Inicio / Belleza / Tratamientos / Cómo conseguir una piel clara impecable

Cómo conseguir una piel clara impecable

Patricia Álvarez Publicado por Patricia Álvarez
Publicado en 7 de junio de 2016

¿Te has fijado alguna vez que las personas excesivamente bronceadas o que utilizan maquillaje demasiado oscuro parecen mucho más mayores? Automáticamente asociamos una piel blanca a una persona joven, y un rostro luminoso a una tez sana, bonita y cuidada. ¿Por qué entonces querríamos renunciar a nuestra tonalidad natural? Si tú también eres del club de los rostros pálidos, te enseñamos a cuidar de tu piel para revelar toda su belleza.

¿Sabías que la culpable de que hoy en día nos obsesionemos por conseguir un bronceado bonito y ser las más morenas de la oficina la tiene la mismísima Coco Chanel? ¿Y que no fue hasta que ella volvió con un saludable tono dorado en su piel tras sus vacaciones en Saint Tropez, que a las personas bronceadas dejó de considerárselas automáticamente de clase baja? Sin embargo, dejando a un lado los meses de verano en los que codiciamos el moreno de JLo o la piel bronce de Beyoncé, las pieles claras son sinónimo de belleza, jugosidad y juventud. Aprende a sacarle el máximo partido a tu tez de porcelana y vuelve a sentirte orgullosa de tu piel.

Para ello, nada mejor que resaltar su precioso tono natural mediante un maquillaje bonito, que se centre en ojos o en labios, y que tenga como base un maquillaje que unifique el tono y disimule las imperfecciones, pero que no cree una máscara sobre el rostro. ¿Necesitas inspiración? Fíjate en todas estas opciones que te planteamos.

Sin embargo, para conseguir una piel clara bien bonita y perfectamente cuidada no podemos quedarnos solo en el maquillaje, sino tratarla con los productos adecuados y seguir una rutina diaria y nocturna pensada exclusivamente para nuestro tono de piel.

Los cuidados adecuados

En una piel clara las diferencias de tonalidades, hiperpigmentaciones e imperfecciones son mucho más visibles, por lo que para lucir un rostro bonito es necesario incidir en la limpieza diaria y en la protección solar. Todas las mañanas lava bien tu rostro antes de aplicarle ningún otro producto, y no te olvides de cerrar tu rutina matinal con un buen filtro solar. Por la noche, desmaquilla bien tu piel y vuelve a limpiarla para retirar cualquier tipo de impureza que pueda quedar e hidrátala en profundidad. Mientras dormimos la regeneración celular es mucho más intensa, por lo que los cuidados de noche penetrarán mucho mejor y sus activos serán mucho más efectivos.

Una vez a la semana aplica un exfoliante (si tu piel no es sensible puedes hacerlo un par de veces a la semana) para hacer una limpieza más profunda de los poros y retirar cualquier tipo de suciedad, polución o exceso de sebo acumulado durante la semana. Puedes elegir entre exfoliantes físicos o mecánicos (los que tienen textura granulada que retira las células muertas), o los exfoliantes químicos como los AHA o BHA que eliminan las capas más superficiales de la piel mejorando su textura y devolviéndole su luminosidad.



Y además:
Maquillaje para pieles claras
¿Qué colorete elegir según tu tono de piel?

Puede interesarte

Cómo maquillar una piel madura

Cómo maquillar una piel madura

Cómo maquillar una piel madura Cómo maquillar una piel madura

Tutorial de maquillaje: cómo trabajar la piel Tutorial de maquillaje: cómo trabajar la piel

¡Hazte con los glitter lips en un abrir y cerrar de ojos! ¡Hazte con los glitter lips en un abrir y cerrar de ojos!