Inicio / Belleza / Tratamientos / Cómo conseguir una tez clara impecable

Cómo conseguir una tez clara impecable

Publicado por mvega
Publicado en 5 de septiembre de 2008

Tienes la tez clara y quieres resaltarla. Descubre los secretos de una bella transparencia. ¿Cuáles son las características de una piel clara? Una luminosidad natural y una ausencia de imperfecciones que dan la impresión de frescura y de juventud. Un aspecto lechoso y opalino que destaca los ojos y los labios.

¿Cuál es la regla de oro para lucir una tez clara perfecta?
Para tener una piel bonita, nítida, sana y perfectamente cuidada es necesario desmaquillarse bien a diario y unos cuidados adaptados, crema protectora durante el día y nutritiva por la noche. Sin olvidar una exfoliación regular para eliminar las células muertas y devolver a la piel su luminosidad.

Solución
Lo ideal para una tez clara es conseguir una verdadera perfección de la piel con un aspecto natural. Hablamos de luz, no de color. Estás maquillada, pero no se nota.

¿Cómo?
Maquíllate con la luz del día, evita la iluminación eléctrica, ya que deforma los colores.
Utiliza una base de maquillaje blanco-rosa, que despierta la luminosidad y resalta el tono de piel. Aplícala en el dedo y espárcela. Es el telón de fondo. Luego, opta por un fondo fluido, de una textura ligeramente nacarada y de una tonalidad parecida a la de tu piel o un poco más clara. Aplícalo con un pincel del centro de la cara hacia el exterior, en barrido ligero, y acaba descendiendo poco a poco por el cuello. Los reflectores de luz crean una ilusión perfecta y tapan la piel de forma transparente.
Para un acabado sofisticado y aterciopelado, aplica con un pincel grande polvo libre transparente sobre todo el rostro o polvo compacto de color beige-rosado, que cubre un poco más. Que sea más claro durante el día y más rosado por la noche.

Maquillaje ideal según el tipo de piel
Si tienes la piel normalmente clara: básico, opta por el efecto “buena cara” con una base melocotón/albaricoque. Y elige un fondo en crema o compacto, de un tono por encima de tu piel. Evita tonos rosados si tienes una ligera cuperosis, ya que acentúa el lado rosáceo.

Si tienes la piel blanca asiática, se mantendrá clara y luminosa con una base malva, que le devolverá su luminosidad. A continuación, aplica un fondo en polvo, mate y beige neutro para unificar la tez.

Si tienes la piel clara, utiliza una base de maquillaje blanca-rosa, un fondo en un tono parecido a tu piel y aterciopela tu tez con un polvo transparente.

Puede interesarte