Inicio / Belleza / Tratamientos / Caprichos de belleza a los que no deberías renunciar

© iStock
Belleza

Caprichos de belleza a los que no deberías renunciar

Margarita Velasco
por Margarita Velasco Publicado en 28 de junio de 2015
209 compartidos

Cada día nuestra vida es más estresante y ajetreada. Entre el trabajo, la casa, nuestra pareja, el gimnasio... Nuestro calendario siempre está a tope, y lo que siempre dejamos olvidado es el tiempo para nosotras. Pero ¿por qué aplazarlo? Reserva un día a la semana y dedícalo enterito a ti. Te lo mereces. Y si quieres algunas ideas de cómo comenzar a mimarte, aquí te damos algunas claves.

Seguro que desde hace bastante tiempo no sabes lo que es tomarte una copa de vino sin hacer nada más que mirar al horizonte. Disfrutar del frescor de una mascarilla sobre tu piel, desenredar tu pelo cuando aún está mojado, echarte una placentera siesta... El ritmo frenético de nuestra vida hace que renunciemos a pequeños placeres que pueden hacernos inmensamente felices. Aparca durante un rato todo lo que te estrese, y mímate.

Domir al menos 8 horas © iStock

1. Tiempo de una mascarilla

No sólo son importantes los beneficios que los distintos tipos de mascarillas pueden aportarle a nuestra piel, también es de vital importancia el tiempo que le dedicamos a ellas. Darle al stop durante un ratito y aprovechar para tumbarnos relajadamente y disfrutar de un buen libro o de un buen disco, en lo que la mascarilla hace su magia; te dará mucha paz y dejará tu piel como nueva.

2. Enamórate de un perfume

Date un capricho y hazte con esa fragancia que te encanta. No hay nada como caminar y dejar a tu paso una deliciosa estela que cautive a los demás. Perfuma aquellas zonas donde quieres que tu fragancia se manifieste con mayor intensidad. Sentirás su presencia a lo largo del día y cada vez que sientas su aroma será como viajar a un lugar de ensueño. Sin duda una fragancia floral como "TOUS Floral Touch" te transportará a jardines idílicos y te convertirá en el centro de todas la miradas. ¡Nada como las caprichosas notas florales para perfumarte cada día!

3. Reserva en un spa

¿Qué mejor forma de cuidarse que con un tratamiento en profundidad? Ya lo sabían los romanos, y eran adictos a sus aguas termales. Haz caso de su ejemplo, y aprovéchate del hidromasaje, la hidroterapia, la sauna... No te costará mucho encontrar el spa que mejor se adapte a tus necesidades, cada vez hay más y con tratamientos muy específicos.

Descubre: Spas de lujo: el placer de los sentidos

Alva Park Spa, Lloret de Mar (Girona) - Spas de lujo: el placer de los sentidos © Alva Park Spa

4. Duerme como una princesa

Es uno de los ingredientes secretos de la belleza, y sin duda uno de los más efectivos. A menudo ni si quiera llegamos a las 8 horas diarias recomendadas. Siempre que puedas, échate un sueñecito. Seguro que te has fijado en que nada más levantarte, tu piel está hidratada y con un efecto bótox tan natural, que te rejuvenece un par de años. Ya sabes, ¡qué ni la propia bella durmiente te haga sombra!

5. Hidrata tu piel todos los días

Durante el verano nunca se nos olvida proteger nuestra piel, pero ¿qué pasa durante el resto del año? Nuestra piel, igual que todo nuestro cuerpo, necesita agua y nutrición todos los días. Incluye la crema en tu rutina diaria, justo después de la ducha, y notarás un cambio radical en tu piel. Además, si la aplicas con suaves masajes, ayudarás a activar la circulación, y se convertirá en tu parte favorita del día.

6. Sombra aquí, sombra allá

Nos encanta tener una excusa para maquillarnos de una forma más elaborada. Aunque todos los días para ir al trabajo lleves base, máscara y brillo; agradeces una ocasión especial para poder llevar a cabo todos tus trucos y las últimas tendencias de maquillaje. Eso sí, nada más llegar a casa, limpia tu cara en profundidad; no hay nada peor que acostarse con el maquillaje puesto.

Descubre: Los maquillajes más sexys

Los maquillajes más sexys © Getty

7. Visita un salón de belleza

Puedes hacerlo sola o acompaña de tus amigas. A todas nos encanta que nos mimen auténticos profesionales. Manicura, pedicura, o un cambio de look, harán que llegues a casa renovada, descansada, perfecta, y oliendo mejor que nunca gracias a esa mezcla de laca y champú, que tanto nos gusta.

8. Un día a la semana 'au naturel'

Deja que tu piel respire al menos una vez a la semana. El simple hecho de maquillarte todos los días para ir a trabajar, hace que tu piel esté cansada y no respire. No hay nada como un día 'al natural' para que tu piel recupere su brillo. Los domingos son un día genial para dormir mucho, despertarse algo más tarde, ponerse algo de crema en la cara, y salir a disfrutar de la jornada.


Y además:
Neceser imprescindible para una primera cita
Qué dice tu perfume de ti

Volver al contenido - Especial Caprichos de Belleza
por Margarita Velasco 209 compartidos

Puede interesarte