / Estética oncológica: el proyecto de una emprendedora con corazón

© iStock
Mujer hoy

Estética oncológica: el proyecto de una emprendedora con corazón

Sara Hormigo
por Sara Hormigo Publicado en 11 de junio de 2015

Celia Catalán siempre se dedicó al mundo de la gestión sanitaria y gracias a su experiencia un buen día decidió emprender su propia empresa para ayudar a todas aquellas mujeres con necesidades estéticas por culpa del cáncer. El proyecto: un centro de estética oncológico que une profesionalidad y corazón.

Estamos más que acostumbradas a descubrir continuamente centros de belleza que nos ofrecen todo tipo de tratamientos para cuidarnos y vernos mucho más guapas pero la idea de Celia Catalán era otra. Y es que su proyecto nace como resultado de años trabajando en el sector sanitario, concretamente con los servicios de gestión, en la especialidad de Oncología del Hospital Universitario Quirón de Madrid donde fue responsable del Área Ambulatoria durante 6 años.

© iStock

En este tiempo Celia fue consciente de la necesidad de aquellas mujeres que eran diagnosticadas de cáncer y de la incertidumbre que manifestaban al no saber dónde acudir para cubrir todas las necesidades estéticas que a éstas se les presentaban. Gracias al contacto tanto con pacientes como con familiares: "Me di cuenta que no había centros integrales que trataran el cuidado de las alteraciones estéticas derivadas del cáncer y de que la cobertura de estas necesidades debía hacerse con mucha sensibilidad y honestidad", nos explica.

Un proyecto con corazón

Hasta ahora existían centros que debido a la demanda de su clientela se han tenido que ir adaptando a las necesidades de las clientas que en algún momento se han visto afectadas por la enfermedad del cáncer. Celia, por su parte, ha logrado liarse la manta a la cabeza y comenzar su camino como emprendedora desde el punto de vista de empresaria pero también desde una perspectiva solidaria con la finalidad de ayudar a todas aquellas mujeres que necesitan de estos servicios, durante los que son, para muchas de ellas, los peores momentos de su vida. "Nosotros hemos logrado reunir posticería, tratamientos de belleza, cosmética orgánica y natural sin sustancias petroquímicas, además de corsetería especializada en un mismo centro", afirma orgullosa. Y es que hay que tener en cuenta que estos centros se valen de un tipo de cosmética que pretende no añadir más toxicidad al cuerpo de la paciente ni antes, ni durante, ni después del tratamiento al que esté siendo sometida.

​Pero la implicación de Celia va más allá de lo profesional: "Aunque nunca perdí el contacto con el paciente, porque entre otras áreas del hospital gestionaba Atención al Paciente, el contacto directo a diario no era tan intenso como ahora. En esta nueva etapa, me he convertido en confidente de muchas historias personales de superación (...) El trato con el paciente es super enriquecedor".

Centro estético oncológico Celia Catalán © Celia Catalán

Sus primeros pasos como emprendedora

Otro de los principales objetivos de esta emprendedora es el de tratar de concienciar a las personas de la importancia de los hábitos cosméticos saludables ya que sin duda, la belleza se ha convertido en un factor determinante para el tratamiento, tanto físico como psicológico, de las pacientes de cáncer. "Un gesto tan sencillo como maquillar una ceja cuando está despoblada o ha desaparecido puede ser lo que más emocione y enmarque el rostro de una mujer. Verse bien para sentirse mejor es, sencillamente, fundamental", asegura Celia.

Este ha sido el discurso de esta empresaria por vocación desde sus inicios quien por cierto, no han sido nada fáciles: "En este país no es fácil emprender para nadie", dice. Pero si demás se trata de una mujer (y para más INRI dentro del sector sanitario) el problema empeora: "Está claro que todavía existen sesgos: Comités de Dirección mayoritariamente formados por hombres, mayor número de directivos hombres, en general, en las empresas españolas… Personalmente, no lo he tenido fácil, como muchas otras mujeres, al intentar compatibilizar la vida profesional con la personal. En España nos queda mucho por recorrer en ese camino".

Si hacemos referencia a un estudio que nos menciona esta empresaria sobre la situación laboral de los Médicos en España, promovido por las Vocalías Nacionales de Médicos en Empleo Precario y de Formación y/o Postgrado de la Organización Médica Colegial (OMC), éste "constata un aumento de la precariedad y la inestabilidad laboral. Y concretamente en las mujeres, dice que en todos los rangos, tienen tasas mayores de desempleo, salvo en edades superiores a 51 años. Aunque éste sólo habla en el caso de los médicos creo que se puede extrapolar a otros perfiles profesionales de la sanidad", nos cuenta.

Pero para Celia está claro que vivimos en un país en el que estamos acostumbrados a hacer más horas presenciales que productivas y "una mejor organización da mejores resultados en cuanto a rendimiento, algo que las mujeres tenemos claro".


Y además:
María Carceller: "La conciliación laboral en el mundo de la restauración es complicada"

La OCDE afirma que es necesario reducir la brecha salarial en el mercado laboral

por Sara Hormigo

Puede interesarte